IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Una mujer dio a luz mientras luchaba contra el COVID-19 en Florida. Murió días después

"Nunca enfermó y asumimos, como mucha gente, que esto desaparecería tan rápido como llegó", dijo el tío de la mujer de 30 años.

Por Suzanne Ciechalski - NBC News

Una familia en Florida llora desconsolada la muerte de una mujer a causa del COVID-19 apenas unos días después de haber dado a luz a su hija mediante una cesárea de urgencia.

La mujer, Kristen McMullen, de 30 años, fue hospitalizada por coronavirus el 21 de julio, dijo el jueves su tía Melissa Syverson. También se le diagnosticó neumonía y fue enviada a casa después de cuatro días, pero fue hospitalizada de nuevo el 26 de julio.

McMullen dio a luz a su hija, Summer Reign, por cesárea de urgencia el 27 de julio y fue trasladada a la unidad de cuidados intensivos. Fue conectada a un respirador artificial el viernes pasado y murió el mismo día, dijo su familia.

[Siga nuestra cobertura de la pandemia del coronavirus]

"Esa primera semana, sinceramente, la principal preocupación de Kristen era Summer y asegurarse de que estaba bien", aseguró Syverson.

Summer está sana y "definitivamente aporta alegría" a la familia, que está luchando por sobrellevar esta pérdida, agregó Syverson.

Kristen McMullen, de 30 años, murió de COVID-19 apenas unos días después de dar a luz a su hija, Summer. Cortesía Melissa Syverson

James Syverson describió a su sobrina como una persona con objetivos claros y muy unida a su familia. Aseguró que ser madre era uno de sus objetivos y que esperaba formar una gran familia con su marido, Keith, con el que estuvo tres años.

"Nunca se enfermó y asumimos, como mucha gente, que esto desaparecería tan rápido como llegó", dijo. "Como mucha gente más joven —ella solo tenía 30 años— (pensamos) que lo superaría sin problemas y volvería a tomar las riendas de su vida", agregó.

[La FDA autoriza una dosis adicional de la vacuna contra el COVID-19 para las personas más vulnerables]

La familia no quiso decir si McMullen se había vacunado contra el COVID-19, pero aseguró que, independientemente del estado de vacunación de las mujeres embarazadas, otras personas deben tener cuidado con ellas.

"Personalmente, creemos que tanto si una mujer embarazada está vacunada como si no lo está, o si lleva o no mascarilla, creemos que (el COVID-19) corre un gran riesgo de ser mortal para ella o su bebé", dijo Melissa Syverson.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) instaron el miércoles a las mujeres embarazadas a vacunarse contra la enfermedad, ya que la variante delta sigue aumentando en todo el país. Solo cerca del 23% de las mujeres embarazadas han recibido al menos una dosis de la vacuna, según datos de los CDC.

James Syverson dijo que la última vez que él y su esposa vieron a McMullen fue el mes pasado en su baby shower en Florida. Allí abrazó a su sobrina y le dijo lo orgulloso que estaba de ella, relató.

"Le di un gran abrazo y le dije que la quería", contó. "He estado pensando en eso casi sin parar y en cómo tantas personas no tienen la capacidad de decir a sus seres queridos que los quieren y lo mucho que les importan, y estoy muy agradecido de haber podido hacerlo", afirmó.