IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Acusan al representante George Santos de robar las identidades de sus donantes para hacer cargos a sus tarjetas de crédito

Parte del dinero robado a los contribuyentes de campaña terminó en las cuentas bancarias personales del congresista republicano por Nueva York, según la Fiscalía.

Por Jake Offenhartz - The Associated Press

El representante George Santos, republicano por Nueva York, fue acusado el martes de robar las identidades de donantes de su campaña y después usar sus tarjetas de crédito para gastar decenas de miles de dólares en cargos no autorizados.

Los fiscales indicaron que parte del dinero robado terminó en las cuentas del congresista.

Los 23 cargos sustituyen a anteriores presentados contra el republicano de Nueva York en el que se le acusaba de malversación de fondos de su campaña, y mentir al Congreso sobre su fortuna, entre otros delitos.

El representante George Santos, republicano por Nueva York, el 30 de junio de 2023 en Central Islip, Nueva York.
El representante George Santos, republicano por Nueva York, el 30 de junio de 2023 en Central Islip, Nueva York. Associated Press

Los nuevos cargos incluyen alegaciones de que Santos hizo cargos por más de 44,000 dólares en su campaña durante meses usando tarjetas de crédito pertenecientes a donantes, y transfirió la "vasta mayoría" de ese dinero a cuentas bancarias personales, indicaron los fiscales.

Santos está también acusado de falsamente reportar a la Comisión Federal de Elecciones (FEC, en inglés) que le había prestado 500,000 dólares a su campaña, en un intento de convencer a funcionarios del Partido Republicano de que era un candidato serio, cuando tenía menos de 8,000 dólares en sus cuentas personales.

"Como se ha alegado, Santos está acusado de robar las identidades de personas y hacer gastos usando las tarjetas de crédito de sus donantes sin su autorización, engañando a la FEC y, por ende, al público sobre la situación financiera de su campaña", indicó el fiscal Breon Peace en una declaración.

Santos no respondió inmediatamente a un mensaje de texto y telefónico recabando comentarios. El congresista ha negado previamente que haya desfalcado a nadie.

Los nuevos cargos profundizan los riesgos legales de Santos, quien enfrenta una larga condena si es hallado culpable. Hasta ahora, ha desoído todos los llamados para que renuncie y ha insistido en que se a presentar a la reelección el próximo año.

La historia personal y profesional de Santos como un rico hombre de negocios comenzó a desmoronarse poco tiempo después de ganar la elección para ocupar una silla como representante de Long Island y Queens, el año pasado, lo que puso de relieve una madeja de engaños.

Además de mentir a los votantes sobre su distinguido pasado en Wall Street, su herencia judía, logros académicos y atléticos, trabajo para rescatar animales, tenencia de bienes raíces y más, SAntos está acusado de llevar a cabo numerosos fraudes con el objetivo de enriquecerse y engañar a sus donantes.