IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Se aprobó la vacuna de Pfizer contra el coronavirus en Estados Unidos: ¿Cómo y dónde conseguirla? ¿Qué efectos secundarios tiene? ¿Y luego qué?

Estos son los pasos siguientes y lo que debe saber después de que la FDA diera luz verde para distribuir e inyectar la primera vacuna contra el COVID-19 en Estados Unidos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA, en inglés) se sumó este viernes a las autoridades británicas y canadienses al aprobar que la vacuna contra el coronavirus de la farmacéutica Pfizer empiece a repartirse entre la población en Estados Unidos. 

Y ahora ¿qué sigue? Para empezar, poner el pie en el acelerador para la fabricación de las ampolletas que contendrán la mezcla para ayudar a salvar vidas contra el COVID-19, así como de suficientes jeringas para aplicarlas.

Acto seguido, las vacunas deben distribuirse por todo el país con dosis suficientes para todos los que la necesiten, y lo que es más importante, hay que incentivar a suficiente gente para que acuda a vacunarse de forma que realmente podamos retomar actividades (tener un recordatorio también será importante, dado que la inoculación de Pfizer consta de dos inyecciones separadas por tres semanas).

“Sin duda nos enfrentamos a una pronunciada curva de aprendizaje”, dijo William Moss, director ejecutivo del Centro Internacional de Acceso a las Vacunas de la Universidad Johns Hopkins, a NBC News.

[Siga nuestra cobertura de la pandemia del coronavirus]

“Esta es una intervención de salud pública muy compleja que no se ha hecho nunca antes, ni en este país ni en otro”, agregó.

Lograr la distribución en el menor tiempo posible y con la menor cantidad de dosis perdidas o echadas a perder por falta de refrigeración es urgente, porque a casi un año de comenzada la pandemia está en su peor punto.

El nuevo coronavirus ya ha cobrado más vidas en el país que todas las de militares estadounidenses fallecidos en la Segunda Guerra Mundial. Tan solo el miércoles 9 de diciembre el COVID-19 mató a más personas que las asesinadas en los atentados del 11 de septiembre de 2001.

“Cada día menos sin vacuna significa entre 2,000 y 3,000 más vidas perdidas”, alertó Moss.

El presidente de UPS, Wesley Wheeler, muestra un ejemplo del vial que se utilizará para transportar la vacuna de Pfizer. La empresa se encargará junto con FedEx de la distribución en EE.UU. AP

[Cuáles son los efectos secundarios y qué tan seguras son las vacunas contra el coronavirus]

Los hospitales de prácticamente todos los estados están desbordados de gente que se contagió del virus SARS-CoV2 y requirió hospitalización, ya sea para un respirador o para recibir oxígeno y atención, porque el COVID-19 es considerablemente más fuerte, mortífero e impredecible que la influenza.

Es por eso más importante que nunca que la vacuna sea repartida con rapidez, eficazmente y a la mayor cantidad de personas posible.

  • ¿Dónde y cuándo podré conseguir la vacuna?

La primera y buena noticia es que la inoculación será gratuita, indistinto de si tiene o no seguro de gastos médicos. Aunque todavía existe el debate entre el Departamento de Salud y autoridades estatales sobre si se exigirá a quienes busquen vacunarse que muestren identificaciones como una licencia para conducir o que den su número de seguridad social, lo cual pudiera desincentivar de vacunarse a personas indocumentadas.

Las primeras dosis serán limitadas, aunque se prevé que haya mucha demanda, y al menos cierta  preparación está avanzada.

Por ejemplo, centros de salud y farmacias como las cadenas CVS y Walgreens han recibido los paquetes de jeringas y desinfectante local para tener eso en mano en cuanto lleguen las dosis.

Un análisis de NBC News a partir de datos del Departamento de Salud indica que el 99% de los estadounidenses viven al menos a 50 millas (80 kilómetros) de distancia de alguna farmacia donde se aplicarán las vacunas contra el coronavirus.

[Qué es la 'cadena de frío' y por qué la vacuna de Pfizer puede tardar en llegar a farmacias]

Aunque las distancias aumentan mucho para quienes viven en Alaska, en el norte de California, en las Dakotas o en el suroeste texano, como el condado fronterizo de Presidio.

En algunos estados se está discutiendo establecer clínicas temporales con cita para ir en auto, para conseguir la vacuna a modo drive-thru con lo que más personas podrán ser vacunadas en una sola jornada porque podrá haber mayor concentración de gente.

“La creatividad para tener clínicas de vacunación es parte del proceso”, dijo a NBC News la gestora del programa de inmunización de Dakota del Norte, Molly Howell.

Agregó: “Necesitamos estar seguros de que se puede mantener el distanciamiento social mientras vacunamos a una cantidad sustancial de personas”.

