IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El acusado del tiroteo en el Walmart de El Paso planea declararse culpable de cargos federales por crímenes racistas

La Fiscalía federal no pedirá pena de muerte por estas acusaciones pero el presunto asesino podría recibir la inyección letal en caso de ser condenado a nivel estatal por las 23 muertes.
/ Source: The Associated Press

El hombre acusado de asesinar a 23 personas y herir a una veintena en un tiroteo en un centro comercial Walmart de El Paso (Texas) en 2019 planea declararse culpable de los cargos federales que pesan en su contra, según los documentos presentados días después de que el Gobierno federal anunciara que no pedirá la pena de muerte.

Patrick Crusius está acusado de crímenes de odio racista a nivel federal, pero afronta además cargos estatales por los asesinatos por los que sí podría enfrentarse a la pena de muerte si es condenado.

En un documento presentado el sábado, sus abogados pidieron una nueva audiencia, que se celebrará el 8 de febrero, para que cambie su declaración y acepte su culpabilidad de los cargos federales, que incluyen también la tenencia de armas ilegales.

[En los tiroteos de California se usaron pistolas semiautomáticas, no rifles de asalto como en otros ataques. ¿Son legales?]

El sospechoso de la masacre en un Walmart de El Paso, Patrick Crusius, se declara no culpable durante su lectura de cargos, el 10 de octubre de 2019, en El Paso, Texas.
Crusius, en corte el 10 de octubre de 2019 en El Paso.Briana Sanchez / AP

Crusius se entregó a la policía después del tiroteo, admitiendo ser el autor y explicando que buscaba disparar a mexicanos, según su orden de arresto. Los fiscales dicen que publicó un manifiesto en internet antes del tiroteo en el que denunció “la invasión hispana de Texas”.

El tiroteo del 3 de agosto de 2019 ocurrió en un ajetreado día de fin de semana en un Walmart que es popular entre los compradores de México y Estados Unidos. Además, dos docenas de personas resultaron heridas. Muchas de las víctimas eran mexicanas.

El Paso es una ciudad mayoritariamente hispana que forma un área metropolitana internacional con Ciudad Juárez con más de dos millones de habitantes. En el lado estadounidense, los suburbios se extienden hasta Nuevo México.

Aunque los casos federales y estatales han progresado en caminos paralelos, no está claro cuándo se celebrará el juicio estatal; hay una audiencia programada para el miércoles, según registros judiciales.

La fiscal de distrito que había estado a cargo del caso estatal, Yvonne Rosales, renunció en noviembre por acusaciones de incompetencia que involucraron cientos de casos en El Paso y retrasaron el juicio contra Crusius. El gobernador de Texas, Greg Abbott, nombró el mes pasado a un nuevo fiscal de distrito para “restaurar la confianza” en el sistema de justicia penal local. El juicio se celebrará previsiblemente el año que viene.