IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Respondemos preguntas sobre la dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19

¿Quién será elegible? ¿A partir de cuándo se puede recibir? ¿Cuánto costará? ¿Hay riesgos? Explicamos todo lo que necesita saber sobre la nueva directriz de las autoridades sanitarias.

Las autoridades sanitarias en Estados Unidos han recomendado que la mayoría de las personas mayores de 12 años reciban un refuerzo de las vacunas contra el COVID-19 ocho meses después de la primera dosis, como una de las medidas que han tomado para frenar la propagación de la infecciosa variante delta.

"Esto robustecerá su respuesta inmunológica. Aumentará su protección contra el COVID-19. Esa es la mejor manera de protegernos de las nuevas variantes que puedan surgir", advirtió el presidente, Joe Biden, este miércoles por la mañana.

A continuación, respondemos algunas dudas que se pueden presentar sobre las nuevas directrices de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés).

Vacunan a un estudiante contra el COVID-19 con una dosis del fármaco de Pfizer-BioNTech; el 11 de junio de 2021.AP
  • ¿Quién es elegible para recibir el refuerzo, según los nuevos lineamientos?

El refuerzo debe administrarse a todos los mayores de 12 años que ya hayan recibido dos dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech o de Moderna, siempre y cuando ya hayan pasado al menos ocho meses de la primera inyección.

Esto quiere decir que los primeros en ser completamente inoculados, como los trabajadores de la salud o los adultos mayores, también deberán ser los primeros que reciban el refuerzo.

  • ¿Cuándo pueden recibir la tercera inyección las personas que sí son elegibles?

La dosis comenzará a administrarse a partir del 20 de septiembre, aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) todavía debe dar su visto bueno antes de que se pueda comenzar a distribuir y aplicar.

  • ¿Cuál será su costo?

El presidente, Joe Biden, aseguró este miércoles que el país ha conseguido suficientes dosis de las vacunas como para asegurarse de que estarán disponibles para todo el que las requiera de manera gratuita, tanto si se trata del refuerzo cuanto de la primera o segunda dosis.

  • ¿Qué pasa con las personas con sistemas inmunitarios comprometidos?

La FDA autorizó la semana pasada el uso de emergencia de una tercera dosis de las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna para este grupo.

En particular, se recomienda el refuerzo para los que hayan recibido trasplantes de órganos o estén diagnosticados con condiciones que comprometan su sistema inmunitario. Esto incluye pacientes con tratamientos para el cáncer, tengan una infección avanzada o no tratada de VIH o reciban tratamientos con altas dosis de corticoesteroides.

Este grupo tendrá prioridad para recibir el refuerzo por sobre la población adulta elegible con sistemas inmunitarios sanos. Y podrán recibir el refuerzo 28 días después de haber recibido la segunda inyección.

[Estos son los motivos por los que el Gobierno recomendará una dosis de refuerzo para las personas inmunizadas]

Las farmacias Walgreens anunciaron el viernes pasado que los inmunodeprimidos podrán recibir la tercera dosis en algunas de sus tiendas, presentando su tarjeta de vacunación.

Las autoridades recomiendan a las personas que no estén seguras sobre su condición consultar primero con sus médicos.

  • ¿Qué pasa con quienes recibieron la vacuna de Johnson & Johnson?

Las autoridades todavía no han recomendado oficialmente una dosis de refuerzo para aquellos que recibieron la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson, porque todavía necesitan recabar más información al respecto.

Un médico llena una jeringa con la vacuna contra el coronavirus de la farmecéutica Johnson & Johnson.  AP

Sin embargo, ya han adelantado que en las próximas semanas se emitan lineamientos para recomendar una dosis de refuerzo. Pues hay estudios preliminares que apuntan a que una inyección adicional podría robustecer la respuesta inmunológica contra el virus.

La FDA y los CDC tampoco han aprobado un refuerzo de esta vacuna para las personas con sistemas inmunitarios debilitados.

[El gobernador de Texas, Greg Abbott, da positivo al COVID-19 tras negarse a imponer el uso de máscara]

  • ¿Por qué es importante recibir el refuerzo?

Las autoridades han cambiado su opinión sobre la dosis de refuerzo debido a la propagación de la variante delta, que ha provocado una oleada de nuevos casos, hospitalizaciones y muertes, incluso entre la población más joven.

Los funcionarios habían indicado durante meses que la protección que ofrecían las vacunas de Pfizer-BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson mantenía a las personas altamente protegidas del virus, incluidas sus variantes.

Sin embargo, nuevos datos, incluidos los que presentaron las autoridades sanitarias de Israel este lunes, sugieren que la eficacia de estas vacunas se reduce después de 6 meses entre los adultos de más de 65 años y los pacientes inmunodeprimidos.

Un estudio realizado en Nueva York del 3 de mayo al 25 de julio mostró que la eficacia de la vacuna de Pfizer contra la infección se redujo a los seis meses de alrededor del 92% al 80%. Otro estudio de la Clínica Mayo mostró que la eficacia de la vacuna de Pfizer cayó de alrededor del 76% al 42%, mientras que la de Moderna disminuyó del 86% al 76%, según reportó nuestra cadena hermana CNBC.

  • ¿Hay riesgos o efector secundarios por recibir una tercera dosis?

Los CDC han indicado que hay "información limitada sobre los riesgos de recibir una dosis adicional de las vacunas, y se continúa evaluando la seguridad, eficacia y beneficio de dosis adicionales de la vacuna COVID-19 en personas inmunodeprimidas".

Sin embargo, la agencia señaló que los efectos secundarios de la tercera inyección "fueron similares a los de la serie de dos dosis".

Los síntomas más comunes incluyen fatiga y dolor en el lugar de la inyección, pero "la mayoría de los síntomas fueron de leves a moderados".

Como con las dosis anteriores de las vacunas, los CDC señalan que "los efectos secundarios graves son raros, pero pueden ocurrir".