IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Ataque mortal al Capitolio: un hombre embiste con su auto a dos policías y es abatido tras salir armado con un cuchillo

El agresor fue baleado por agentes y ha muerto. Uno de los oficiales falleció y el otro se encuentra herido y hospitalizado. La sede de la Cámara de Representantes y del Senado en la capital fue sellada por la alerta.
/ Source: Telemundo

Un agente de la policía del Capitolio murió y otro resultó herido de gravedad este viernes junto a la sede del Congreso en Washington, D.C. luego de que una persona los embistiera con un vehículo. El agresor se bajo del auto y amenazó a otros agentes con un cuchillo. Fue abatido a tiros y murió cuando era trasladado al hospital. 

El oficial que falleció era William Evans, quien había sido miembro de la Policía del Capitolio por 18 años, según informó la jefa de ese cuerpo policial, Yogananda Pittman, en un comunicado de prensa. Evans era parte del equipo de primera respuesta. 

“Es con profunda tristeza que comparto la noticia del fallecimiento del oficial William 'Billy' Evans esta tarde debido a las heridas que sufrió luego de un ataque en la Barricada Norte por un asaltante solitario. El oficial Evans había sido miembro de la Policía del Capitolio de los Estados Unidos durante 18 años. Comenzó su servicio en la USCP el 7 de marzo de 2003 y fue miembro de la Unidad de Primeros Auxilios de la División del Capitolio. Por favor, mantenga al oficial Evans y su familia en sus pensamientos y oraciones ".

Cuatro oficiales de alto rango que han sido informados sobre la investigación dijeron que el sospechoso es Noah Green, un hombre de 25 años, de Indiana, quien murió a causa de sus heridas tras ser alcanzado por disparos de la policía.

El jefe de la policía del Capitolio dijo en una rueda de prensa que el agresor tenía ofensas previas pero hasta el momento no se le habían encontrado nexos con grupos terroristas extranjeros. La investigación se encuentra en su fase preliminar.

El ataque ocurrió poco después de la una de la tarde en el punto de acceso de vehículos de la Barricada Norte a lo largo de la Independence Avenue. El Capitolio, sede de la Cámara de Representantes y del Senado, se cerró bajo estado de alerta durante más de dos horas.  El Congreso está en receso esta semana, por lo que muchos legisladores habían regresado a sus estados.

Un automóvil se estrelló contra una barricada frente al Capitolio, hiriendo a dos oficiales de la Policía.AP

Una fuerte presencia policial descendió rápidamente sobre la zona. Múltiples ambulancias llegaron al igual que varios helicópteros. Personal de primeros auxilios sacó dos camillas de una ambulancia y un helicóptero aterrizó en el frente este del Capitolio. Un perímetro de varias calles a la redonda ha sido cerrado al público y la prensa.

Un mensaje enviado a las oficinas del Congreso decía: "Debido a una amenaza a la seguridad externa", "no se permite entrar ni salir en este momento. Puede moverse dentro de los edificios, pero manténgase alejado de las ventanas y puertas exteriores. Si está afuera, busque refugio".

La seguridad en el Capitolio se ha reforzado con medidas de seguridad adicionales y miembros de la Guardia Nacional desde que una multitud de partidarios de Trump irrumpiera en el complejo durante el conteo de votos electorales del 6 de enero antes de una sesión conjunta del Congreso.

El presidente, Joe Biden, quien se encuentra en Camp David con su familia este fin de semana, ha sido informado de los últimos detalles de la situación, dijo la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. 

Biden dijo en un comunicado enviado a la prensa: "A Jill y a mí se nos rompió el corazón cuando nos enteramos del violento ataque en un puesto de control de seguridad en los terrenos del Capitolio que mató al oficial William Evans... y dejó a un compañero luchando por su vida. Enviamos nuestras más sentidas condolencias a la familia del oficial Evans y a todos los que lamentan su pérdida. Sabemos lo difícil que ha sido este momento para el Capitolio, para todos los que trabajan allí y para quienes lo protegen".

Añadió: "quiero expresar la gratitud de la nación a la Policía del Capitolio, las Fuerzas de Respuesta Inmediata de la Guardia Nacional y otros que respondieron rápidamente a este ataque. Mientras lamentamos la pérdida de otro valiente oficial de policía del Capitolio, he ordenado que las banderas de la Casa Blanca se bajen a media asta". Esa orden además la extendió a todos los edificios públicos federales, bases militares y navales, y embajadas en el exterior hasta el 6 de abril. 

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, también ordenó que se ondearan las banderas a media asta en el Capitolio, según su vocero Drew Hammill.

El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, comunicó su preocupación en un mensaje en la red social Twitter: "Estoy orando por los agentes de la policía del Capitolio que fueron atacados. Todavía estamos enterándonos de qué ha sucedido. Le agradezco a todos los oficiales de USCP y los socorristas que están en la escena".