IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Una corte de apelaciones permite a Florida castigar a las escuelas que obliguen a los alumnos a llevar mascarilla ante el COVID-19

El tribunal deja en suspenso la decisión anterior de un juez en contra de la orden ejecutiva del gobernador republicano, que quiere impedir que las escuelas puedan proteger a sus alumnos de esta enfermedad con el uso de tapabocas.

Por Elisha Fieldstadt, Natalie Obregon y Doha Madani - NBC News

El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, recibió este viernes permiso judicial para mantener en vigor la orden ejecutiva que prohíbe los mandatos de usar mascarillas en las escuelas mientras la corte de apelaciones decida de forma definitiva si es legal o, como dictaminó un juez de distrito, excede sus responsabilidades y por tanto debe ser eliminada. 

"Cuando un funcionario o agencia pública pide apelar, lo cual es el caso aquí, existe una presunción bajo la regla a favor de una suspensión, y la suspensión debe ser anulada sólo por las razones más imperiosas", dictaminó la Corte de Apelaciones del Primer Distrito. 

"Dada la presunción contra anular la suspensión automática, la suspensión debería haberse dejado en su lugar mientras se revisaba la apelación", agregó.

[Texas deja de prohibir el uso obligatorio de mascarillas en las escuelas tras un fallo de la Corte Suprema estatal]

Así, y de forma temporal al menos, las escuelas pueden ser penalizadas por obligar a sus alumnos a usar mascarillas para evitar la propagación del COVID-19.

DeSantis amenazó con consecuencias financieras a los distritos que desafiaran su orden. Y, en agosto, la Junta de Educación de Florida votó a favor de sancionar a los distritos escolares de los condados de Alachua y Broward.

El juez del condado de Leon, John C. Cooper, dictaminó el mes pasado que los distritos escolares tienen derecho a establecer políticas como mandatos de tapabocas siempre que tengan un "interés estatal imperioso" y un plan de acción "estrictamente adaptado".

Este miércoles, Cooper insistió en que Florida debe dejar de hacer cumplir de inmediato la prohibición de DeSantis, negándose a emitir una suspensión de su sentencia anterior mientras el estado apela esa decisión.

[Los niños suponen ya el 27% de los nuevos casos de COVID-19. Un juez de Florida dictamina de nuevo cómo protegerlos]

Cooper argumentó que el estado no había podido probar que una apelación sería exitosa y que era necesario retrasar su orden para evitar daños irreparables.

Una profesora canta una canción con sus estudiantes en una escuela de Laguna Niguel, California. Getty Images/Paul Bersebach

"No estamos en tiempos normales. Estamos en una pandemia. Hay niños que no pueden ser protegidos por la vacunación", dijo Cooper, "los niños están en riesgo y usar mascarillas brinda al menos algo de protección".

Actualmente, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) no ha aprobado la vacunación en niños menores de 12 años.

Agosto fue el mes más letal en Florida desde que comenzó la pandemia el año pasado, según los datos recopilados por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). 

Las hospitalizaciones pediátricas también han aumentado ya que la variante delta parece afectar a los niños más que las versiones anteriores del coronavirus.