IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Restricciones de viaje y desplome de los mercados por la "preocupante" variante ómicron del COVID-19 hallada en Sudáfrica

La nueva cepa contiene 30 mutaciones aunque aún se desconoce si es más transmisible. Se han detectado casos ya en todo el mundo y numerosos países, incluido Estados Unidos, se han apresurado a prohibir vuelos a África mientras la OMS estudia su peligrosidad.

Por Maria Cheng - The Associated Press

  • Científicos sudafricanos han identificado esta semana una nueva variante del coronavirus que podría explicar el súbito aumento de contagios en ese país.
  • Los expertos de la Organización Mundial de la Salud han clasificado como "preocupante" la nueva cepa, y la han bautizado como variante ómicron.
  • Contiene al menos una treintena de mutaciones que podrían convertirla en más fácilmente transmisible.
  • Estados Unidos y varios países europeos han restringido sus vuelos al sur de África a pesar de que ya se han detectado casos por todo el mundo y podría estar más extendida de lo sabido.
  • El miedo a esta nueva variante ha provocado la peor caída de los mercados financieros estadounidenses de todo el año.

¿Cómo es la nueva variante sudafricana?

Los científicos sudafricanos identificaron esta semana una nueva variante del coronavirus que, según dicen, explica el reciente aumento de infecciones en Gauteng, la provincia más poblada del país. Se desconoce dónde se originó: fue detectada por primera vez en Sudáfrica, pero ya se han registrado casos en viajeros llegados a Bélgica, Botsuana, Hong Kong e Israel.

El Ministro de Salud sudafricano, Joe Phaahla, afirmó que la variante, denominada B.1.1.529, está relacionada con un "aumento exponencial" de casos en los últimos días, aunque los expertos aún intentan determinar si es realmente responsable.


Un grupo de personas llevando mascarilla en un centro comercial de Johannesburgo, Sudáfrica, el 26 de noviembre de 2021.Denis Farrell / AP

De las cerca de 200 nuevas infecciones confirmadas al día en las últimas semanas en ese país, el número de casos se disparó a 2,465 el jueves. Al no poder explicar este repunte, los científicos estudiaron muestras del virus y descubrieron la nueva variante.

¿Por qué preocupa esta nueva variante?

Los primeros indicios señalan que puede tener unas 30 mutaciones en la proteína de la espiga del coronavirus, lo que podría facilitar su propagación.

[Estados Unidos exigirá vacunas a viajeros esenciales que crucen la frontera a partir del 22 de enero]

Sharon Peacock, que ha dirigido la secuenciación genética del COVID-19 en la Universidad británica de Cambridge, apuntó a que hasta ahora los datos sugieren que la nueva variante tiene mutaciones "consistentes con una mayor transmisibilidad", pero "el significado de muchas de las mutaciones aún no se conoce".

Lawrence Young, virólogo de la Universidad británica de Warwick, describió la variante como "la versión más mutada del virus que hemos visto". Esta situación es preocupante, dijo, sobre todo porque "parece que se está extendiendo rápidamente".

¿Qué se desconoce aún sobre esta variante?

Los científicos saben que la nueva variante es genéticamente distinta de las anteriores, incluidas beta y delta, pero desconocen si estos cambios genéticos la hacen más transmisible o peligrosa.

Los investigadores sudafricanos han observado un aumento de los casos, pero no saben si es la responsable. Habrá que esperar semanas para determinar si las vacunas siguen siendo eficaces.

De momento no hay indicios de que cause una forma más grave de COVID-19. Los expertos sudafricanos afirman que, al igual que con otras variantes, algunos infectados no presentan ningún síntoma.

Aunque algunos de los cambios genéticos de la nueva variante parecen preocupantes, aún es pronto para concluir si el virus supondrá una amenaza significativa para la salud pública. Algunas variantes anteriores, como la beta, también preocuparon inicialmente a los científicos.

[Aumentan al doble las muertes por COVID-19 en Estados Unidos]

François Balloux, director del Instituto de Genética del University College de Londres, dijo que es imposible hacer ninguna predicción sobre si este virus es más peligroso o infeccioso basándose únicamente en su composición genética.

¿Cómo surgió esta nueva variante?

El coronavirus muta a medida que se propaga, pero muchas de las nuevas variantes -incluidas las que presentan cambios genéticos preocupantes- suelen desaparecer sin más.

Los científicos vigilan las secuencias de COVID-19 en busca de mutaciones que puedan hacer que la enfermedad sea más transmisible o mortal, pero no pueden determinarlo simplemente observando el virus. Deben comparar el patrón de la enfermedad en los brotes con las secuencias genéticas. Determinar si existe una conexión real puede llevar tiempo.

Una mujer recibe la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer en Johannesburgo, Sudáfrica, el 21 de octubre de 2021.Denis Farrell / AP

Peacock remarcó que la variante "puede haber evolucionado en alguien que estaba infectado pero que no pudo eliminar el virus, dándole la oportunidad de evolucionar genéticamente". Se trataría de un escenario similar a cómo los expertos creen que surgió también la variante alfa -que se identificó por primera vez en Inglaterra-, al mutar en una persona inmunodeprimida.

¿Están justificadas las restricciones de viaje?

El Gobierno que preside Joe Biden ha decidido restringir los viajes a Sudáfrica, Botswana, Zimbabwe, Namibia, Lesotho, Eswatini, Mozambique y Malawi desde el lunes, en la misma línea que una docena de países europeos, por "precaución" ante la nueva variante.

Los residentes permanentes y ciudadanos estadounidenses no se verán afectados por esta medida.

Dado el reciente y rápido aumento de los casos de COVID-19 en Sudáfrica, restringir los viajes desde la región es "prudente", consideró Neil Ferguson, experto en enfermedades infecciosas del Imperial College de Londres.

Balloux, del University College de Londres, vaticinó que si la nueva variante resulta ser más infecciosa que delta, las nuevas restricciones tendrán poca repercusión, aunque podrían dar algo de tiempo para aumentar las tasas de vacunación y poner en marcha otras posibles medidas de prevención.

¿Qué pasará después?

La OMS convocó a su grupo técnico de expertos para decidir si la nueva variante merecía ser designada variante de interés o variante preocupante. Tras optar por la segunda opción, la bautizaron como variante ómicron.

Las variantes de interés -que actualmente incluyen las variantes mu y lambda- presentan cambios genéticos que se sabe que afectan a aspectos como la transmisibilidad y la gravedad de la enfermedad.

Las variantes preocupantes -que incluyen la alfa, la beta y la delta- han demostrado que pueden propagarse más fácilmente, causar una enfermedad más grave o hacer que las herramientas actuales, como las vacunas, sean menos eficaces.

Hasta la fecha, la variante delta sigue siendo de lejos la que se transmite más fácilmente: representa más del 99% de las secuencias compartidas con la mayor base de datos pública del mundo.

¿Qué recomienda hacer Biden?

El presidente, Joe Biden, reiteró la necesidad de que todos los ciudadanos a partir de 5 años de edad se vacunen contra el COVID-19 y recordó que las dosis de refuerzo ya están disponibles para todos los adultos.

Además, pidió a la comunidad internacional que agilice las donaciones de vacunas a países con problemas para acceder a ellas. "Esta nueva variante debería dejar más claro que nunca por qué esta pandemia no terminará hasta que tengamos vacunas globales", dijo.

En este sentido, animó a que los países participantes en la reunión de la semana que viene de la Organización Mundial del Comercio a que se unan a su iniciativa de liberar las patentes de las vacunas de el COVID-19 para que puedan ser fabricadas en todo el mundo.