Trump terminó el tratamiento por el COVID-19 y podrá reanudar "compromisos públicos" el sábado, dicen sus médicos

En su parte más reciente sobre la salud del presidente, el médico de la Casa Blanca dijo que Trump ha respondido "extremadamente bien al tratamiento". El mandatario dijo que es probable que organice un mítin de campaña en Florida tan pronto como el mismo sábado en la noche.

En su parte más reciente sobre la salud del presidente, Donald Trump, el médico de la Casa Blanca, el doctor Sean Conley, dijo este jueves en la noche que anticipa que el mandatario podrá regresar a sus "compromisos públicos" este sábado, cuando se cumplen 10 días de haber sido diagnosticado con el COVID-19.

Conely también dijo que Trump terminó este jueves el "curso de terapia" contra el COVID-19 prescrito por sus médicos" y que ha respondido "extremadamente bien al tratamiento". Agregó que no hay señales de "efectos terapéuticos adversos".

"Hoy el presidente ha completado su curso de terapia para el COVID-19 según lo prescrito por su equipo de médicos", dijo Conley en el memorando.

"El sábado se cumplirán 10 días desde el diagnóstico del jueves, y con base en la trayectoria de los diagnósticos avanzados que el equipo ha estado realizando, anticipo completamente el regreso seguro del presidente a los compromisos públicos en ese momento", agregó.

Poco después de la publicación del memorando, Trump dijo que es probable que realice un mitin de campaña este mismo sábado en Florida. Tras dar positivo, su campaña de reelección se vio forzada a cancelar encuentros masivos en ese estado y otros como Arizona y Wisconsin. 

"Creo que intentaré hacer un mitin el sábado por la noche si tenemos tiempo suficiente para armarlo, pero probablemente queremos hacer un mitin en Florida el sábado por la noche", aseguró el jueves en la noche durante una entrevista con la cadena Fox News. Y agregó que es probable un segundo mitin la noche siguiente en Pennsylvania.  

El personal médico de la Casa Blanca se ha mantenido optimista sobre la recuperación de Trump desde que el presidente fue hospitalizado el viernes después de recibir oxígeno suplementario. Su nivel de oxígeno en sangre bajó el sábado y estaba tomando un esteroide que normalmente se receta a pacientes que están gravemente enfermos de coronavirus.

El presidente, quien fue diagnosticado el jueves pasado, rompió la cuarentena el miércoles para una reunión con dos funcionarios en la Oficina Oval. No está claro qué protocolos de seguridad se pusieron en pie para el encuentro. 

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades advierten que los pacientes de coronavirus deben aislarse por 10 días desde el comienzo de los primeros síntomas, y 20 cuando la enfermedad es severa. A solo una semana de haber sido diagnosticado, el presidente aún es un paciente contagioso. 

La infección de Trump provocó que la Comisión de Debates Presidenciales dijera este jueves que el segundo debate entre el mandatario y el candidato demócrata Joe Biden, programado para el próximo 15 de octubre en Miami, Florida, se llevaría a cabo de manera virtual.

Trump dijo que se negaría a participar de esta manera. Poco después el jueves, Biden programó un foro en Philadelphia el mismo día 15 con ABC News para responder preguntas de los votantes. No está claro si, tras estos cambios, el debate aún tendrá lugar.