IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Cómo puede un policía confundir su pistola con un ‘taser’ eléctrico y matar a una persona?

"Se sienten de manera diferente en las manos", dice un experto, aunque otros lo comparan con errores que cometemos cada día en nuestra casas.
/ Source: Telemundo

Por Corky Siemaszko – NBC News

¿Cómo pudo una agente veterana de la policía de Minnesota confundir su arma de fuego con una pistola eléctrica, conocida como taser, y disparar mortalmente a Daunte Wright, un joven negro de 20 años?

Esa fue la explicación aportada por el jefe de la policía local sobre el incidente, que provocó indignación y protestas, y derivó finalmente en la dimisión de la agente y el responsable policial. 

La respuesta a esa pregunta puede tener tanto que ver con lo que pasaba por la mente de la agente de la policía de Brooklyn Center, Kim Potter, como con el arma que tenía en la mano, según explicaron expertos.

La pistola Glock es de metal negro y casi una libra más pesada que el taser de plástico de color neón.NBC News

La pistola Glock que empuñaba Potter cuando efectuó el disparo mortal contra Wright, en el momento en el que el supuestamente el joven intentaba huir, es de metal negro y pesa casi medio kilo más que la pistola eléctrica de plástico de color neón que pudo haber creído que sujetaba al ser grabada en un vídeo gritando "¡Taser! ¡taser! taser!"

"Una Glock es una pistola muy ligera", dijo Betsy Brantner Smith, portavoz de la Asociación Nacional de Policía y veterana jubilada de 29 años del Departamento de Policía de Naperville, en Illinois. "Pero una pistola eléctrica es más pesada de lo que se piensa", añadió.

[Despiden a uno de los agentes que amenazaron y golpearon a un militar afrolatino en Virginia después de que la policía estatal abriera una investigación]

Sin embargo, aunque las empuñaduras de las Glocks y los taser están hechas de un tipo de polímero similar, las Glocks tienen un seguro de gatillo mientras que los taser no lo tienen.

"Se sienten de forma diferente en las manos", afirma Dennis Kenney, profesor del John Jay College of Criminal Justice y antiguo policía de Florida.

Además, la mayoría de los departamentos de policía, incluido el de Brooklyn Center, exigen que los agentes lleven sus pistolas en el lado dominante y las pistolas taser en el lado opuesto para reducir el riesgo de confundir las dos armas, dijeron los expertos. Eso es también lo que recomienda Axon, el fabricante de los taser.

"En el vídeo se puede ver que los agentes del Brooklyn Center estaban haciendo eso", dijo Smith.

Así que lo más probable, dijo Smith, es que Potter experimentara algo llamado "resbalón y captura".

[Este conductor hispano temió por su vida al ser blanco de un operativo policial encubierto]

"No es que mirara su pistola y pensara que era una Taser", dijo Smith, "es un horrible, horrible fallo motriz que puede ocurrir en situaciones de mucho estrés. Lo comparo con lo que ocurre cuando te subes a un automóvil alquilado y vas a ponerlo en marcha, y automáticamente echas mano de lo que te resulta familiar antes de darte cuenta de que no estás en tu vehículo. Lo mismo podría haber ocurrido aquí con la pistola eléctrica".

Maria Haberfeld, quien también es profesora de John Jay, dijo: "La gente subestima el nivel de estrés que experimentan los policías durante las paradas de tráfico".

"Muchos policías mueren haciendo lo que deberían ser paradas de tráfico rutinarias" y un oficial veterano como Potter sería muy consciente de ello, dijo Haberfeld. "Cuanto más tiempo estás en el trabajo, más capas de estrés acumulas. Y los errores de juicio ocurren cuando estás bajo estrés", agregó, "sólo puedo suponer que la memoria muscular es lo que ocurrió aquí".

["Una tendencia repugnante": un militar afrolatino demanda a dos policías de Virginia por golpearlo e intimidarlo tras detener su auto]

"No hay ningún indicio de que la agente tuviera la intención de utilizar la fuerza letal", dijo la profesora, aunque "eso no justifica en absoluto este error".

