IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las nuevas variantes de coronavirus podrían infectar de nuevo a personas que ya enfermaron de COVID-19

Fauci revela los riesgos de que las nuevas mutaciones se conviertan en dominantes en Estados Unidos, y urge a vacunarse cuanto antes.
/ Source: Telemundo

Si las variantes del coronavirus detectadas en las últimas semanas se vuelven dominantes podrían poner en riesgo de reinfectarse a aquellas personas que ya se contagiaron anteriormente, según dijo este lunes Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. 

Mientras que el ritmo de los contagios de COVID-19 en Estados Unidos se desacelera ligeramente, las nuevas cepas detectadas en principio en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil, siguen generando preocupación entre los expertos porque parecen más virulentas y contagiosas, según lo observado hasta la fecha, y se están extendiendo ya por todo el planeta. 

La amenaza de reinfección llega tras el mes más mortífero de la pandemia en Estados Unidos, con más de 95,000 fallecidos, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Aunque las vacunas actuales no ofrecen el mismo nivel de protección contra las nuevas variantes del coronavirus, según Fauci, pueden proteger a personas que padecen enfermedades graves que requieren hospitalización. También podrían evitar que las variantes se vuelvan más dominantes.

[¿Por qué están apareciendo ahora nuevas variantes del coronavirus?]

"Hay que vacunarse de la forma más rápida y expedita posible", insistió Fauci al explicar que los virus no pueden mutar si no se propagan. “Si se detiene su propagación con un proceso amplio de vacunación que permita reducir la masificación del virus, no aparecerán mutaciones", explicó.

La distribución y administración de las vacunas ha sido lenta, pero se espera que el ritmo se acelere en las próximas semanas. El presidente, Joe Biden, anunció la compra de 200 millones de dosis más para este verano, lo cual incrementaría a 600 millones el total de dosis de Pfizer-BioNTech y Moderna que estarán disponibles para los residentes de Estados Unidos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que hasta el lunes se habían administrado más de 32 millones de dosis de la vacuna, de los cuales 26 millones de personas ya recibieron una dosis y más de 5,7 millones han sido vacunados con las ambas dosis de la inyección.  

Para las autoridades sanitarias la propagación de las nuevas variantes es una preocupación. En al menos 28 estados se contabilizan casos de la nueva cepa hallada en el Reino Unido. En Minnesota ya fue detectado el primer caso de la variante que se originó en Brasil. Mientras que la cepa detectada en Sudáfrica también llegó al país: el primer caso fue detectado la semana pasada en Carolina del Sur.

“Significa que el simple hecho de ir al supermercado, a la escuela o al trabajo podría volverse más peligroso. Tenemos un sistema sanitario ya sobrecargado y agotado”, dijo la doctora Megan Ranney, médico de urgencias y directora del Centro Brown-Lifespan para la Salud Digital en Rhode Island.

[Cuáles son las vacunas contra el coronavirus que están disponibles en Estados Unidos y quiénes pueden recibirlas]

“Con estas variantes estamos en una absoluta carrera contra el tiempo, en el intento de vacunar a la gente antes de que se extiendan demasiado por nuestro país”, expresó Ranney.

Una sola dosis de la vacuna

Las personas que ya han estado infectadas por el coronavirus podrían necesitar sólo una dosis de la vacuna para evitar la reinfección, según un estudio divulgado el lunes y que todavía no ha sido publicado en ninguna revista científica.

Los investigadores evaluaron los síntomas en 231 personas tras la vacunación, de las cuales 83 se habían infectado previamente y 148 no. Ambos grupos informaron que experimentaban dolor en el lugar de la inyección después de la primera dosis. Sin embargo, los que se habían infectado antes, manifestaron padecer fatiga, dolor de cabeza y escalofríos con mayor frecuencia.

También analizaron la respuesta del sistema inmunológico de la vacuna en 109 personas de las cuales 68 no habían estado infectadas anteriormente y otras 41 sí. Se descubrió una respuesta de anticuerpos más sólida en el último grupo. Sin embargo, la muestra es pequeña, por lo que las conclusiones del estudio deberán estudiarse más a fondo, según los expertos.

[El uso de la mascarilla en el transporte público es obligatorio a partir de este martes]

Según la investigación a cargo de Florian Krammer, virólogo de la Escuela de Medicina Icahn del Monte Sinaí, las personas que se infectaron previamente con el virus tendían a tener niveles de anticuerpos iguales o superiores a los de las personas que habían recibido las dos dosis de la vacuna, pero que nunca se habían infectado.

Además, se evidenció que los efectos secundarios son más generalizados después de la primera dosis en personas que fueron previamente contagiadas, según el autor del estudio que no ha sido revisado por pares.

"Creo que una sola vacuna debería ser suficiente", afirmó Krammer. "Esto también evitaría a las personas un dolor innecesario al recibir la segunda dosis y liberaría dosis de vacunas adicionales", dijo al tiempo en que explicó que el aplicar una sola dosis no tendría un impacto negativo en la cantidad o concentración de los anticuerpos que se encuentran en la sangre de las personas.

"Los estudios de seguimiento en curso mostrarán si estas diferencias tempranas en las respuestas inmunitarias se mantienen con el tiempo", dice el estudio.

Aunque algunos científicos están de acuerdo con esta lógica, otros son más cautos.  John Wherry, director del Instituto de Inmunología de la Universidad de Pensilvania, dijo al diario The New York Times que antes de impulsar un cambio en la política de vacunación, le gustaría ver datos que demuestren que esos anticuerpos son capaces de impedir la replicación del virus.

"El hecho de que un anticuerpo se una a una parte del virus no significa que vaya a protegerte de la infección". Además, aseguró que identificar qué personas se han infectado previamente podría resultar complicado.  

[Hallan casos de diabetes vinculados al COVID-19 mientras los contagios siguen y se prevén 130,000 muertes antes de mayo]

Los efectos secundarios después de vacunarse son totalmente esperables. Demuestran que el sistema inmunológico está preparando una respuesta y que estará mejor preparado para combatir una infección.

Con información de CNN, NBC News y New York Times.