Ya también están previstas las fases de distribución de la vacuna entre distintas poblaciones.

Las primeras dosis que ya están siendo trasladadas y resguardadas las recibirán este mismo diciembre millones de trabajadores de la salud que siguen en las trincheras y requieren protección para no dejar sin personal a los hospitales.

[¿Cuándo recibirán los niños la vacuna contra el COVID-19?]

Luego muy posiblemente serán vacunadas las personas de la tercera edad, especialmente las que viven en residencias y hogares donde hubo la mayor cantidad de fallecimientos en la primavera; así como quienes tengan enfermedades preexistentes o comorbilidades como hipertensión o lupus que los vuelven más vulnerables a posiblemente morir si se contagian.

El siguiente grupo, si se siguen las recomendaciones de un panel de expertos a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), probablemente será el de trabajadores esenciales.

Hacia mayo de 2021 se espera que empiecen a repartirse las dosis iniciales a otros grupos poblacionales, pensando en que para entonces habrán sido aprobadas más vacunas que la de Pfizer y que la disponibilidad será mayor para la población en general.

Para entonces dependerá de cada estado el control sobre dónde distribuir las ampolletas que tengan.

  • ¿Cuándo podremos regresar a la normalidad? Lo que se necesita para que las vacunas surtan efecto

Para que la vacuna cumpla su función, que es inmunizar a suficiente gente para mitigar los contagios de la grave enfermedad pandémica, necesitan inyectarse al menos dos tercios de la población.

[¿Habrá un certificado de vacunación para mostrar en el trabajo?]

Es hasta ese momento que puede considerarse que hay la llamada inmunidad de rebaño, cuando suficiente gente está protegida y que la probabilidad de que se contagie si tiene contacto con otros es muchísimo menor que en la actualidad.

Pero una sola vacuna no va a ser suficiente para empezar de inmediato a retirar cuarentenas o medidas de prevención que incluyen los cierres de ciertos espacios cerrados, como gimnasios.

“Estados Unidos está actualmente en llamas ante este virus, y ese incendio no puede apagarse solamente con la vacuna”, indicó a NBC News el especialista en enfermedades infecciosas Paul Offit, del Hospital Pediátrico de Philadelphia.

Y las personas que sean vacunadas no serán inmediatamente inmunes: los anticuerpos necesarios para estar protegido no se desarrollan de la noche a la mañana, sino que requieren por lo menos dos semanas. Así que las personas que reciban la inyección no deben dejar de usar mascarilla ni dejar de seguir el distanciamiento social porque pudieran contagiarse en esos primeros días incluso si ya fueron vacunados.

Además, todavía no hay certeza sobre cuánto tiempo dura la inmunidad ya que es adquirida, ya sea por vacunación o por un contagio leve de alguien que se recuperó.

Una de las interrogantes que preocupa a expertos es: ¿qué pasa con los antivacunas y la desinformación que se ha esparcido en torno a las inyecciones contra el COVID-19?

[Su hijo sufría gripe, pero la madre se negó a medicarle y siguió consejos en Facebook. El niño murió]

Hacia finales de noviembre, un 60% de los estadounidenses sondeados dijo que definitiva o probablemente se pondrá la vacuna, según una encuesta del Centro de Investigaciones Pew. Esa cifra era de apenas 51% en septiembre.

Parte del aumento en personas sí dispuestas a vacunarse quizá se deba a que más gente está dejando de dudar sobre la existencia y gravedad del virus, así como confiando más en que los múltiples protocolos han seguido todas las normas posibles.

Sin embargo, sigue habiendo alrededor de un quinto de los estadounidenses sondeados que dicen que definitivamente no se vacunarán, según los datos de Pew.

Eso pudiera complicar que suficiente gente sea inoculada para que sea seguro retomar ciertas actividades, como ir a un restaurante donde la gente -incluido tal vez alguien que se rehusó a vacunarse y pudiera estar contagiado- se quitará su mascarilla para comer.

“El peor desastre posible es si por fin tenemos todas estas dosis y vacunas y la gente no se las aplica”, advirtió Moss, de la Universidad Johns Hopkins.

  • Cómo funciona la vacuna de Pfizer y por qué hay efectos secundarios

La vacuna de Pfizer usa un método inédito para la inoculación: ácido ribonucleico mensajero. Básicamente, la versión sintética del ARN mensajero, o mRNA, hace lo que haría el ARN regularmente, dar instrucción a las células para generar ciertas proteínas o aminoácidos.

Sin embargo, la versión sintética está diseñada para que se haga bajo demanda, lo cual podría revolucionar cómo hacer arrancar el sistema inmunitario al instruir a las células a generar las proteínas que se encuentran en ciertos virus sin que la persona se tenga que infectar de ese virus.

