Más de 250 estudiantes y maestros en cuarentena en Georgia, tras solo una semana de clases. No es el único caso

La crisis del coronavirus pone a prueba a las escuelas de todo el país. En Mississippi, más de 100 estudiantes volvieron a sus casas después de dar positivo al COVID-19.
Niños en una escuela en Godley, Texas.
Niños en una escuela en Godley, Texas.AP/LM Otero

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

Tras solo una semana de clases, y cuando el país ha rebasado los 5 millones de casos positivos de COVID-19, más de 250 estudiantes y maestros de un distrito escolar de Georgia han sido puestos en cuarentena por dos semanas luego de que algunos resultaran positivos en la prueba, de acuerdo con el sitio web del distrito.

[Padres y maestros protestan en varias ciudades por la reapertura de escuelas]

El distrito escolar del condado de Cherokee, ubicado justo al norte de Atlanta, comparte en su págiba actualizaciones regulares sobre los nuevos casos de coronavirus en sus escuelas.

Al menos 11 estudiantes, de entre el primer y el último grado, así como dos miembros del personal de varias escuelas primarias y secundarias, dieron positivo hasta este viernes en las pruebas. Los estudiantes recibirán clases en línea durante este periodo.

"Empezó la escuela el lunes y fue enviado a casa el miércoles", aseguró a USA TODAY Alex DeBord. Su hijo forma parte de los alumnos puestos en cuarentena durante dos semanas.

El distrito cuenta con 40 escuelas y centros, y tiene 4,800 empleados y más de 42,200 estudiantes.

Las escuelas del condado de Cherokee reanudaron el aprendizaje en persona el lunes 3 de agosto.

"Sabemos que estamos bajo el microscopio, ya que los medios nacionales siguen la reapertura de las escuelas en todo el país", escribió el superintendente Brian V. Hightower en una carta a las familias el viernes.

"Pero sepan que nuestras decisiones no se basan en lo que la gente de Nueva York o Kansas piensa, ni nos preocupa la 'óptica' o la 'imagen' estamos enfocados en lo que hace mejor a nuestra comunidad", añadió.

También precisó que esta tendencia al alza continuará mientras operen las escuelas durante una pandemia.

Un reto nacional

Niños en Godley, Texas. AP/LM Otero

La crisis del coronavirus pone a prueba a las escuelas de todo el país. No solo Georgia ha notificado nuevas infecciones, también lo han hecho Mississippi e Indiana.

Esto ha dado lugar a la implementación de distintas medidas que incluyen el rápido aislamiento de los estudiantes infectados, la localización de sus contactos y la puesta en cuarentena de las personas a las que han expuesto.

"No importa si se abren las escuelas en julio, como hicimos nosotros, o si se abren en agosto, septiembre u octubre. Todas las escuelas van a tener que lidiar con los resultados positivos de las pruebas de COVID-19", aseguró Lee Childress, superintendente del distrito escolar de Corinto en Mississippi, donde más de 100 estudiantes están en cuarentena en sus casas después de haber estado expuestos a un puñado de compañeros infectados.

Las escuelas tratan de mitigar el riesgo de transmisión separando los pupitres, sirviendo comidas en el aula y manteniendo los grupos de estudiantes juntos durante todo el día. Muchas escuelas -pero no todas- exigirán que los estudiantes y el personal lleven máscarilla, lo que, según los expertos en salud, es fundamental para reducir la propagación.

Un niño Dallas, Georgia. AP/Brynn Anderson

Los administradores dicen que puede ser difícil controlar el contacto que ocurre en cada escuela. Los portadores asintomáticos podrían propagar silenciosamente el virus a muchos otros.

El rastreo de contactos puede resultar difícil "cuando tienes tantos estudiantes y tienen múltiples contactos dentro de un edificio", afirmó Michael Hinojosa, superintendente del distrito escolar independiente de Dallas (DISD).

El sistema de escuelas públicas de la ciudad de Nueva York, el más grande de los Estados Unidos, dice que cerrará automáticamente las aulas o los edificios durante 14 días seguidos, dependiendo de la gravedad y las circunstancias de un brote.

[Nueva York autoriza a sus escuelas a reiniciar sus clases de manera presencial]

En el estado de Texas, uno de los más afectados, los sistemas escolares de Houston y Dallas dicen que cerrarán los edificios hasta cinco días si un estudiante o un miembro del personal da positivo, para permitir la limpieza y dar tiempo a los rastreadores de contacto para que hagan su trabajo.

El doctor Ibukun Akinboyo, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas de la Universidad de Duke, dijo que incluso los mejores planes para reabrir y responder a los estudiantes y el personal enfermo van a tener problemas si hay un alto nivel de propagación en la comunidad.

"Lo que esté ocurriendo en la comunidad probablemente también se reproducirá en las escuelas", aseguró.

Con información de USA TODAY, CBS y The Associated Press.