IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un error humano arruina 15 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson en Estados Unidos

Trabajadores de una planta en Baltimore que también fabrica vacunas contra el coronavirus para AstraZeneca combinaron accidentalmente los ingredientes incorrectos hace varias semanas. Así afectará a la vacunación y los objetivos de Biden.

Una planta productora de Baltimore arruinó 15 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson contra el COVID-19 tras un error humano, reportó este miércoles el diario The New York Times

La planta es operada por la empresa Emergent BioSolutions, que se asoció con Johnson & Johnson y AstraZeneca para manufacturar vacunas de ambas farmacéuticas contra el coronavirus. 

Los 15 millones de dosis se arruinaron luego de que trabajadores de la planta combinaron accidentalmente los ingredientes incorrectos hace varias semanas. El error provocará un retraso en el envío de vacunas de Johnson & Johnson a los estados, mientras la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) esclarece lo sucedido. 

[Planifica tu Vacuna: aquí puedes ver si ya eres elegible en tu estado para vacunarte contra el COVID-19 y dónde hacerlo]

Johnson & Johnson emitió un comunicado este miércoles en el que aseguró que el problema fue identificado y abordado con la planta en cuestión, y compartido con la FDA.

Empleados del laboratorio Emergent Biosolutions, en Baltimore, Maryland, el cual fabrica vacunas contra el COVID-19 para las farmacéuticas AstraZeneca and Johnson & Johnson.The Washington Post via Getty Images

"Nuestro proceso de control de calidad identificó un lote de fármacos que no cumplía con los estándares de calidad en Emergent Biosolutions, un sitio que aún no está autorizado para fabricar fármacos para nuestra vacuna contra el COVID-19", dijo la farmacéutica. "Este lote nunca avanzó a las etapas de llenado y acabado de nuestro proceso de fabricación", agregó. 

Como explicó la farmacéutica, el lote afectado nunca se llegó a enviar a los estados, ni hay peligro con las dosis que están siendo administradas actualmente en clínicas y farmacias alrededor de Estados Unidos, pues estas fueron fabricadas en los Países Bajos. 

Se espera que el desperdicio de estos 15 millones de vacunas no afecte la meta del presidente, Joe Biden, de administrar 200 millones de dosis antes del 1 de mayo, aunque sí lo hará a la cadena de suministro, pues se suponía que todos los envíos de esta vacuna a los estados para abril, que se calculan en decenas de millones de dosis en el próximo mes, provendrían de la planta de Baltimore.

El error significa un tropiezo importante para Johnson & Johnson, pues se trata de la primera vacuna contra el cornavirus de solo una dosis y los funcionarios federales habían expresado confianza en que ayudaría a agilizar la inmunización en Estados Unidos. 

La FDA aprobó la vacuna de Johnson & Johnson para uso de emergencia a finales de febrero. Fue la tercera autorizada en Estados Unidos después de las de Pfizer y Moderna, que requieren de dos dosis.

La vacuna fue desarrollada por Janssen, una farmacéutica belga que es filial de Johnson & Johnson.  Los ensayos de la fase 3, con 40,000 participantes mayores de 18 años, indicaron que tiene una eficacia general del 72% para prevenir infecciones de moderadas a graves, lo que implica evitar que las personas deban ser hospitalizadas o mueran a causa del coronavirus. La prevención es aún mayor, del 85%, en el caso de infecciones graves.

Las dosis se pueden almacenar hasta por tres meses a temperaturas de refrigerador, lo que hace su manipulación más fácil respecto a otras inoculaciones, que deben mantenerse congeladas.

Estados Unidos ha estado administrando alrededor de tres millones de vacunas al día durante los últimos días. Hasta el lunes, el 73% las personas mayores, y más de uno de cada tres adultos, habían recibido sus primeras dosis.

Con información de The New York Times