IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La variante delta y no la ómicron es la responsable de que los casos de COVID-19 hayan vuelto a aumentar en EE.UU.

Aunque cada vez más estados identifican casos de la nueva variante, es la altamente contagiosa y ya conocida delta la que está detrás de la mayoría de los casos a nivel nacional. Quienes siguen sin vacunarse representan la mayoría de los nuevos contagios.

Por Erika Edwards - NBC News

Aunque cada vez son más los estados que informan de sus primeros casos de la variante ómicron, sigue siendo la altamente contagiosa variante delta la que está provocando casi todos los nuevos contagios de COVID-19 en Estados Unidos.

Es más: todo indica que los casos aumentaron después de la celebración de Thanksgiving. 

El Dr. Michael Saag, decano asociado de salud global de la Universidad de Alabama en Birmingham, asegura que ha visto un “notable aumento” de pacientes con coronavirus que necesitan tratamientos con anticuerpos monoclonales en las últimas 24 horas.

[El riesgo de reinfección es 3 veces mayor con la variante ómicron pero las vacunas existentes protegen de los síntomas graves]

“Piénsenlo”, dijo Saag. “Alguien se expuso y se infectó el jueves o el viernes de la semana pasada. Luego (el virus) tardó dos o tres días en incubarse”.

Según todos los indicios, la variante predominante en los casos nuevos de COVID-19 en todo Estados Unidos sigue siendo delta y no ómicron.

“Sé que las noticias se centran en la variante ómicron, pero debemos recordar que el 99.9% de los casos que hay ahora mismo en el país son de la variante delta”, aseguró el viernes la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), durante una rueda de prensa. 

La fila en un centro de pruebas de COVID-19 en Times Square en Nueva York. Yuki Iwamura / AP

La mayoría de los casos, agregó, se dan entre personas que siguen sin vacunarse.

Walensky informó que la media actual de siete días en relación a los nuevos casos de COVID-19 es de unos 86,400 casos diarios. Hace un mes, según los datos de los CDC, la media de siete días era de 70,000. 

[La variante ómicron del coronavirus se propaga hasta tres veces más rápido que delta]

Sin duda, la variante delta está detrás de ese aumento y la forma en que ómicron puede impulsar los casos en el futuro sigue siendo un misterio.

“Vamos a tardar en saber cuál va a ser el impacto global para las personas infectadas con ómicron”, aseguró el Dr. Anthony Fauci, principal asesor médico de la Administración Biden, durante la sesión informativa del viernes.

La Dra. Mary Bassett, comisionada de salud del Departamento de Salud del estado de Nueva York, dijo que su equipo ha intensificado la secuenciación genética para detectar y estudiar la variante ómicron.

“Instamos al público a no entrar en pánico, ya que todavía estamos aprendiendo más sobre esta variante y estamos preparados para manejarla”, dijo Bassett durante una conferencia de prensa el jueves. 

Hasta ahora, se han identificado al menos cinco casos en Nueva York. La cepa también se ha detectado en California, Colorado, Hawai, Minnesota, Missouri y Nebraska.

¿Superará ómicron a delta como la variante predominante? Nadie lo sabe todavía.

“Lo que el virus quiere es infectar a más personas”, afirma Matthew Binnicker, experto en enfermedades infecciosas de la clínica Mayo de Rochester, Minnesota.

Explicó que los virus mutan porque quieren vivir, propagándose más fácilmente de persona a persona.

[El plan de Biden para hacerle frente al COVID-19 en invierno no incluye nuevas restricciones]

“Por eso vimos que delta se impuso y superó a todas las demás variantes del SARS-CoV-2 en el mundo”, agregó Binnicker. “Se convirtió en el rey de la colina”.

Mientras tanto, los médicos se preparan para lo que temen sea otra oleada invernal de COVID-19, atribuida a más reuniones navideñas.

“Se acercan las navidades y el año nuevo", dijo Saag. “Lavar, enjuagar, repetir”.