IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los CDC aprueban la dosis de refuerzo de Moderna y Johnson & Johnson contra el COVID-19 y permiten la mezcla de vacunas

La dosis de refuerzo de Moderna se autoriza para los mayores de 65 años, los mayores de 18 años con problemas médicos y los trabajadores en riesgo. La dosis de refuerzo de Johnson & Johnson se autoriza para todos aquellos que recibieron la primera inyección de la vacuna.

Millones de estadounidenses podrán recibir un refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 de las farmacéuticas Moderna y Johnson & Johnson después de que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) dieran su visto bueno definitivo este jueves por la noche, como habían hecho ya semanas antes con la fabricada por Pfizer.

Los CDC han permitido además que se mezclen dosis de refuerzo de vacunas diferentes, de manera que, por ejemplo, quien recibiera la inmunización de Johnson & Johnson hace unos meses pueda ahora reforzarla con una inyección de Pfizer o Moderna.

Casi 100 millones de personas en Estados Unidos podrán beneficiarse de un refuerzo que, según aseguran las farmacéuticas y han corroborado las autoridades federales, protege con mayor eficacia contra el contagio y, sobre todo, contra la enfermedad grave o la muerte causada por el coronavirus.

Inyecciones de la vacuna de Johnson & Johnson en Miami, Florida, el jueves 13 de mayo de 2021.Wilfredo Lee / AP

La dosis de refuerzo de la vacuna de Moderna (la tercera, tras las dos iniciales) ha sido autorizada a partir de los seis meses de recibir las anteriores para todos los mayores de 65 años; los mayores de 18 años que sufren problemas médicos; y todos aquellos que, por su trabajo, tienen un riesgo mayor de contagio. Son las mismas condiciones bajo las que se aprobó la dosis de refuerzo de Pfizer.

[La Casa Blanca revela su plan para vacunar contra el COVID-19 a 28 millones de niños de 5 a 11 años en escuelas y farmaciaa]

La dosis de refuerzo de Johnson & Johnson ha sido autorizada para todos aquellos que recibieron la primera dosis inicial hace al menos dos meses.

El anuncio se produce luego de que un panel de expertos recomendara a los CDC la autorización de las dosis de refuerzo de Moderna y Johnson & Johnson y un día después de que la Administración para el Control de Medicamentos y Alimentos (FDA, en inglés) hiciera lo propio.

"Estas recomendaciones son un ejemplo más de nuestro compromiso fundamental para proteger a la mayor cantidad de personas posible en contra del COVID-19", dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky."La evidencia muestra que las tres vacunas contra el COVID-19 aprobadas en Estados Unidos son seguras -como ha quedado demostrado por las más de 400 millones de dosis que ya se han aplicado. Y todas son muy efectivas para disminuir el riesgo de enfermar gravemente, requerir hospitalización o morir, incluso con la ampliamente esparcida variante delta", agregó.

Los Institutos Nacionales de Salud presentaron evidencia esta semana de que un refuerzo de Pfizer o Moderna, que usan la tecnología de ARNm mensajero en sus vacunas, combinada con una de Johnson & Johnson aumentaba la dosis de anticuerpos más que dos vacunas de esta empresa.

Casi 190 millones de estadounidenses han recibido su esquema completo de vacunas.

Más de 11 millones ya han recibido una dosis de refuerzo, según datos de los CDC. Algunos de ellos son personas con sistemas inmunes comprometidos, que han sido elegibles para ello desde agosto. Y otros más recibieron refuerzos de Pfizer desde el mes pasado.

[La nueva mutación delta plus del COVID-19 preocupa a los expertos y ya está presente en Estados Unidos. Esto es lo que sabemos]

Ahora, 15 millones de personas que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson podrán recibir una segunda dosis de esta misma empresa, de Pfizer o de Moderna, siempre y cuando hayan pasado al menos dos meses.

Hasta ahora ninguna de las autoridades sanitarias ha dicho si cree que es mejor que las personas mezclen vacunas o se queden con las marcas que recibieron originalmente. Simplemente se han limitado a decir que la posibilidad existe y que es segura y efectiva. Sin embargo, el panel de expertos que asesoró a los CDC pidió que esto se siga investigando y que en el futuro se oriente a la población sobre qué es lo más conveniente.