IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Comunidad de personas sin hogar vive con miedo tras un tiroteo que dejó un muerto y al sospechoso libre en Las Vegas

Aunque las autoridades no saben cuál fue la causa del ataque, las personas en esta condición creen que existe una agresión continua contra ellos desde hace tiempo. “Me preocupa que pueda volver a ocurrir. ¿Quién dice que no me puede pasar a mí?”, dice un residente del campamento.

Por Deon J. Hampton - NBC News

Los residentes de un campamento de personas sin hogar en el que una persona murió baleada y otras cuatro resultaron heridas declararon estar asustados y enfadados, ya que el agresor sigue en libertad y la policía dice desconocer por qué se atacó a esta comunidad.

Pero algunos residentes del campamento afirman que el motivo del tiroteo del 1 de diciembre está claro para ellos y ejemplifica la violencia continua que sufren las personas sin un techo, incluidos los recientes tiroteos en Los Ángeles contra tres personas en esa condición.

Shawn Fierro, 30, at a homeless encampment in Las Vegas.
Shawn Fierro, de 30 años, en un campamento de personas sin techo en Las Vegas.Bridget Bennett for NBC News

“Creo que fue algo contra las personas sin hogar”, afirmó Verónica Ledesma, de 29 años, que vive en un campamento a dos manzanas de donde se produjo el tiroteo.

Ledesma, quien se quedó sin hogar hace 14 años cuando sus padres la echaron de su casa en Las Vegas, forma parte del creciente número de personas sin techo en el área metropolitana, donde en enero se alcanzó la cifra más alta en ocho años, casi 7,000, según una encuesta realizada por el condado de Clark.

Las autoridades de Las Vegas culpan a la pandemia, a la inflación y a la escasez de viviendas asequibles por el creciente número de personas sin hogar en la región, a menudo consideradas como desechos de la sociedad y entre las que se cuentan muchos enfermos mentales y toxicómanos.

Algunos se han visto literalmente obligados a pasar a la clandestinidad, convirtiendo en refugio acueductos y túneles construidos para controlar las inundaciones bajo The Strip en Las Vegas. Pero estas personas llevan décadas sufriendo ataques. A principios de la década de 2000 se grabaron en video y se vendieron bajo el nombre de Bumfights (peleas de vagabundos), y en 2008 un hombre sin hogar fue quemado vivo en Los Ángeles.

“Estoy enfadado y triste”, contó Shawn Fierro, de 30 años, quien conocía a las cinco víctimas del tiroteo, ya que vive en una tienda de campaña cerca de la Ruta 95, a unas 10 millas (aproximadamente 16 kilómetros) de las luces y sonidos del centro de entretenimiento de Las Vegas.

Fierro acepta que teme ser la próxima víctima.

“Me preocupa que pueda volver a ocurrir”, precisó. “¿Quién puede decir que no me puede pasar a mí?”.

El Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas ha hecho público un vídeo de vigilancia del sospechoso huyendo del lugar del tiroteo, que se produjo después de que tres personas sin hogar fueran asesinadas a balazos en Los Ángeles a finales de noviembre. Las autoridades de Las Vegas han dicho que los tiroteos no están relacionados.

Shawn Fierro holds a friend’s guinea pig.
Shawn Fierro sostiene al conejillo de indias de un amigo.Bridget Bennett for NBC News

Varias personas que viven en el campamento dondeocurrió el ataque dijeron que desde entonces han sido acosados y amenazados por los propietarios de viviendas locales que no los quieren en su barrio.

“Intentamos permanecer ocultos y fuera de la vista del público, pero nadie nos quiere en la comunidad”, aseguró Ledesma, que duerme en una esquina de hormigón bajo una gran lona azul que cubre su sofá cama usado, una manta, ropa y el conejillo de indias sin nombre que encontró una noche.

“Hay ratas y cucarachas, así que hay que tener una cama”, dice sobre su sofá cama.

Frank Lucero, de 46 años, un hombre que se quedó sin hogar hace ocho años tras divorciarse y perder su trabajo, afirma que se ha acostumbrado a vivir en peligro.

“No tengo miedo”, afirma.


Frank Lucero at a homeless encampment in Las Vegas.
Frank Lucero, 46.Bridget Bennett for NBC News

La policía de Las Vegas se negó a comentar sobre lo que están haciendo para proteger a esta población de la ciudad y remitió a NBC News al sitio web de su Equipo de Alcance para Personas sin Hogar, que tiene como objetivo “disminuir el número de personas sin hogar que requieren respuestas médicas y de aplicación de la ley.”

Los funcionarios de la ciudad aprobaron una ordenanza de campamentos en 2019 que convierte en delito menor acampar o dormir en derechos de paso públicos, en aceras o calles, en el centro de la ciudad y en vecindarios residenciales cuando hay camas disponibles en el Courtyard Homeless Resource Center u otro proveedor de servicios sin fines de lucro.

El centro de recursos, con 500 camas al norte del centro de la ciudad, en el Corredor de la Esperanza, donde se concentra la mayor población de personas sin hogar de la ciudad, ofrece alojamiento y acceso a atención médica, vivienda y servicios de empleo.

No se les exige que estén sobrios y pueden quedarse todo el tiempo que necesiten, explican las autoridades municipales.


Frank Lucero sorts through belongings on December 5, 2023 in Las Vegas, Nevada.
Frank Lucero ordena sus pertenencias el 5 de diciembre de 2023 en Las Vegas, Nevada.Bridget Bennett for NBC News

“El objetivo es que la gente esté sana, tenga vivienda y trabajo”, declaró Jace Radke, portavoz municipal.

A principios de esta semana, cientos de personas se agolpaban en el centro de recursos o acampaban en tiendas de campaña en las calles cercanas.

“Ahora son ellos los que deciden si quieren venir. Algunas personas se resisten a los servicios”, aseguró Radke, aunque recalcó que “es una prioridad para la ciudad ayudar a los necesitados”.