Dos niños ayudaron a secuestrar a otro en México. Su búsqueda desveló una ‘casa de los horrores’

Las autoridades revelan nuevos detalles del secuestro de Dylan Esaú Pérez tras el descubrimiento de una vivienda donde se esclavizaba a niños en condiciones terribles. El menor sigue desaparecido.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El escándalo por el secuestro y explotación de menores en la ciudad  mexicana de San Cristóbal de las Casas sigue arrojando detalles grotescos, según ha informado agencia de noticias The Associated Press. 

Los fiscales presentaron este miércoles nuevas pruebas de que una mujer aparentemente usó a otros menores para ayudarle a secuestrar a un niño de 2 años.

El operativo policial que se llevó a cabo en esa turística ciudad del estado sureño de Chiapas para buscar al niño, identificado como Dylan Esaú Gómez Pérez, dio con una vivienda de los horrores donde 23 menores que habían sido secuestrados estaban retenidos en condiciones deplorables y eran obligados a vender baratijas y artesanías en la calle.

Pero Dylan, que cumple 3 años en noviembre, no estaba allí.

Juana Pérez pide ayuda a AMLO para encontrar a su hijo Dylan este martes.AP

Luego de revisar las grabaciones de las cámaras de vigilancia, el fiscal general de Chiapas, Jorge Llaven, dijo que se pudo observar que un niño y una niña, ambos de unos 12 años, hablaban con una mujer que es sospechosa del secuestro ocurrido el 30 de junio.

Llaven identificó a la mujer por el nombre de Ofelia y ofreció una recompensa de 13.500 dólares por información sobre su paradero y el del niño desaparecido.

En imágenes extraídas de las cámaras, ambos menores  ingresan a un mercado público de la ciudad colonial, donde la madre de Dylan trabaja. Dylan parece seguir al niño, y luego la niña lo toma de la chaqueta por la espalda y sale del mercado con él. Posteriormente, la menor regresa sola, aparentemente tras haber entregado el niño desaparecido a alguien más.

Juana Pérez, madre de niño desparecido Dylan.AP

Llaven dijo el martes que en una búsqueda realizada el lunes, relacionada con la desaparición de Dylan, se halló una casa donde los niños —la mayoría de entre 2 y 15 años de edad, salvo tres bebés de entre 3 y 20 meses— eran obligados a vender baratijas en la calle.

“Además les obligaban a regresar con una cuota mínima de dinero para que tuvieran derecho a alimentos y a dormir en la casa”, destacó.

[Secuestran y asesinan a una niña de 5 años en Chiapas. Los detenidos podrían ser condenados a 170 años de prisión]

San Cristóbal es una pintoresca ciudad popular entre los turistas con una amplia población indígena. No es inusual ver a niños y adultos vendiendo artesanías locales, como esculturas y textiles bordados, en sus estrechas calles adoquinadas.

Pero pocos visitantes sospechaban que algunos de los niños que venden artesanías habían sido robados de sus casas.

La fiscalía de Chiapas indicó en un comunicado que los menores de edad “eran obligados a vender artesanías en el centro de la ciudad mediante violencia física y psicológica” y que “mostraron desnutrición y condiciones precarias”.

Muchos de los pequeños dormían en lo que parecían ser láminas de cartón y frazadas sobre un suelo de cemento, según un video presentado por los fiscales. Tres mujeres han sido detenidas en el caso y podrían enfrentar cargos de tráfico de personas y de trabajos forzados.

“Ya valiste, súbete”. Estudiante denuncia intento de secuestro afuera del Metro Tezonco, CdMx

Dylan estaba con su madre, Juana Pérez, en el mercado el día que fue secuestrado. La mujer exigió este martes delante del Palacio Nacional en la capital mexicana una entrevista con el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para pedirle que le ayude a encontrar a su hijo.

Pequeño Dylan en una pancarta.AP

Vea también: 

La madre de Karol Nahomi, la bebé de 5 meses hallada muerta, mintió sobre su secuestro

Informe denuncia al menos 636 casos de secuestro, violación y ataque a solicitantes de asilo en México

Secuestro masivo en Guanajuato: se llevan a una veintena de jóvenes de un centro de rehabilitación y 13 aparecen golpeados