IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Se dispara la demanda de un fármaco para ganado que se toma contra el COVID-19 aunque no hay pruebas de su eficacia

Las llamadas por posibles intoxicaciones por el antiparasitario para animales, llamado ivermectina, también se dispararon. Un líder antivacunas de Texas murió tras intentar un tratamiento ante el virus con el medicamento, Vitamina C y Zinc.
/ Source: Telemundo

La demanda de un antiparasitario para ganado, que se utiliza contra el COVID-19 aunque no haya pruebas de su eficacia, se ha disparado en las últimas semanas en Estados Unidos, como así también los pedidos de auxilio por intoxicaciones o sobredosis por su consumo, según los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Durante agosto, se han registrado cinco veces más llamadas que en julio por intoxicaciones por la llamada ivermectina en el país, según un reporte de los CDC, que cita datos de la Asociación Estadounidense de Centros de Control de Intoxicaciones. 

Los que sufren las peores consecuencias son en ocasiones los mismos promotores del medicamento, y detractores de los métodos que sí se han probado eficaces para enfrentar el virus.

[Una madre de Chicago pierde la custodia de su hijo de 11 años por no estar vacunada contra el COVID-19]

Caleb Wallace, un activista texano que se oponía al uso de mascarillas y a las vacunas, falleció la semana pasada tras contagiarse de COVID-19 y realizar un tratamiento a base de ivermectina, vitamina C y pastillas de zinc, según reportó el periódico local San Angelo Standard-Times. 

 

 

La ivermectina se receta ocasionalmente para las personas en pequeñas dosis para combatir los piojos, la sarna y otros parásitos, pero se utiliza más habitualmente en los animales

Su consumo ha sido incentivado de forma informal en los últimos meses para prevenir o tratar el coronavirus en redes sociales con reportes con información falsa o no comprobada, por organizaciones sin fines de lucro, aliados del expresidente Donald Trump y personalidades de Fox News. 

Wallace, padre de tres niñas y con un bebé en camino, había organizado una protesta contra los cierres por la pandemia y el uso de mascarillas en 2020 y en abril de este año pidió al distrito escolar local anular todas las medidas de prevención. 

[Florida bate récords de hospitalizaciones por COVID-19: buscan espacio para más muertos]

La promoción ha tenido resultados: a mediados de agosto, se registraron más 88,000 prescripciones médicas por semana por el medicamento—un salto considerable si se tiene en cuenta que antes de la pandemia había un promedio de 3,600 pedidos por semana, según los CDC. Algunos farmacéuticos han incluso indicado una posible escasez del medicamento, según un reporte de The New York Times. 

"Esto es horrible", dijo Walthall, farmacéutico de Kuna (Idaho), una ciudad de unos 20,000 habitantes, sorprendido de la cantidad de gente que está dispuesta a tomar un medicamento no aprobado contra el coronavirus.

Sólo este verano, Walthall despachó más de 20 recetas de ivermectina, frente a las dos o tres que haría en un año normal, y durante la última semana no ha podido obtener el medicamento de sus proveedores: está agotado. 

 

La ivermectina es un fármaco antiparasitario desarrollado durante la década de 1970.Benoit Tessier/Reuters

En Ohio, una mujer de los suburbios de Cincinnati consiguió incluso una orden judicial que obligaba al hospital a tratar con el fármaco a su marido, que está conectado a un respirador por COVID-19. El doctor que prescribió el fármaco lidera una alianza que promueve la ivermectina y ofrece información sobre dónde comprarla en todo el mundo. 

El fármaco puede conseguirse en los centros de suministros para ganado, en forma de pasta o líquido altamente concentrado, lo cual aumenta el riesgo de su consumo sin control.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), los CDC y los Institutos Nacionales de Salud han advertido a los estadounidenses contra el uso de la ivermectina para tratar el COVID-19.

El fármaco no sólo es riesgoso por su falta de eficacia ante el coronavirus, advierten expertos, sino que además pueden ocurrir sobredosis e intoxicaciones nocivas para la salud. 

No eres un caballo. No eres una vaca. En serio, a todos, ya basta”, dice un mensaje publicado por la FDA contra el uso del fármaco. 

 

 

"Todo el mundo quiere alguna cura para el COVID-19 porque es una enfermedad tan devastadora", señaló Shawn Varney, toxicólogo y director médico del Centro de Envenenamiento del Sur de Texas, donde se han incrementado los pedidos de auxilio por intoxicación con el fármaco. 

["Es una película de terror". Una mujer hospitalizada por COVID-19 regresa a casa y se encuentra a su marido muerto]

"Le ruego a la gente que deje de usar la ivermectina y se vacune porque es la mejor protección que tenemos en este momento”, pidió el médico. “Todo lo demás es un riesgo tras otro", remarcó. 

Con información de The New York Times, The Enquirer CincinnatiEl País y San Angelo Standard-Times.