IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Una doctora negra muere por coronavirus en Indiana después de quejarse de trato racista

Susan Moore, una médica negra de 52 años, murió el domingo en un hospital de los suburbios de Indiana tras sufrir una infección de coronavirus. La doctora había denunciado semanas atrás a través de su cuenta de Facebook el trato recibido por su médico.
Indiana University Health North Hospital
El Indiana University Health North Hospital.Google

Susan Moore, una doctora negra de 52 años, murió el domingo en un hospital de los suburbios de Indiana tras sufrir una infección de coronavirus, semanas después de denunciar el trato del médico blanco que le atendía, que dijo que no se creía le faltara el aire y haber minimizado sus quejas de dolor.

Pese a que Morre era médica, no fue suficiente para recibir el trato y respeto que merecía de su colega de profesión en el Indiana University Health North Hospital. "Expongo y mantengo que si fuera blanca no pasaría por eso", alegó.

El doctor le dijo que se sentía incómodo recetándole más pastillas y sugirió que la darían de alta, según Moore. "Estaba destrozada. Me hizo sentir como si fuera una adicta a las drogas", lamentó en un video publicado en Facebook.

Pero eso no fue suficiente para recibir su trato y el respeto que dijo que se merecía. "Expongo y mantengo que si fuera blanca", dijo en el video, "no tendría que pasar por eso".

Después de que Moore se quejara de su tratamiento, recibió un atención "adecuada" para su dolor. Finalmente fue enviada a casa, y el domingo, poco más de dos semanas después de publicar el video, murió por complicaciones derivadas del COVID-19, según comunicó su hijo, Henry Muhammed, a The New York Times.

[EE.UU requerirá pruebas negativas de COVID-19 para todos los pasajeros de vuelos de Reino Unido]

El caso de la doctora Moore ha generado indignación y nuevos llamamientos para enfrentar el trato médico a los pacientes negros.

"Ha tenido un gran impacto", afirmó la doctora Christina Council, una médica negra de atención primaria en Maryland. “A veces, cuando pensamos en el sesgo médico, nos parece algo lejano. Podemos sentarnos allí y decir: 'Está bien, le puede pasar a alguien que puede ser más pobre'. Pero cuando realmente ves que le sucede a una colega y la ves en la cama del hospital literalmente suplicando por su vida, impacta de una manera diferente: 'Guau, tenemos que hacer algo", añadió.

Un portavoz del Indiana University Health alegó en un comunicado que no podía comentar sobre casos específicos debido a las leyes de privacidad.

“Como organización comprometida con la equidad y la reducción de las disparidades raciales en la atención médica, tomamos muy en serio las acusaciones de discriminación e investigamos todas las acusaciones. Respaldamos el compromiso y la experiencia de nuestros sanitarios y la calidad de la atención que se brinda a nuestros pacientes todos los días", señala en el documento.

[Una Navidad sombría para los desempleados que esperan el cheque]

La pandemia de coronavirus ha sido particularmente devastadora para las comunidades negras y latinas. Los negros han muerto a 3.6 veces más que los blancos y los latinos 2.5 veces más, según un análisis de la Brookings Institution.

Moore afirmó en el video, que compartió en Facebook el 4 de diciembre, que su médico le restó importancia a sus síntomas y le dijo: "Ni siquiera te falta el aire".

"Sí, me falta", contestó la médica, que según relató, tuvo que suplicar para recibir remdesivir, el tratamiento que se usa para tratar a los pacientes que están hospitalizados por coronavirus y no necesitan ventilación mecánica.

[Congresistas republicanos bloquean la propuesta de cheques de $2,000]

La doctora Moore dio positivo al coronavirus el 29 de noviembre y fue admitida en el hospital, según su publicación de Facebook, que escribió el 4 de diciembre. Denunció en su muro que tenía que rogarle al médico que la trataba que le diera remdesivir.

La doctora afirmó que le hicieron una tomografía de su cuello y pulmones después de que su médico le negara que le faltara el aliento, a pesar de que ella le dijo que sí. La exploración detectó infiltrados pulmonares y nuevas linfadenopatías, según Moore, por lo que comenzó a recibir más analgésicos opioides.

“Así es como mueren los negros, cuando los mandan a casa y no saben cómo luchar por sí mismos”, lamentó Moore.

La experiencia de la puso en evidencia algo que muchos profesionales negros dicen encontrarn con regularidad. La educación no puede protegerlos del maltrato, ya sea en un hospital o en otros entornos, según denuncian.

Nacida en Jamaica, la doctora Moore creció y estudió ingeniería en Michigan, en la Universidad de Kettering en Flint, según su familia, y obtuvo su título médica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan.

[Miles de personas hacen fila para recibir comida gratuita y cenar en Navidad]

En un comunicado emitido el jueves, Dennis M. Murphy, presidente y director ejecutivo del Indiana University Health, defendió los aspectos técnicos del tratamiento que recibió Moore, al tiempo que admitió "que es posible que no hayan mostrado el nivel de compasión y respeto adecuado", señaló.

Racismo sanitario

La historia de Moore habla de un tema más amplio de lo que los expertos llaman sesgo racial implícito en la atención médica hacia los pacientes negros.Varios estudios han demostrado que a los pacientes negros se les recetan menos analgésicos que a los blancos. Un artículo reciente en el New England Journal of Medicine atribuyó el trato desigual en parte a "creencias y prácticas racistas".

El artículo citó un estudio de 2016 que reveló que la mitad de los estudiantes y residentes de medicina blancos "tenían creencias infundadas sobre las diferencias biológicas intrínsecas entre los negros y los blancos", creyendo falsamente que el dolor de los pacientes negros era menos severo que el de los pacientes blancos.

[Cómo disfrutar de las Navidades en pleno repunte del COVID-19 sin sufrir las consecuencias en enero]

"La aceptación de este trato desigual como 'normal' está históricamente arraigada y respaldada por la creencia de que los negros son intrínsecamente propensos a las enfermedades e, implícita o explícitamente, no merecen una atención de calidad", indican los autores del artículo del New England Journal of Medicine.

La pandemia de coronavirus ha subrayado aún más las disparidades raciales en el tratamiento médico, que afecta de manera desproporcionada a las comunidades de color.

Para la "mayoría de los médicos, predominantemente blancos de Estados Unidos, la percepción es que los afroamericanos no sufren tanto dolor", apuntó a CNN el doctor Ala Stanford, cirujano pediátrico y fundador de la asociación Black Doctors COVID-19 Consortium.

Moore deja atrás a su hijo de 19 años, Henry Muhammed, y a sus padres ancianos, ambos con demencia, según la página creada a su nombre en la plataforma de micromecenazgo GoFundMe para recaudor fondos para su enterrio y apoyar a su familia.

Con información de CNNThe New York Times.