[Obama, Bush y Clinton se ofrecen voluntarios para vacunarse contra el coronavirus y demostrar que es seguro]

Eso significa que, como con casi todas las vacunas, hay ciertos efectos secundarios de recibir la inyección. Eso no es malo, más bien es una señal de que el cuerpo recibió la instrucción de reaccionar y se está fortaleciendo para pelear.

Por eso tras una vacunación puede haber fiebre ligera, dolor de cabeza o un sentimiento de cansancio general: es nuestro sistema reaccionando para generar la deseada inmunidad.

Otros de los síntomas reportados entre voluntarios de los protocolos de desarrollo de la vacuna contra el coronavirus incluyen dolor de articulaciones e inflamación en el sitio del brazo donde entró la aguja.

El mRNA no se había usado en vacunas aprobadas antes, pues normalmente el desarrollo de vacunas nuevas toma más tiempo porque se producen para enfermedades de emergencia mucho menor.

Pero el mRNA para vacunar sí lleva siendo investigado, para revisar eficacia y seguridad, desde hace décadas, con avances más notorios en los últimos años gracias a mejores tecnológicas. Hace poco se utilizó el mecanismo para probarlo en antirrábicos, por ejemplo.

Otra de las vacunas en fases más avanzadas de desarrollo, la de Moderna, usa un sistema similar de mRNA. Aunque varias otras, como la de AstraZeneca y Oxford o la china de CanSino, utilizan un mecanismo de vector.

Los reguladores de la FDA dejaron claro este sábado que la vacuna de Pfizer garantiza la protección del 95% ante el covid anunciada por sus fabricantes si se administran dos dosis. Estas dosis se tiene que tomar a una distancia de tiempo indicada por los responsables sanitarios. En Reino Unido, donde la vacuna ya se administra, es de 21 días. 

Una científica trabaja en la vacuna desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford en el Instituto Jenner en Oxford, Reino Unido. AP

Es decir, usan versiones desactivadas o atenuadas del adenovirus (cuyas cepas usualmente inflaman las glándulas adenoides, las amígdalas) como el sobre que lleva el mensaje. El sobre logra entrar hasta nuestras células, pero ya adentro el mensaje en la carta contiene información para que nuestro cuerpo, al presentir algo extraño, genere una respuesta contra el virus SARS-CoV2 y no contra el adenovirus.

Es un mecanismo que ha sido utilizado varias veces en el pasado, para vacunas como la del ébola, lo cual facilitó que se desarrollara con rapidez y significa que podrían ser fabricadas las inyecciones a gran escala a bajo costo, pues la infraestructura ya existe.

Eso hace a las vacunas potenciales de vector mejores opciones para países en desarrollo que no pueden necesariamente costear los sistemas de congelación extrema que se necesitan para mantener en buen estado las vacunas de mRNA antes de su aplicación.

Estas vacunas de vector también están en fases avanzadas de posible aprobación.

Entonces, dentro de unos meses, expertos vaticinan que podremos volver a tener reuniones familiares seguras, o ir al cine sin preocuparnos tanto sobre cuánta más gente hay en la sala.

“Lo que creo que sucederá [cuando inicie la vacunación] es que los casos serán menos, las hospitalizaciones serán menos, habrá menos muertes. Y en ese caso la pregunta es: ¿en qué momento ya podremos decir que el nivel de infecciones o de muertes es suficientemente bajo como para vivir con ello en esa realidad?”, preguntó Offit, el pediatra especializado en inmunología.

En ese punto, sí será correcto decir que el COVID-19 es casi como una gripe, explicó Offit, porque el riesgo conocido y controlado con vacunaciones “es básicamente lo que ya sucede cada año con la influenza”.

  • ¿Puedo recibir la vacuna si tengo alergias? ¿Y qué pasa si espero un bebé? 

Tras determinar que la vacuna es segura, los reguladores en el Reino Unido investigan ahora varias reacciones alérgicas graves observadas entre los pacientes que ya la recibieron en ese país. 

En Estados Unidos, la FDA recomendó a los proveedores que no se proporcione a personas con un historial conocido de reacciones alérgicas graves a cualquiera de sus ingredientes.

El director de vacunas de la FDA, el doctor Peter Marks, dijo este sábado que la agencia rastreará cuidadosamente cualquier informe de reacciones alérgicas en el país. "Creo que aún necesitamos aprender más, y por eso tomaremos precauciones", dijo Marks.

Además, los responsables de esta agencia agregaron que no tienen suficientes datos para establecer por ahora instrucciones de uso generalizadas en el caso de las mujeres embarazadas. Marks dijo que, en esas circunstancias, la agencia no recomienda administrarla, pero que se puede considerar caso por caso si es oportuno o no.

Con información de NBC News.