IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un leopardo de las nieves del zoo de San Diego se contagia de COVID-19

El animal tenía tos y goteo nasal, por lo que fue sometido a las pruebas del coronavirus. Sus cuidadores le han puesto en cuarentena junto a una hembra y dos leopardos de Amur, con los que compartía recinto. "Están recibiendo excelentes cuidados", aseguró el centro.

Ramil, un leopardo de las nieves no vacunado en el zoológico de San Diego, se contagió de COVID-19, informó  el sábado el centro.

Los cuidadores se dieron cuenta el jueves de que este ejemplar de 9 años, tenía tos y goteo nasal. Procedieron a realizar entonces dos análisis de heces consecutivos que confirmaron la presencia del virus del coronavirus en su organismo.

El zoo está a la espera de que un laboratorio del Departamento de Agricultura compruebe por tercera vez el resultado, pero supone que también dará positivo, según un portavoz.

“El leopardo de las nieves está siendo monitorizado de cerca y no parece tener ningún signo importante de enfermedad, aparte de los síntomas mencionados. Todavía se está investigando el origen de la posible exposición, mientras seguimos rastreando la cadena de contactos”, explicó el centro en Twitter.

Ramil comparte recinto con una hembra de leopardo de las nieves y dos leopardos de Amur, por lo que el personal supone que han estado expuestos al virus. 

 [Vacunan a los primeros animales contra el COVID-19]

Como medida de precaución, los animales fueron puestos en cuarentena y el área que acoge a los leopardos fue cerrado al público.

“Podemos asegurar que el leopardo de las nieves y los leopardos de Amur que comparten su hábitat están recibiendo excelentes cuidados”, dijo Dwight Scott, director ejecutivo del zoo, en un comunicado.

En enero, un grupo de ocho gorilas del San Diego Zoo Safari Park contrajo el COVID-19 de un cuidador que tenía el virus pero no presentaba síntomas.

[El olfato de los perros, un arma contra el coronavirus]

Los gorilas, que ya se han recuperado, se convirtieron en los primeros ejemplares de simios conocidos contagiados por el virus.

El caso hizo que el zoológico solicitara una vacuna experimental para uso de emergencia para animales contra el COVID-19. 

En abril de 2020, un tigre del zoo del Bronx se convirtió en el primer caso de un animal que dio positivo por el coronavirus. Desde entonces, los investigadores han detectado en ocasiones infecciones en leones y gatos domésticos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

 La mayoría de los casos han sido leves, pero la situación es más delicada cuando se trata de especies en peligro de extinción. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), solo quedan entre 4,000 y 6,500 leopardos de las nieves en libertad, y solo 90 leopardos de Amur.

La vacuna de Zoetis, empresa de salud animal que antes formaba parte de Pfizer, fue administrada a las especies con mayor riesgo de contraer el virus, entre ellas varios primates y grandes felinos.

Ramil, sin embargo, no había sido vacunado antes de infectarse.

Por ahora el zoológico no ha establecido ninguna medida que obligue a su personal a vacunarse, pero los empleados no inmunizados están obligados a llevar mascarilla en todo momento, explicó el centro.

Con información de AP y LATimes