IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"Los maté a todos, por supuesto". Acusan al millonario Robert Durst de asesinar a su esposa, que lleva 40 años desaparecida

El magnate, de 78 años, fue condenado a cadena perpetua en California en julio por matar a otra mujer. Un error en un documental de TV reavivó la cascada de acusaciones criminales.

Por Karen Matthews y Michael R. Sisak - The Associated Press

El multimillonario Robert Durst ha sido acusado del asesinato de su primera esposa, Kathie Durst, casi cuatro décadas después de su desaparición y a pocos días de que fuera condenado a cadena perpetua en California por matar a quien supuestamente le ayudó a encubrir el homicidio.

Las autoridades de Nueva York confirmaron este viernes que han presentado cargos contra Durst, de 78 años, cuyos abogados dijeron que fue hospitalizado en Los Ángeles tras dar positivo a COVID-19 y se encuentra conectado a un respirador artificial.

Un detective de la policía estatal presentó una denuncia penal contra Durst este martes en un tribunal municipal de Lewisboro, Nueva York. Lo acusa de asesinato en segundo grado por la muerte de Kathie Durst, quien desapareció en 1982. Es la primera vez que se le acusa de su desaparición.

[El hijo de un millonario mató a una latina al manejar demasiado deprisa su auto de lujo. Su castigo ha enfurecido a sus familiares]

Robert Durst durante el juicio en su contra por asesinato en Los Ángeles, California, el 8 de octubre de 2021.Robyn Beck / AP

Un documental de HBO en 2015 renovó el interés público en el caso, luego de que el heredero parecía admitir haber matado a personas. En una escena, se salió del enfoque de la cámara y murmuró para sí mismo cuando el micrófono todavía estaba encendido: "Los maté a todos, por supuesto".

Los maté a todos, por supuesto"

Robert durst homicida convicto

Por medio de un abogado, la familia de Kathie Durst expresó su satisfacción por los cargos presentados contra el magnate, aunque declinó comentar más al respecto hasta que un gran jurado formalice la acusación, un requisito legal en Nueva York.

Kathie Durst tenía 29 años y estaba por graduarse de la escuela de medicina cuando fue vista por última vez. Durst, quien tenía 38 años en ese momento, llevaba casi nueve años casado con ella y vivían en South Salem, una comunidad en Lewisboro.

El cuerpo de la mujer nunca fue encontrado. Por petición de su familia, fue declarada muerta legalmente en 2017.

El investigador de la policía estatal Joseph Becerra reabrió la investigación en 1999 después de recibir una pista sobre la desaparición. En aquel entonces las autoridades registraron un lago y la casa de la pareja, pero encontraron pocas pruebas. Becerra comparó el caso con buscar "una aguja en un pajar".

En el juicio de Robert Durst en California, Becerra testificó que había querido entrevistar a Susan Berman, una amiga de Durst, pero que nunca pudo hacerlo porque murió en el año 2000.

[El actor Alec Baldwin dispara un arma de utilería en un rodaje y hiere al director y mata a la directora de fotografía]

Los fiscales de Los Ángeles afirmaron que Durst mató a Berman porque ella se estaba preparando para confesarle a la policía cómo lo ayudó a encubrir el asesinato de Kathie Durst.

Tras la muerte de Berman, Durst pasó a la clandestinidad, haciéndose pasar por una mujer muda que vivía en un apartamento económico en Galveston, Texas. Allí, mató a un vecino y lo descuartizó, pero lo absolvieron luego de que le asegurara al jurado que lo había hecho en defensa propia.

Durst fue sentenciado en 2016 a más de siete años en prisión después de que se declarara culpable de un cargo federal por posesión ilegal de armas tras un arresto en 2015 en Nueva Orleans.

La familia de Durst es propietaria de más de 16 millones de pies cuadrados de bienes inmuebles en Nueva York y Philadelphia y es dueña del 10% del rascacielos One World Trade Center en Manhattan, anteriormente conocido como Freedom Tower. Los miembros de la familia compraron la participación de Robert Durst en su negocio por 65 millones de dólares en 2006.

En el documental de HBO de 2015 The Jinx: The Life and Deaths of Robert Durst (El maleficio: La vida y las muertes de Robert Durst), reconoció que inventó detalles sobre lo que sucedió la noche en que su primera esposa desapareció porque “esperaba que todo se esfumara de este modo”.

Esperaba que todo se esfumara de este modo”

Robert Durst condenado por homicidio

Durst, que tiene numerosos problemas médicos, se sentó en una silla de ruedas durante gran parte del juicio en California. Leyó las preguntas de su abogado en una tableta electrónica que las transcribía en vivo porque tiene dificultades para oír.

Durante su testimonio en su juicio en Los Ángeles, Durst negó que hubiese matado a Kathie Durst. Cuando la escuela de medicina de su esposa llamó para preguntar por qué no había ido a clases, él dijo que probablemente estaba "divirtiéndose en algún lugar" y sugirió que era posible que hubiese consumido drogas.

“No pensé que le hubiera pasado algo”, afirmó Durst, hablando lentamente con una voz tensa y ronca, “era algo más bien como: ¿Qué se hizo Kathie a sí misma?”.