IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Detienen a la madre y a su novio por la muerte del niño cuyo esqueleto fue hallado en una casa de Texas

El menor llevaba más de un año muerto cuando su hermano mayor llamó a la policía desde la vivienda en la que ellos y otros dos hermanos habían sido abandonados hace meses.

La madre del niño de 8 años cuyo esqueleto fue hallado en la vivienda en la que aparentemente había sido abandonado junto a sus hermanos en Houston fue arrestada el martes, informaron las autoridades de Texas. Su novio, Brian Coulter, de 31 años, fue detenido también y acusado del asesinato del menor.

La mujer, identificada como Gloria Williams, de 35 años, está acusada por su parte de un delito grave de lesiones a un niño por omisión, de no proporcionar atención médica y una supervisión adecuada, y de manipulación de pruebas.

Ambos fueron enviados a la prisión del condado de Harris sin fianza a la espera de comparecer ante un juez. El sheriff del condado de Harris, Ed Gonzalez, no descartó que se presenten más cargos contra ellos a medida que avanza la investigación, según informa la agencia de noticias The Associated Press.

El forense del condado de Harris determinó que el menor sufrió múltiples lesiones causadas con un objeto contundente, por lo que su fallecimiento ha sido considerado un homicidio.

[“Me apuñalaste”: este niño sobrevivió una masacre familiar de la que su padre es el sospechoso]

La historia de estos cuatro hermanos, de entre 7 y 15 años, ha conmocionado a la sociedad estadounidense cuando, el pasado domingo, el mayor llamó a la oficina del sheriff de Harris para alertar de que los restos de uno de sus hermanos yacía en una de las estancias de la casa que compartían.

La madre y su novio "se mudaron a otro apartamento y dejaron a los niños abandonados ahí", dijo el sheriff. Los menores llevaban meses sobreviviendo solos.

Las autoridades creen que el pequeño falleció entre el 20 y el 29 de noviembre de 2020, "alrededor de Thanksgiving del año pasado".

La madre de los niños y su pareja fueron localizados el mismo domingo, pero las autoridades les dejaron en libertad sin cargos tras interrogarles al no tener suficientes pruebas en ese momento para arrestarles, según explicó Gonzalez este miércoles en una rueda de prensa.

Pero tras la publicación del reporte forense y de las evidencias recabadas, la policía procedió a detenerlos el martes.

Abuso infantil

El detective Denis Wolford, supervisor de la unidad de homicidios a cargo de la investigación subrayó que se trata del "clásico caso de abuso infantil". 

"Ambos son agresores: él físicamente y ella por omisión", dijo.

El sheriff, quien describió la situación como "desgarradora", explicó que los hermanos vivían en "condiciones deplorables" y que el mayor se encargaba de cuidar y dar de comer a los otros.

[Las autoridades hallan con vida a Christopher, el niño de 3 años que desapareció en Texas]

"No sabemos cómo controlaron el olor [del cuerpo en descomposición], cómo pasaron esa etapa porque al principio es muy fuerte", señaló Gonzalez.

Su apartamento, que se encuentra en un complejo de viviendas, carecía de electricidad y no disponían de muebles o cobijas.

Los hermanos más pequeños parecían desnutridos, con un grado de madurez menor al que les corresponde por edad, y presentaban lesiones físicas, según el sheriff.

Se mostraron cariñosos con los agentes y dijeron tener hambre. "Pidieron donuts", dijo el supervisor de la unidad de homicidios.

Los tres fueron llevados a un hospital y por orden de un juez ya están bajo la tutela del Departamento estatal de Servicios para la Familia.

Las autoridades prevén que necesitarán mucha ayuda psicológica para superar esta experiencia, pero adelantaron que los tres "serán testigos claves en la acusación", dijo Wolford.

La última vez que fueron a la escuela fue en mayo de 2020, según el distrito escolar de Alief.