Wright murió el domingo después de que la policía lo detuviera por conducir con la matrícula caducada, descubriera que tenía una orden de arresto, y viera que tenía un objeto colgando del espejo retrovisor -lo que también es una infracción-. Wright intentó huir y fue cuando Potter le disparó en el pecho, según la policía.

Su muerte a manos de una agente de policía blanco indignó a la comunidad negra y elevó la tensión en Minneapolis, donde el exagente de policía Derek Chauvin está siendo juzgado por asesinar presuntamente a George Floyd, un hombre negro cuya muerte desató protestas el verano pasado en todo el país.

Potter, que entregó su placa el martes y dimitió tras 26 años en el departamento de policía, no parecía estar en una situación "en la que alguien estuviera encima de ella y ella estuviera luchando por su vida", dijo Kenney. "Esta era una situación en la que es cuestionable si una pistola eléctrica era incluso necesaria", agregó. 

El trágico asesinato de Wright también pone de manifiesto el escaso entrenamiento que reciben la mayoría de los agentes con la pistola eléctrica, según los expertos.

"Potter era una oficial experimentado, una oficial bien entrenado", dijo Smith, "pero no se entrena tanto con el taser como con las armas de fuego".

Haberfeld se mostró de acuerdo: "Es horrible la formación de la policía en Estados Unidos", dijo, "no reciben cursos de actualización durante años. Y con el taser, son sólo unas horas".

[La defensa de Derek Chauvin se esfuerza por justificar el uso de la fuerza contra George Floyd: "Siguió su entrenamiento]

Smith dijo que la razón de esto tiene mucho que ver con los costos: "Cada cartucho de un taser es caro y no todos los departamentos tienen simuladores de estas pistolas en los que los agentes puedan entrenarse".

Wesley Skogan, profesor emérito de ciencias políticas de la Universidad Northwestern, especializado en el ámbito policial, dijo que los agentes "tienen muchas cosas en su cinturón de servicio".

"Además de sus pistolas y de las pistolas paralizantes, llevan spray de pimienta, una porra, esposas, guantes, lo que sea", dijo Skogan, "pero cuando reciben formación se hace hincapié en las armas. Las armas de fuego son su mejor amigo".

[Arrodillarse sobre el cuello de George Floyd fue "totalmente innecesario": testifica el policía de mayor experiencia en Minneapolis]

Como resultado, cuando un agente se encuentra en una situación potencialmente peligrosa, su instinto es echar mano de su pistola en lugar del taser, dijeron los expertos.

Los tiroteos mortales en los que los agentes confunden las armas de fuego con los taser son poco frecuentes, "pero esto ha ocurrido al menos 16 veces en los últimos 10 años", dijo Smith.

El diario Minneapolis Star Tribune informó que desde 1999, cuando taser introdujo su primer modelo con forma de pistola, se han producido al menos 11 incidentes de este tipo. Los taser anteriores se parecían más a controles remotos de televisión.

El ejemplo más conocido es el tiroteo mortal del día de Año Nuevo de 2009 contra Oscar Grant en Oakland, California, por parte de un agente de policía que también fue grabado en vídeo e inspiró la película Fruitvale Station.

[El juez del juicio contra Derek Chauvin rechaza aislar al jurado para evitar influencias]

En ese caso, el equipo de defensa del agente Johannes Mehserle dijo que éste agarró por error su arma en lugar de su pistola eléctrica cuando disparó por la espalda a Grant, que estaba tumbado. Un jurado declaró a Mehserle culpable de homicidio involuntario, y fue condenado a dos años de prisión.

El investigador británico James Reason fue uno de los primeros en estudiar lo que se conoce como "errores de captura". En su libro Human Error dio una serie de ejemplos benignos de este fenómeno, como mudarse a una nueva casa pero escribir su antigua dirección en un sobre o jurar no consumir azúcar por la noche y luego espolvorear azúcar en los copos de maíz a la mañana siguiente.

Después de ver las imágenes de vídeo de los últimos momentos de Wright, los expertos dijeron a NBC News que vieron otras deficiencias en la forma en que se manejó la parada de tráfico.

"Si se trataba de una parada de tráfico normal, ¿por qué había tres agentes allí?", dijo Kenney, "y teniendo en cuenta lo que ha sucedido, ¿por qué detener el tráfico?".