IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Una encuesta revela qué hay detrás de la nueva ola de vacunación en EE.UU.

El sondeo de la Kaiser Family Foundation, realizado a más de 1,500 adultos, asegura que conocer a alguien que ha enfermado gravemente de COVID-19 o que ha muerto como consecuencia, está logrando convencer a quienes aún se resisten a inmunizarse.

Por Elizabeth ChuckNBC News

El aumento de los casos de COVID-19 debido a la variante delta, los informes sobre hospitales repletos y el hecho de tener una conexión personal con alguien que estuvo muy enfermo o que murió a causa del virus fueron los principales motivos para vacunarse recientemente, según una nueva encuesta publicada este martes por la Kaiser Family Foundation.

El sondeo muestra que entre los adultos que se han vacunado contra el COVID-19 desde el 1 de junio en Estados Unidos, el 39% mencionó a la variante delta, altamente transmisible, como la razón principal, el 38% dijo que lo hacía porque los hospitales estaban llenos y el 36% debido a que conocía a alguien que estaba gravemente enfermo o que había muerto.

El 35% también dijo que era porque quería participar en actividades que requerían la vacunación, como viajar o asistir a eventos, mientras que el 19% dijo que los mandatos del empleador fueron factores importantes en su decisión de vacunarse.

Las tasas de vacunación autodeclaradas aumentaron en mayor medida entre los adultos latinosSteve Pfost / Getty Images

Sólo el 15% dijo que la aprobación total en agosto por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de la vacuna Pfizer-BioNTech, una de las vacunas contra el COVID-19 disponibles en Estados Unidos, para personas de 16 años o más, desempeñó un papel importante.

Nada motiva tanto a la gente a vacunarse como el impacto de ver a un familiar, amigo o vecino morir o enfermar gravemente de COVID-19, o preocuparse de que su hospital no pueda salvarle la vida si lo necesita”, dijo el presidente y director general de la Kaiser Family Foundation, Drew Altman, en un comunicado de prensa. “Cuando una amenaza teórica se convierte en un peligro claro y presente, es más probable que la gente actúe para protegerse a sí misma y a sus seres queridos”.

La última encuesta de la Kaiser Family Foundation, hecha a más de 1,500 adultos, se llevó a cabo del 13 al 22 de septiembre. La mayor diferencia entre vacunados y no vacunados se encuentra entre las afiliaciones a los partidos políticos: el 90% de los demócratas declaran haber recibido al menos una dosis, frente al 58% de los republicanos. El 68% de los independientes afirmaron estar vacunados al menos parcialmente.

[Nueva York tiene luz verde para exigir la vacunación obligatoria a maestros en las escuelas públicas]

El 72% de los adultos que participaron en la encuesta dijeron que estaban vacunados, al menos parcialmente, frente al 67% de los adultos encuestados a finales de julio. Las tasas de vacunación autodeclaradas aumentaron en mayor medida entre los adultos latinos y entre los adultos de 18 a 29 años de edad, dijo la Kaiser Family Foundation.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el 77.1% de los adultos de Estados Unidos han recibido ya al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19.