IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Son seguras las vacunas para las embarazadas y los bebés lactantes? Los datos son "tranquilizadores"

Los CDC esperan tener información sobre los ensayos en mujeres embarazadas este verano, pero adelantan buenas noticias. Expertos y autoridades coinciden en que las vacunas son seguras, y recomiendan dos en concreto.
/ Source: Telemundo

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) esperan tener este verano los primeros datos de los ensayos de las vacunas contra el coronavirus en mujeres embarazadas, según anunció este miércoles la doctora Anne Schuchat, directora adjunta principal de la agencia federal. 

En una audiencia en el Congreso, Schuchat adelantó que tienen "datos tranquilizadores en este momento", particularmente sobre las vacunas administradas en el tercer semestre de embarazo.

Este anuncio nos llevó a revisar la información disponible más reciente sobre la seguridad de estas vacunas en embarazadas: esto fue lo que encontramos. 

[Lo que debemos saber sobre la vacuna del COVID-19 para niños de 12 a 15 años]

Los datos y las opiniones de expertos apuntan a que las vacunas son seguras para las mujeres que están esperando un hijo y para aquellas que están amamantando.  

"La evidencia más reciente indica que la vacuna del COVID-19 durante el embarazo es segura; [...] en el ensayo clínico de Pfizer, varias participantes quedaron embarazadas después de la vacunación y no se informaron de problemas de seguridad", explicó a Noticias Telemundo la epidemióloga Sandra Albrecht, profesora de la Universidad de Columbia en Nueva York.

Albrecht citó un estudio publicado el 21 de abril en la revista médica The New England Journal of Medicine, que no detectó ningún problema de seguridad entre las embarazadas que recibieron la vacuna de Pfizer o de Moderna

La investigación, realizada entre otros por Tom T. Shimabukuro, subdirector de la Oficina de Seguridad de las Inmunizaciones de los CDC, analizó datos de 35,000 mujeres embarazadas que se vacunaron, provenientes del sistema de vigilancia V-Safe y el Sistema de Notificación de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS por sus siglas en inglés). La proporción de problemas en el embarazo y el parto que observaron los investigadores fueron similares al porcentaje de incidencias en otros estudios con mujeres embarazadas que se realizaron antes de la pandemia de COVID-19.

[Experta pone en duda que las personas vacunadas puedan dejar de usar mascarilla en restaurantes, cines o teatros]

"Con base en lo que sabemos en este momento, recomendamos que se ofrezca a las mujeres las vacunas durante el embarazo. Son elegibles para recibirlas", dijo Schuchat el miércoles ante el Senado.

¿Protegen las vacunas del COVID-19 al bebé?

La evidencia disponible muestra que la vacunación durante el embarazo parece brindar protección no solo a la madre sino también al bebé, explicó la doctora Albrecht. 

Uno de los estudios más recientes sobre este asunto fue publicado el 13 de mayo. Investigadores del Beth Israel Deaconess Medical Center en Boston encontraron que las vacunas del COVID-19 de Pfizer y Moderna desencadenan respuestas inmunitarias en mujeres embarazadas y lactantes. Los análisis también revelaron que los anticuerpos de la vacuna en la madre se transfieren a la sangre del cordón umbilical y la leche materna. 

[¿Es seguro regresar al gimnasio a este punto de la pandemia de COVID-19?]

"El consejo actual a favor de la vacunación es un reflejo de sus beneficios para la madre y el bebé, en comparación con el riesgo de resultados graves de la infección por COVID-19 durante el embarazo", dijo Albrecht.

"Esperamos que sea como la historia de la influenza, donde vacunarse durante el embarazo es realmente importante, porque los recién nacidos y los niños tienen un riesgo muy alto de sufrir complicaciones por la gripe. Así que buenas noticias hasta ahora", explicó al Senado la doctora Anne Schuchat.

¿Y cuál es la mejor vacuna para las mujeres embarazadas?

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos recomendó que las mujeres embarazadas se vacunen con Pfizer y Moderna, y no con Johnson & Johnson, debido al riesgo, aunque muy bajo, de desarrollar coágulos de sangre. "Aunque el riesgo sigue siendo muy, muy poco común, el simple hecho de estar embarazada también aumenta el riesgo de coágulos", explicó la doctora Albrecht. 

En otros países los expertos también están sugiriendo a las mujeres embarazadas que se vacunen con Moderna y Pfizer. En el Reino Unido, el Colegio Real de de Obstetras y Ginecólogos las recomiendan sobre todo porque son las vacunas que se han utilizado más ampliamente durante el embarazo y no han causado ningún problema de seguridad. "Las vacunas del COVID-19 no contienen ingredientes que se sepa que son dañinos para las mujeres embarazadas o para un bebé en desarrollo", señala en su guía de recomendaciones, que actualizó el 14 de mayo.  

[¿Podemos contagiarnos de COVID-19 al bañarnos en una piscina?]

En Chile, las autoridades de salud pusieron a las mujeres embarazadas en el grupo prioritario de vacunación y a finales de abril comenzaron a aplicar la vacuna de Pfizer a aquellas con problemas de salud y en su segundo o tercer trimestre de gestación.

Las autoridades medicas recomiendan en cualquier caso a las mujeres decidir con sus médicos si deben vacunarse o no. "Vacunarse durante el embarazo o antes del embarazo es una decisión realmente personal [...], hable con su médico, hable con su ginecólogo y obstetra. Trabaje hacia esa decisión teniendo en cuenta sus riesgos y su comodidad", dijo la directora de los CDC, Rochelle P. Walensky, en un mensaje distribuido este miércoles por la Casa Blanca. 

"Un médico tendrá más conocimiento sobre el historial médico pasado de un paciente y su riesgo de exposición a la infección por COVID-19 para poder brindar más orientación a esa persona específica", explica la doctora Albrecht. 

Alyson Bravo, de 31 años y con 37 semanas de embarazo, recibió la vacuna del COVID-19 el 28 de abril en Villa Alemana, Chile. En ese país, las mujeres embarazadas tienen proridad de vacunación. Rodrigo Garrido/Reuters

Lo que sí está claro es que el riesgo de enfermedad grave por la infección por COVID-19 es mayor durante el embarazo, según lo demuestran los estudios. "Y también existe un mayor riesgo de malos resultados para el feto", dijo Albrecht.

"El COVID-19 complica el embarazo. Las mujeres que están embarazadas y lo contraen pasan [...] más tiempo en la unidad de cuidados intensivos, y tienen más riesgo de resultados graves, incluidas esas muertes poco comunes", dijo el miércoles la doctora Anne Schuchat. 

[Vinculan a la vacuna de AstraZeneca al riesgo de desarrollar coágulos de sangre, ¿es segura?]

En semanas recientes, las autoridades de salud han tratado de desmentir mitos y falsedades sobre las vacunas del COVID-19 para alentar a más personas a que busquen la inmunización. Dos de esos mitos son que las vacunas causan infertilidad y afectan el ciclo menstrual de las mujeres. 

Pero no hasta ahora no hay ningún motivo para sospechar que las vacunas ocasionen este tipo de problemas, explicó la doctora Rochelle P. Walensky. "Hay mucha desinformación ahí afuera'', lamentó.