IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las muertes por coronavirus en EE.UU. superan la cifra de militares de este país fallecidos en la II Guerra Mundial

Este jueves se registraron además dos nuevos récords: fallecieron 3,110 personas en un solo día y hubo cerca de 230,000 nuevos contagios. Estas son las historias y comparaciones históricas tras estas cifras.
/ Source: Telemundo

Justo cuando las autoridades sanitarias del país están a punto de aprobar la vacuna contra el COVID-19, las muertes por la enfermedad no dejan de dispararse. Desde la última semana se han superado cifras que parecen confirmar que el puente por Acción de Gracias tuvo nefastas consecuencias.

Tan solo este jueves fallecieron 3,110 personas por COVID-19, un nuevo récord registrado en un solo día. El país alcanzó otra marca el mismo día, con cerca de 230,000 nuevos contagios, según datos de nuestra cadena hermana NBC News.

[Siga nuestra cobertura de la pandemia del coronavirus]

En el lapso de cinco días se ha registrado un millón de nuevos casos y hay más de 106,000 personas hospitalizadas. Cada día se contagian en promedio 209,000 personas

Desde que comenzó la pandemia, más de 292,000 personas han fallecido por esta enfermedad, superando así la cifra de militares estadounidenses muertos durante la II Guerra Mundial (291,557 en combate, según el Gobierno federal).

En este conflicto fallecieron en total entre 70 y 85 millones de personas en todo el mundo, una cifra muy lejos de la cifra global de víctimas de la pandemia (1.6 millones, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins). 

¿Qué significan estas muertes diarias?

El récord anterior de muertes diarias fue el miércoles con 3,102 muertes, según NBC News. El pico más alto registrado en Nueva York en abril, cuando la ciudad era el epicentro de la pandemia, fue de 2,603 muertes.

Una cifra de muertes en un solo día se ha superado pocas veces en la historia. Por ejemplo, cuando el huracán de Galveston en 1900, donde hubo más de 8,000 muertes en un día. En 1918, durante la gripe española, murieron 6,300. Durante el terremoto de San Francisco, en 1906, murieron 3,000 personas.

[No, la vacuna contra el coronavirus no insertará un chip en el cuerpo humano]

El número de muertes registradas desde el miércoles son más que las provocadas por el ataque terrorista de las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001. En aquel atentado fallecieron 2,977 personas.

Todos estos episodios son recordados como algunas de las tragedias que más han marcado a Occidente.

A partir de entonces, los días con más muertes en la historia del país se han registrado todos en la última semana.

El jueves 3 de diciembre (con 2,802 fallecidos), el viernes 4 de diciembre (con 2,669), el miércoles 9 de diciembre (con 3,103) y el jueves 10 (con 3,110).

Todas estas muertes son más de las que hubo en el ataque a Pearl Harbor en 1941.

La cifra del miércoles, y por tanto la del jueves, eclipsó las muertes ocurridas el primer día de la invasión de Normandía durante la Segunda Guerra Mundial (2,500 estadounidenses murieron, así como 4,400 aliados).

Los expertos pronostican que estas muertes seguirán en aumento durante todo este mes, por lo menos.

Médicos desesperados

Dependiendo de la rapidez con la que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, en inglés) apruebe la recomendación del panel de expertos que aprobó ayer la vacuna de Pfizer, las inyecciones podrían comenzar en solo unos días, inaugurando la mayor campaña de vacunación en la historia del país.

El especialista en pruebas Lester Gopar trabaja en un centro de pruebas de COVID-19 en Los Ángeles. AP

En San Luis, Missouri, el fisioterapeuta pulmonar Joe Kowalczyk confiesa que ha visto pisos enteros de su hospital llenarse de pacientes con COVID-19, que el suministro de ventiladores está disminuyendo y que el inventario es tan reducido que los colegas de un turno tuvieron que ventilar a un paciente utilizando una máquina poco adecuada para ello.

Cuáles son los efectos secundarios y qué tan seguras son las vacunas contra el coronavirus]

Cuando se va a casa a dormir durante el día tras sus agotadores turnos nocturnos, a veces tiene pesadillas.

En Dakota del Sur, el doctor Clay Smith ha tratado a cientos de pacientes de COVID-19, que trabaja en el Hospital Spearfish de Monument Health y en el Hospital Sheridan Memorial en el vecino Wyoming, dijo que los pacientes se quedan varados en la sala de urencias durante horas mientras esperan las camas en el piso principal o los traslados a hospitales más grandes.

Y esos traslados se están volviendo más desafiantes, con algunos pacientes enviados tan lejos como Denver, a 400 millas (644 kilómetros) de los dos hospitales.

La directora de salud de Nueva Orleans, la doctora Jennifer Avegno, describió una reciente visita a un hospital donde observó a médicos, enfermeras, terapeutas respiratorios y otras personas que se arriesgaban a exponerse a la enfermedad en un largo e inútil intento de salvar a un paciente moribundo con COVID-19.

Algunos se quebraron en lágrimas después, dijo Avegno.

"Este es personal experimentado en urgencias y cuidados intensivos", dijo. "No lloramos muy a menudo, y especialmente no varios de nosotros a la vez".

En la ciudad de Nueva York, que fue devastada por el virus en la primavera, un médico dio una nota de relativo optimismo, y aseguró que por lo menos los médicos son más capaces de manejar el virus ahora.

"A principios de la primavera no sabíamos lo suficiente", aseguró el doctor Jolion McGreevy, que dirige el departamento de Urgencias del Hospital Mount Sinai.

"Realmente estamos operando desde el conocimiento, ahora, lo cual es un gran salto respecto a donde estábamos en la primavera", afirmó con entusiasmo.

Por Gabriela Martínez con información de AP.