IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Mueren baleados cuatro niños y su abuela en Los Ángeles. El padre de los menores se entregó a la policía tras el crimen

Las víctimas fueron halladas en una vivienda al norte de Los Ángeles con heridas en la parte superior de su cuerpo. El hombre está detenido con una fianza de dos millones de dólares.

Cuatro niños y su abuela materna fueron encontrados muertos a tiros el domingo por la noche en su casa de Lancaster, California. El padre de los menores fue detenido bajo una fianza de dos millones de dólares tras entregarse a la policía, informó el Departamento de Policía del condado Los Ángeles citado por The Associated Press.

El tiroteo fue reportado justo antes de las 10:30 de la noche (hora local) en una vivienda en el bloque 3500 de Garnet Lane.

Cuando los agentes llegaron, encontraron los cuerpos de una niña y tres niños, todos menores de 12 años, así como los de su abuela materna, que rondaba los 50 años, con disparos en la parte superior de su cuerpo.

La policía sigue interrogando al principal sospechoso.
La policía sigue interrogando al principal sospechoso.Getty Images

Las cinco víctimas fueron declaradas muertas por los paramédicos en el lugar de los hechos.

El padre de los niños, identificado como Germarcus David, de 29 años, se presentó ante una estación de policía y quedó arrestado tras prestar declaración.

[Arrestan a cuatro sospechosos del robo en grupo a un Home Depot de California]

Las circunstancias del tiroteo y los motivos no han sido aclarados, y tampoco se ha revelado la identidad de las víctimas. Las autoridades tampoco dieron datos sobre la madre de los menores.

David es un guardia de seguridad cuyo permiso para llevar armas de fuego fue cancelado, según la Oficina de Seguridad y Servicios de Investigación de California citada por el diario Los Angeles Times, aunque no dieron detalles sobre el motivo de la rescisión.

Varios vecinos contaron que el domingo por la noche oyeron gritos procedentes de la casa donde se registraron los disparos.

"Vimos a una mujer gritando fuera [de la vivienda], y no sabemos quién es pero estaba gritando", dijo Ángelo Beltrán al Times.

Grace Beltrán aseguró que la mujer decía "¡Mis bebés se han muerto!".


En una primera edición de esta información se aseguró erróneamente que la mujer fallecida era la esposa del hombre que se entregó a la policía, cuando en realidad es su suegra y abuela de los niños.