IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Arrestan en México al asesino de dos mujeres latinas estranguladas en Utah con dos años exactos de diferencia

Una base de datos de huellas dactilares permitió conectar las halladas en las escenas de ambos crímenes, cometidos el 9 de febrero de 2006 y 2008, con las de Juan Antonio Arreola-Murillo. El esfuerzo de los investigadores "ha dado sus frutos y estamos agradecidos", celebraron las autoridades.

Por Tim Stelloh - NBC News

Un hombre latino fue extraditado la semana pasada desde México, acusado de estrangular hasta la muerte a dos mujeres de Utah -una de las cuales estaba embarazada- con exactamente dos años de diferencia.

Juan Antonio Arreola-Murillo, de 41 años, ingresó en la cárcel del condado de Salt Lake acusado de asesinato con agravantes, robo con agravantes y hurto con agravantes, explicó el lunes la oficina del fiscal del distrito en un comunicado.

El primer crimen ocurrió el 9 de febrero de 2006. Un vecino afirmó haber visto a un hombre agarrar a Sonia Mejía por el cuello y golpearle la cabeza contra la puerta de acceso a su apartamento en Taylorsville, una pequeña ciudad situada al sur de Salt Lake City, de acuerdo con su declaración ante la Corte del Tercer Distrito del condado.

Sonía Mejía estaba embarazada de 6 meses cuando murió estrangulada. Su bebé no sobrevivió.KSL vía Departamento de Policía de Taylorsville

Mejía, que estaba embarazada de seis meses, cayó al suelo y el agresor entró en su apartamento, según los documentos judiciales.

El marido de la mujer la encontró unas seis horas después del ataque. Las llaves, el auto, dos anillos y un colgante de la víctima habían desaparecido.

La autopsia determinó que Mejía había sido estrangulada. El feto no sobrevivió.  

Las huellas dactilares obtenidas de una bolsa de Cheetos y de una botella de Coca-Cola dejadas en la casa, sin embargo, no coincidieron con un perfil de ADN identificado.

[“¡Mis hijos están muertos!”: los tres hermanitos asesinados por su madre en California fueron hallados por su padre]

El segundo crimen del que se acusa a Arreola-Murillo tuvo lugar el 9 de febrero de 2008, en West Valley City, a unas pocas cuadras de donde vivía Mejía.

El cuerpo de Damiana Castillo fue hallado en la entrada de su apartamento. Durante el registro, la policía halló una mesa volteada y el contenido de su billetero esparcido sobre el sofá.

La autopsia determinó igualmente que Castillo falleció por estrangulamiento.

Una huella dactilar encontrada en la cartera de Castillo coincidió con las obtenidas en la casa de Mejía, aunque seguía sin corresponder a un ADN conocido.

La oficina del fiscal del distrito, de todos modos, acusó al presunto agresor en 2010 de asesinato con agravante.

Damiana Castillo falleció en 2008. La autopsia determinó que también había sido estrangulada.Damiana Castillo falleció en 2008. La autopsia determinó que también había sido estrangulada. / KSL vía Departamento de Policía de West Valley City

Pero 6 años más tarde, una base de datos de huellas dactilares conectó las del asesino de ambas mujeres con las de Arreola-Murillo, quien por entonces había sido deportado a México.

"Desde 2008, múltiples detectives han seguido intentando, han seguido probando y han seguido buscando respuestas en este caso. Ha dado sus frutos y estamos agradecidos. Esperamos que ver al responsable de este crimen rendir cuentas traiga al menos algo de paz a la familia de la señora Castillo", manifestó la portavoz policial Roxeanne Vainuku, en declaraciones recogidas por la televisión local KSL.

La oficina del fiscal del distrito no reveló en qué lugar de México estaba Arreola-Murillo, ni cómo lo encontró.