IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los CDC analizan los 300 casos de problemas cardíacos en jóvenes tras la vacunación contra el COVID-19

Aunque los casos son raros, la cifra es más alta de lo esperado para este grupo de edad. Los expertos aclaran que quienes padecen esto "tienden a tener síntomas leves o mínimos que se resuelven en algunos días".
/ Source: Telemundo

Por Erika Edwards – NBC News

Un grupo de asesores independientes de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) se reúne desde este miércoles para investigar los más de 300 casos de inflamación cardíaca registrados en jovenes tras ser vacunados contra el COVID-19.

"Los casos son raros", dijo la semana pasada la directora de los CDC, la Rochelle Walensky, "más de 20 millones de adolescentes y adultos jóvenes [han sido] vacunados en Estados Unidos".

Aún así, los casos de miocarditis o pericarditis, una inflamación del corazón o del tejido circundante, son más comunes de lo que se esperaría para este grupo de edad.

[Siga nuestra cobertura de la pandemia del coronavirus]

El Comité Asesor de Prácticas de Inmunización discutirá las últimas investigaciones sobre la miocarditis tras la vacunación, pero no se espera que realice ningún cambio en las recomendaciones de inmunización contra el coronavirus.

La vacuna de Pfizer es la única autorizada en Estados Unidos hasta ahora para niños de 12 a 17 años, aunque los adultos jóvenes de 18 años o más pueden recibir también las de Moderna o Johnson & Johnson.

No está claro si las vacunas son la causa del problema cardíaco, aunque los CDC han dicho que la evidencia de un vínculo es cada vez más sólida.

Paul Offit, investigador de vacunas del Children's Hospital de Philadelphia, opna que la reunión debería resultar en una "comprensión clara de los riesgos actuales para niños o adultos jóvenes" por la vacuna.

[La gran mayoría de los casos de miocarditis en jóvenes vacunados contra el COVID-19 se han recuperado]

Durante una sesión informativa del jueves pasado, Walensky dijo que los CDC han pedido "a los médicos que estén atentos y reporten si tienen pacientes con síntomas de miocarditis o pericarditis después de la vacunación".

Los síntomas pueden incluir fiebre y fatiga, así como dificultad para respirar y dolor en el pecho. La mayoría de los casos no han sido graves.

"La gran mayoría se ha resuelto por completo con descanso, cuidados y apoyo", dijo Walensky.

La estudiante de primer año Alana Gill recibe la vacuna de Moderna contra el COVID-19 en la Universidad de Stony Brook en Nueva York el 6 de abril de 2021.Raychel Brightman/Newsday RM via Getty Images

De hecho, "las personas que han tenido este efecto secundario tienden a tener síntomas leves o mínimos que se resuelven en varios días", dijo Katie Passaretti, directora médica de prevención de infecciones en Atrium Health en Charlotte.

"Vacunarnos es nuestra forma de salir de esta pandemia", dijo Walensky.

 En un comunicado, Pfizer dijo que está al tanto de los casos reportados y apoya la solicitud de los CDC de "una evaluación cuidadosa de los casos sospechosos de miocarditis y pericarditis".

"Pfizer y los CDC revisan de forma regular y exhaustiva todos los eventos adversos. Es importante entender que se está realizando una evaluación cuidadosa de los reportes y no se ha concluido que las vacunas de ARNm del COVID-19 causen miocarditis o pericarditis”, agregó.