IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Un dolor muy grande": preocupación por los cinco miembros de una familia latina arrollados en Waukesha

Fracturas en el cráneo, estado de coma, múltiples operaciones de emergencia y laceraciones en todo el cuerpo son algunos de los suplicios por los que han pasado tres niñas Perales y sus padres, tras el fatídico desfile en Wisconsin.

Por Luis Hernández Ojesto M. y Rubén Pereida

Los Perales caminaban en el desfile navideño de Waukesha el domingo por la tarde cuando una camioneta los embistió sorpresivamente, enviando al hospital con múltiples heridas a los padres y sus tres niñas.

Hasta ahora, seis personas han muerto y más de 60 resultaron heridas en el atropello durante el festival, incluido un niño de 8 años llamado Jackson Sparks que falleció el martes en el Hospital Infantil de Wisconsin a causa de las heridas que sufrió.

En ese mismo hospital, todavía se encuentran en situación crítica otros seis niños, incluida una de las hermanas Perales de 11 años.

Una de las hermanas Perales, menores de edad que resultaron heridos en el atropello mortal en Waukesha, se recupera en el Hospital Infantil de Wisconsin.Noticias Telemundo

Fotografías obtenidas por Noticias Telemundo muestran a dos de las niñas en el hospital, una de ellas intubada y la otra en cama. Ambas tienen sus rostros cubiertos de laceraciones.

César Perales fue testigo del momento en el que una camioneta SUV marrón que presuntamente conducía el sospechoso Darrell Brooks, quien se encuentra bajo custodia, impactó contra cinco de sus familiares.

“Estar ahí enfrente de ellos, mirándolos cómo están sufriendo, siente uno pues feo, un dolor muy grande”, contó en entrevista con Noticias Telemundo el tío de las menores hospitalizadas, quien también habló de las intervenciones quirúrgicas que ha enfrentado el padre de la familia.

“Le hicieron una cirugía en el pie derecho de casi seis horas el domingo, hoy lo volvieron a operar y al parecer el viernes le van a hacer otra operación en el mismo pie”, destacó.

La familia Perales, antes del atropello en el desfile navideño de Waukesha, Wisconsin.Cortesía

Estar ahí enfrente de ellos, mirándolos cómo están sufriendo, siente uno pues feo, un dolor muy grande”

César Perales familiar de las víctimas

Tanto la hermana de 10 años como su papá también siguen hospitalizados. La madre de las niñas y la hermana menor ya fueron dadas de alta y actualmente continúan su recuperación desde casa.

“Para mí ha sido devastador, algo que jamás nos imaginamos, algo tremendo, inaceptable”, le dijo a Noticias Telemundo Bertha Granado, tía abuela de las niñas lesionadas.

[Violencia machista, abuso sexual y drogas. Este es el historial del conductor que causó cinco muertos en Wisconsin]

"El auto los golpeó directamente"

Otra pariente, Lucero Isabel Perales, abrió una página de GoFundMe para recaudar fondos para ayudarlos a pagar por su atención médica en el hospital.

"Mi familia era parte del desfile junto con el grupo católico de Waukesha. El auto los golpeó directamente y actualmente están en el hospital", escribió la familiar en la página web mencionada.

"Mi tío se rompió la pierna y tuvo que ser sometido a una operación de emergencia de seis horas. Actualmente está en terapia intensiva. Una de mis primas tuvo una fractura de cráneo y se encuentra en coma y mis primas mayores tienen muchas contusiones en todo el cuerpo", agregó.

Hasta ahora han logrado recaudar más de 52,000 dólares, que aseguran se utilizarán de manera íntegra para cubrir las facturas del hospital.

“Esperamos el milagro que muchas de las personas que sufrieron este trauma, este accidente, también están esperando ese milagro”, dijo Granado.

El pastor Edwin Aparicio, quien también fue testigo del brutal atropello en Waukesha, todavía batalla para entender cómo alguien pudo haber hecho algo así.

[Entre los heridos de Waukesha hay inmigrantes indocumentados que viven una odisea para recibir atención médica]

“¡¿Por qué haces eso?!”, exclamó llevándose las manos a la cabeza, durante una entrevista con Noticias Telemundo. "Las personas salieron volando, las familias estaban llorando”, detalló.

Brooks, de 39 años, ha sido acusado de cinco cargos de homicidio voluntario en primer grado, crímenes que ameritan la pena de cadena perpetua en caso de que sea hallado culpable.

Los fiscales anunciaron el martes que la próxima semana presentarán más cargos relacionados con las 62 víctimas de lesiones y una acusación adicional de homicidio por la muerte del niño Sparks.