IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las nuevas dosis de refuerzo de la vacuna del COVID-19 pronto estarán disponibles para todos los mayores de 12 años

La mejor manera de programar cuándo volver a inmunizarse contra el coronavirus, dicen los expertos, es tener en cuenta los factores de riesgo individuales, como la edad y las enfermedades subyacentes: eso determinará cuándo es mejor recibirla.

Por  Berkeley Lovelace Jr. - NBC News

El coordinador del COVID-19 en la Casa Blanca, el Dr. Ashish Jha, aseguró el miércoles que los refuerzos de las vacunas recientemente actualizados estarán disponibles para adolescentes y adultos "en unas pocas semanas".

"Creo que va a estar disponible y todos los estadounidenses mayores de 12 años podrán recibirlo", aseguró Jha a Lester Holt de NBC News.

Las nuevas dosis están dirigidas a las subvariantes de ómicron BA.4 y BA.5, así como a la cepa original del virus. La BA.5 representa casi el 90% de los nuevos casos de Covid en Estados Unidos., según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) determinará la eficacia de las vacunas actualizadas para proteger contra el virus, afirmó Jha, y añadió que espera que “funcionen mucho mejor para prevenir la transmisión de la infección y las enfermedades graves” que las vacunas actuales.

¿Cuándo me debo poner otro refuerzo?

Actualmente, los adultos a partir de 50 años –así como las personas inmunodeprimidas– pueden recibir una segunda dosis de refuerzo cuatro meses después de obtener la primera.

¿Quienes reúnen los requisitos para inmunizarse con los refuerzos actualmente disponibles deberían ponérselos ahora o esperar a las nuevas dosis de vacunas actualizadas?

A primera vista, decidir cuándo vacunarse puede parecer sencillo. Pero a este punto, esperar es una opción, tomando en cuenta que esta nueva dosis de la vacuna proporcionaría el mejor nivel de protección contra las formas dominantes del virus en circulación.

Se trata de una cuestión cada vez más complicada en un país en el que la aceptación de las vacunas ha variado considerablemente y hay quienes tienen diferentes niveles de riesgo.

Una mujer recibe una dosis de refuerzo de la vacuna del COVID-19 en un hospital de Hines, Illinois, el 1 de abril de 2022.
Una mujer recibe una dosis de refuerzo de la vacuna del COVID-19 en un hospital de Hines, Illinois, el 1 de abril de 2022.Scott Olson / Getty Images file vía NBC News

Muchas personas con derecho a vacunarse en Estados Unidos están inmunizadas, pero no han recibido una dosis de refuerzo. Algunos están doblemente protegidos. Además, el hecho de que una persona haya sido infectada o reinfectada complica aún más las cosas.

El nivel de inmunidad en todo el país es “sorprendentemente diferente ahora de lo que era hace un año”, aseguró el Dr. William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt.

[Millones de personas siguen sin los sentidos del olfato y el gusto tras contraer COVID-19]

Para hacer las cosas aún más confusas, si la gente se vacuna a principios de este otoño, existe cierta preocupación entre los científicos sobre si seguirán teniendo suficiente protección contra el virus durante los meses de invierno, cuando se espera que vuelvan a aumentar los casos de COVID-19.

Las investigaciones han demostrado que los anticuerpos generados por las vacunas existentes empiezan a disminuir después de unos pocos meses.

“No hay una respuesta clara”, afirmó la Dra. Katherine Poehling, experta en vacunas y pediatra del hospital Atrium Health Wake Forest Baptist en Carolina del Norte. Calcular el momento de la próxima vacuna, agregó, es tan complicado como “calcular el momento de la bolsa de valores”. 

Según los expertos, la mejor manera de programar la próxima vacuna contra el coronavirus es tener en cuenta los factores de riesgo individuales, como la edad y las enfermedades subyacentes, así como el nivel de propagación en la comunidad y el tiempo transcurrido desde la última dosis de la vacuna.

[Los contagios por COVID-19 aumentan donde vive más de la mitad de la población en EE.UU.]

Los adultos mayores y las personas con un sistema inmunitario debilitado suelen tener el mayor riesgo de sufrir complicaciones graves a causa de la enfermedad, pero también lo tienen otros grupos, como las personas con diabetes, asma o enfermedades pulmonares crónicas.

“Yo diría que si alguien estuviera en una comunidad con una tasa de transmisión alta y fuera muy vulnerable, podría aprovechar inmediatamente el refuerzo que está disponible actualmente”, afirmó el Dr. Ofer Levy, director del programa de vacunas de del Hospital Infantil de Boston.

Por otro lado, alguien que sea joven, esté sano y viva en una comunidad en la que la transmisión de COVID-19 sea baja puede tomar la decisión de esperar a la actualización del refuerzo, agregó.

[¿Qué es el Paxlovid, la medicina de Biden tras contagiarse?] 

Las vacunas existentes que una persona joven y sana ya ha recibido deberían seguir proporcionando “protección contra los peores resultados, que son el ingreso en la unidad de cuidados intensivos y la muerte”, dijo. 

Sin duda, aplazar la vacunación hasta que esté disponible el refuerzo actualizado sigue siendo una apuesta para cualquiera: Los casos de COVID-19 siguen siendo elevados en Estados Unidos, con una media de más de 98,000 casos al día, según datos de los CDC.

Además, las autoridades sanitarias federales aún no han decidido si distribuirán inmediatamente las dosis actualizadas a todos los adultos o si empezarán por los que corren más riesgo, como los ancianos.

El hecho de que las autoridades pongan la vacuna inmediatamente a disposición de todas las personas elegibles dependerá de la cantidad de suministros que Pfizer-BioNTech y Moderna puedan fabricar y distribuir para el próximo mes, según una persona familiarizada con las conversaciones. Si el suministro es inicialmente limitado, las dosis actualizadas podrían destinarse primero a las personas de mayor riesgo, como los ancianos o los inmunodeprimidos.

[¿Por qué hay personas que no han enfermado de COVID-19? La variante BA.5 podría acabar con esa suerte]

Esta estrategia podría ser un reflejo de la del Reino Unido, que ofrecerá las dosis actualizadas el mes que viene a las personas mayores de 50 años y a las que, por su trabajo o por su estado de salud, estén en situación de alto riesgo. (Los nuevos refuerzos del Reino Unido difieren de los que se ofrecerán en Estados Unidos, ya que se dirigen a la versión original de ómicron, llamada BA.1, que circuló a principios de este año).

En un seminario web organizado por la Cámara de Comercio de EE.UU. el martes, Jha afirmó que los ciudadanos que reúnan los requisitos necesarios deberían vacunarse ahora, y que pueden recibir la vacuna de refuerzo actualizada dentro de unos meses.

"Mi opinión general es que no hay razón para esperar, hay que ir a por ella, incluso si sólo faltan unas semanas" para el refuerzo actualizado, insistió.

Schaffner, del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, estuvo de acuerdo en que la gente no debería esperar, señalando que no hay garantía de que puedan recibir las vacunas actualizadas.

Levy, del Hospital Infantil de Boston, afirmó que no hay ningún inconveniente en recibir una vacuna adicional ahora si es elegible: "Creo que la gente debería aprovechar. Tenemos vacunas seguras y eficaces. Inmunícense. Eso es lo esencial".