IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los Ángeles obliga a vacunarse a todos los estudiantes mayores de 12 años contra el COVID-19 si quieren asistir a clases presenciales

El segundo distrito escolar más grande del país, impone por unanimidad un mandato que afectará a casi medio millón de niños y se enfrentará probablemente a retos legales.
/ Source: Telemundo

Los Ángeles se ha convertido en el primer gran distrito escolar del país en exigir que los estudiantes de 12 años en adelante presenten una prueba de vacunación contra el COVID-19 para poder asistir a clases presenciales.

El Distrito Escolar Unificado de esta ciudad californiana, el segundo más grande de Estados Unidos, debatió esta propuesta en una reunión especial el jueves por la tarde. Después de haber sido aprobada de manera unánime, se ha convertido en una de las políticas más ambiciosas en todo el país para proteger a los niños de los contagios de esta enfermedad mortal.

Manifestantes antivacunas protestas contra las medidas sanitarias en las escuelas de Los Ángeles, California; el 9 de septiembre de 2021.AP

[Conozca aquí dónde, cuándo y cómo puede vacunarse allí donde vive]

El distrito, que cuenta con más de 640,000 alumnos desde la guardería hasta el grado 12, realiza pruebas a todos los alumnos y trabajadores cada semana; exige el uso de mascarillas en interior y en exteriores; y que los empleados se vacunen.

Una parte importante de sus estudiantes proceden de familias con bajos ingresos y más del 73% son latinos.

La propuesta requiere que los estudiantes de 12 años en adelante que participen en deportes y otras actividades reciban una primera dosis de la vacuna antes del 3 de octubre y una segunda dosis antes del 31 de octubre.

Todos los demás estudiantes tendrían que recibir una primera dosis antes del 21 de noviembre y la segunda antes del 19 de diciembre. El último día de clases antes de las vacaciones de invierno es el 17 de diciembre y se reanudan el 11 de enero.

Los niños menores de 12 años aún no tienen una vacuna aprobada por las autoridades federales, que esperan poder dar su visto bueno este otoño.

La medida ha sido aprobada cuando los casos de COVID-19 y las hospitalizaciones en el condado de Los Ángeles han disminuido, pero la tasa de transmisión sigue siendo alta, según el Departamento de Salud Pública del condado.

Y cuando los contagios entre niños se han disparado a lo largo del país hasta superar los 250,000 casos semanales por primera vez desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020. Y suponen más de uno de cada cuatro nuevos casos.

[Biden lanza un nuevo plan contra el COVID-19 que incluye la vacunación obligatoria de trabajadores federales]

"Sin un aumento significativo en el número de residentes elegibles vacunados, hay un riesgo de aumento de casos este otoño e invierno, ya que el COVID-19 se propaga fácilmente entre los no vacunados", dijo la directora de Salud Pública, Barbara Ferrer, en un comunicado este miércoles.

El Departamento local de Salud informó el 1 de septiembre que, entre el 15 y el 21 de agosto, los jóvenes de 12 a 17 años no vacunados tenían un riesgo de infección ocho veces mayor que los vacunados.

"La estrategia más poderosa para mantener las escuelas abiertas es aumentar las cifras de vacunación lo más rápido posible", indicó en aquel entonces en un comunicado el departamento.

Con información de AP.