IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Al menos cinco hondureños mueren en un tiroteo ocurrido en una casa en Texas

Entre las víctimas mortales hay un niño de 8 años. Las autoridades buscan a un mexicano identificado como Francisco Oropeza, armado con un rifle tipo AR-15 y que estaría ebrio.
/ Source: The Associated Press

Un hombre en Texas fue a la casa de al lado con un rifle y empezó a disparar a sus vecinos hondureños, matando a un niño de 8 años y a otras cuatro personas que estaban dentro, después de que la familia le pidiera que dejara de disparar balas en su patio porque estaban intentando dormir, dijeron las autoridades el sábado.

El sheriff del condado de San Jacinto, Greg Capers, dijo a la prensa que las autoridades seguían buscando a Francisco Oropesa, de 38 años, tras el tiroteo nocturno en la localidad de Cleveland, a unas 45 millas (unos 72 kilómetros) al noreste de Houston.

Las autoridades pudieron identificar a Oropesa gracias a un documento de identidad expedido por las autoridades mexicanas a los ciudadanos que residen fuera del país, así como a las grabaciones de la cámara del timbre de la puerta. También han interrogado a la esposa del sospechoso.

"Ahora podría estar en cualquier parte", dijo Capers el sábado por la noche. Las autoridades habían dicho en un primer momento que el apellido del sospechoso era Oropeza, pero el FBI en Houston señaló el domingo que ahora se refería a él como Oropesa para "reflejar mejor su identidad en los sistemas de aplicación de la ley." El FBI dijo que el caso "sigue siendo una investigación fluida".

Oropesa utilizó un rifle de estilo AR-15 en el tiroteo, precisó Capers. “Todos los que fueron tiroteados lo fueron de cuello para arriba, casi al estilo de una ejecución”, añadió.

Todas las víctimas eran hondureños. Capers dijo que había 10 personas en la casa y que nadie más resultó herido.

Las víctimas fueron identificadas como: Sonia Argentina Guzmán, de 25 años; Diana Velázquez Alvarado, de 21; Julisa Molina Rivera, de 31; José Jonathan Casarez, de 18; y Daniel Enrique Laso, de 8.

La balacera se produjo alrededor de las 11:30 pm (hora local), cuando agentes de la Oficina del Sheriff del condado de San Jacinto recibieron una denuncia sobre acoso en una vivienda en Cleveland.

Al llegar, encontraron a varias víctimas con heridas. Cuatro personas fueron declaradas muertas en el lugar de la balacera, mientras que una quinta falleció en un hospital, indicó la oficina del sheriff.

Los cuerpos de dos de las mujeres fallecidas fueron descubiertas en un dormitorio sobre los de dos menores que sobrevivieron al ataque.

“Las mujeres hondureñas que estaban tumbadas sobre los niños lo hacían con la intención de protegerlos”, afirmó Capers y añadió que en la casa se encontraron tres niños cubiertos de sangre, pero que no resultaron heridos tras ser trasladados a un hospital.

[Buscan a un hombre acusado de matar a su pareja en Wisconsin y de llevarse a la hija de ambos a México]

El sospechoso estaría armado con un rifle tipo AR-15 y bajo los efectos del alcohol, según la policía. Mide 5’8”, tiene el pelo corto y negro, y vestía unos jeans azules, una camisa negra y unas botas de trabajo cuando fue visto por última vez.

"El individuo mexicano fue identificado por haber disparado su [rifle] .223 en su patio delantero, lo cual es evidente por los casquillos que están tirados" ahí, indicó antes la Oficina del Sheriff del Condado de San Jacinto en un comunicado citado por ABC News.

El enfrentamiento se produjo después de que los miembros de la familia se acercaran a la valla y pidieran al sospechoso que dejara de disparar, dijo Capers. El sospechoso respondió diciéndoles que era de su propiedad y una persona de la casa grabó un video del hombre acercándose a la puerta principal con el rifle.

Las autoridades han estado previamente en la casa del sospechoso, según Capers. “Los ayudantes del sheriff se han acercado y han hablado con él sobre cómo disparaba su arma en el patio”, dijo.

Capers dijo que algunas de las personas que se encontraban en la casa acababan de mudarse de Houston a principios de semana, pero no sabía si pensaban quedarse allí.

Estados Unidos lleva un ritmo récord de asesinatos en masa este año, con al menos 18 tiroteos desde el 1 de enero que han dejado cuatro o más muertos. La violencia obedece a motivos muy diversos: asesinatos-suicidios y violencia doméstica; represalias de bandas; tiroteos en escuelas y venganzas en el trabajo.