IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Esta mexicana viajó por amor a otro país y acabó muerta y profanada en una playa. Su presunto asesino se siente "humillado"

Se conocieron por un videojuego. Su cuerpo fue hallado desfigurado y sin órganos. Un anillo de plata fue clave para la policía, que está ahora en alerta por una carta del detenido.

Entraron en contacto a través de un videojuego y comenzaron una relación. Ella viajó a Perú para conocerlo y cuatro meses después su cuerpo fue hallado en una playa de Perú. El martes las autoridades peruanas ordenaron nueve meses de prisión preventiva contra él.

El estudiante peruano de medicina Juan Pablo Villafuerte, de 37 años, está acusado del feminicidio de la mexicana Blanca Olivia Arellano Gutiérrez, de 51 años, según señaló la Fiscalía de Perú este martes a través de la red social Twitter.

Villafuerte es sospechoso de la desaparición y muerte de Arellano, que llegó el 27 julio para encontrarse con él, según dijo su sobrina Karla Arellano, que había pedido ayuda en las redes el pasado 12 de noviembre para localizar a "una de las personas más amadas e importantes de su vida".

“Ellos tenían una relación ya de tiempo a través de línea. Al pasar los meses mi tía me contaba que estaba feliz, estaba tranquila y que su relación iba muy bien”, relató. “El lunes 7 de noviembre fue el día que para la mayoría de los que la conocemos dejó de tener contacto en redes sociales. Decidí comunicarme con Juan P ya que era el único contacto que ella tenía en ese país y ahí es donde se disparó nuestro temor”, continuó.

[Un trabajador mata a tiros a 6 personas en un Walmart de Virginia y luego se suicida]

La mujer aseguró que él le dijo que su tía se había marchado a Lima para regresar a México porque él “no podía darle la vida que ella quería”. La familia pidió ayuda a la embajada de México, que  contactó con la policía y la Fiscalía peruanas, según informó el periódico La República.

Se conocieron a través del videojuego Fornite, según el diario El Universal. Una vez en Perú, ambos convivieron en un apartamento de Huacho, en el departamento de Lima, según el diario.

Los familiares de Arellano reportaron su desaparición el 7 de noviembre, dos días antes de que pescadores hallaran restos humanos en una playa de esta localidad. El informe forense indicó que los restos hallados en la playa de Chorrillos eran de Arellano.

Según medios locales, el cuerpo presentaba fracturas en las costillas, no tenía órganos, se le habían borrado las huellas digitales de las manos, y el rostro fue retirado con la intención de que no pudiera ser identificada.

Villafuerte fue detenido el 17 de noviembre, según la policía. “En todo el tiempo de servicio que tengo es la primera vez que me toca ver algo tan lamentable. Una persona con alteraciones mentales porque una en su sano juicio jamás haría ello”, dijo el coronel Luis Ángel Santos, jefe policial de Huacho, según El Universal.

Un anillo de plata fue clave para iniciar con las investigaciones. De acuerdo con la familia de Arellano, la joya de color plateado con negro encontrada entre los restos tenía características parecidas al accesorio que portaba la mujer. Los peritos confirmaron después que se trataba del anillo de la mexicana, según La República.

El presunto asesino ha negado ser el autor del crimen y, según dicho medio, las autoridades redoblaron la seguridad en su celda ante el temor de que pudiera quitarse la vida, luego de hallar una carta de despedida en que sostenía que no iba a “soportar la humillación” de ser señalado como un autor del crimen.

Con el caso de Arellano, ya son 39 las mujeres que, en lo que va de 2022, murieron asesinadas en la expresión más extrema de violencia de género en Perú, donde los feminicidios reportados en los últimos cinco años suman un total de 674, informó el Ministerio Público, de acuerdo con la agencia de noticias Efe.