Trump usa a su hijo Barron para restar importancia al COVID-19: “No creo ni que supiera que lo tuvo”

El presidente dijo en un evento de campaña que su hijo Barron Trump, de 14 años, se puso bien "en cuestión de segundos". Horas antes, la primera dama, Melania Trump, había revelado que el adolescente también contrajo el coronavirus como sus padres. Barron ya no está infectado, dijo Melania, y agregó que no exhibió síntomas.

El presidente, Donald Trump, dijo esta noche en un evento de campaña en Iowa que la infección de coronavirus de su hijo de 14 años Barron Trump solo duró "un período de tiempo muy corto".

"Ni siquiera creo que supiera que lo tenía", agregó el mandatario, quien fue diagnosticado con el virus el pasado 2 de octubre y estuvo media semana hospitalizado. 

“Barron está bien”, dijo Trump, usando la rápida recuperación de su hijo como parte de su discurso para reabrir las escuelas. "Sucede. La gente lo tiene y se va. Que los niños vuelvan a la escuela. Tenemos que hacer que los niños vuelvan a la escuela".

Más temprano este miércoles, la primera dama, Melania Trump, dijo en un comunicado de la Casa Blanca cómo experimentó ella y su familia el contagio de coronavirus, y reveló que, además de su esposo, el presidente, Donald Trump, también se infectó su hijo Barron.

“Hace dos semanas que recibí el diagnóstico que tantos estadounidenses en todo el país y en el mundo ya han recibido: di positivo al test de COVID-19. Para empeorar las cosas, mi marido, y nuestro comandante en jefe, recibió la misma noticia”, escribió Melania Trump.

“Naturalmente, mi mente voló de inmediato a nuestro hijo”, añadió. Y esclareció que “para nuestro gran alivio dio negativo en el test, pero, de nuevo, como tantos padres en los últimos meses, no puede evitar pensar '¿y qué pasará mañana o al día siguiente?'”.

Barron Trump, de 14 años, junto a su madre, la primera dama Melania Trump, y su padre, el presidente Donald Trump. AP

“Mi miedo se hizo realidad cuando se hizo la prueba de nuevo y dio positivo”, afirmó la primera dama, “por suerte, es un adolescente fuerte y no ha mostrado síntomas; en cierto modo, me alegra que los tres hayamos sufrido esto al mismo tiempo para que pudiéramos cuidarnos el uno al otro y pasar tiempo juntos”.

Melania Trump ha dicho que posteriormente su hijo dio negativo, por lo que los tres parecen estar curados de la enfermedad.

[Escritora de SNL "suspendida indefinidamente" por burlarse de hijo de Trump]

La primera dama ha resguardado la privacidad de su hijo desde el comienzo del mandato de Trump.

En el extenso comunicado de la Casa Blanca no explicó por qué el diagnóstico positivo de Barron no se hizo público antes.

Esta tarde, antes de partir desde la Casa Blanca hacia Des Moines, Iowa, para un evento de campaña, el presidente solo tomó una pregunta de los reporteros sobre la salud de su hijo.

"Barron está bien", respondió escuetamente el mandatario.

Cuando el presidente dio positivo al COVID-19 el pasado 2 de octubre, un comunicado de su médico personal aseguró que sus hijos habían dado negativo al examen.

"Una montaña rusa de síntomas"

Sobre su experiencia con la enfermedad, Melania dijo en el comunicado haber experimentado más de un síntoma a la vez. 

"Tuve mucha suerte porque mi diagnóstico llegó con síntomas mínimos, aunque me golpearon todos a la vez y parecía ser una montaña rusa de síntomas en los días posteriores", agregó.

"Experimenté dolores en el cuerpo, tos y dolores de cabeza, y me sentí extremadamente cansada la mayor parte del tiempo. Elegí tomar una ruta más natural en términos de medicamentos, optando más por las vitaminas y la comida saludable".

La primera dama elogió la atención médica que recibió su familia y dijo que la hizo "aún más agradecida y asombrada por los cuidadores y socorristas en todas partes".

Fuera de la vista pública 

El presidente y ella fueron diagnosticados el mismo día. Él ya regresó a los actos de campaña, pero Melania continúa sin reaparecer en público. La última vez que dio una actualización de su estado de salud fue hace más de una semana, cuando señaló que sus síntomas eran leves.

El papel que desempeñará en las últimas semanas de la campaña electoral sigue siendo una interrogante en momentos en los que Trump arranca un calendario de mítines diarios hasta las elecciones del 3 de noviembre.

“¡Mi familia agradece todas sus oraciones y su apoyo! Me siento bien y seguiré descansando en casa”, tuiteó la primera dama el 5 de octubre, tres días después de dar positivo. 

Melania Trump fue vista por última vez el 29 de septiembre, cuando acompañó al presidente a Cleveland para su primer debate con el candidato demócrata a la presidencia Joe Biden.