IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Muere una mujer tras contagiarse a la vez con dos variantes del coronavirus

Los expertos creen que la paciente se infectó de dos personas diferentes, y señalan que no es un caso aislado.

Una mujer de 90 años ingresó en un hospital en Bélgica con niveles normales de oxígeno en sangre y sin problemas para respirar. Sin embargo, se caía repetidamente al intentar andar. 

Los médicos le hicieron varias pruebas y dio positivo en un test de SARS-CoV-2, el virus del COVID-19. Pero, para sorpresa de todos, estaba contagiada por dos cepas: la alfa y la beta (detectadas primero en Reino Unido y en Suráfrica, respectivamente).

[Aumentan los contagios por COVID-19 en 26 estados]

La paciente finalmente murió cinco días más tarde porque la enfermedad deterioró con rapidez su sistema respiratorio.

"Por desgracia, no sabemos cómo se infectó", explicó Anne Vankeerberghen, del Hospital OLV de Aalst (Bélgica), en un comunicado de prensa recogido por la radio NPR. 

 

 

"Ambas variantes circulaban en Bélgica en ese momento, por lo que es probable que estuviera infectada por virus de dos personas distintas", detalló la doctora, que es bióloga molecular y autora del informe.

El caso de esta paciente fue presentado en un estudio publicado el pasado fin de semana en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas

La mujer no tenía ninguna enfermedad grave conocida. Vivía sola en su casa, donde recibía cuidados de enfermería, de acuerdo con Vankeerberghen y los coautores del estudio.

[El mundo rebasa los cuatro millones de muertos por coronavirus, equivalente a la población de Los Ángeles]

Aunque este se considera el primer caso confirmado de una infección doble, Vankeerberghen y los demás investigadores señalan que se han registrado casos similares.

En Brasil, por ejemplo, se descubrió a principios de año personas con dos variantes en su sistema, pero el estudio en el que fueron recogidos aún no ha sido publicado. Esta situación también se ha dado con la gripe, afirman los investigadores, tras haber detectado pacientes que han contraído dos cepas distintas del virus.

 

 

Los expertos atribuyen a las variantes del coronavirus el aumento localizado o regional de nuevos casos de COVID-19 en Estados Unidos, a pesar de que los altos niveles de vacunación en ciertas áreas han logrado contener la expansión del virus.

El Gobierno de Joe Biden anunció en abril una nueva estrategia para impulsar las pruebas de detección de variantes, con el fin de romper la cadena de transmisión.

Los expertos en salud dicen que es especialmente vital identificar las cepas del virus que son responsables de miles de casos en Estados Unidos, en los que el virus consigue infectar a personas vacunadas.

Con información de NPR.