La OMS recomienda el uso de esteroides para los casos más graves de coronavirus tras estudios que muestran que evita muertes

Experimentos clínicos demuestran la eficacia del uso de esteroides de bajo costo y que están ampliamente disponibles. Sin embargo, las autoridades sanitarias no recomiendan su uso para enfermos leves.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El uso de esteroides de bajo precio y ampliamente disponibles en farmacias puede transformarse en una solución para combatir y sobrevivir al COVID-19, según recomendó la Organización Mundial de la Salud este miércoles.

Los estudios clínicos llevados a cabo muestran la buena respuesta que han tenido enfermos graves afectados por el coronavirus al ingerir esteroides.

Sin embargo, la OMS advirtió que no se recomienda que pacientes con síntomas leves o sin síntomas los utilicen para tratar la enfermedad.

"Este es el primer tratamiento que ha demostrado reducir la mortalidad en pacientes con COVID-19 que requieren oxígeno o asistencia respiratoria", dijo el director general de la OMS, doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"Es una gran noticia y felicito al Gobierno del Reino Unido, la Universidad de Oxford y los numerosos hospitales y pacientes del Reino Unido que han contribuido a este avance científico que salvó vidas", aseguró.

[Un medicamento común con esteroides reduce las muertes entre los pacientes más graves de COVID-19, según un estudio]

El medicamento, llamado dexametasona, se ha utilizado durante décadas para tratar afecciones, desde el mal de altura hasta la inflamación ocular. La OMS lo ha puesto en la lista de medicinas esenciales desde 1977 en distintas fórmulas, y en la mayoría de los países es muy sencillo conseguirlo.

En el caso de los pacientes con coronavirus, ha demostrado reducir las muertes en un tercio de los casos, según los estudios de científicos británicos.

 Científicos de de la Universidad de Oxford compararon los resultados de 2,104 pacientes hospitalizados que recibieron el esteroide con 4,321 pacientes que no lo recibieron. 

Los resultados revelaron que las muertes se redujeron en aproximadamente un tercio en aquellos pacientes que estaban lo suficientemente enfermos como para requerir ventilación artificial y en aproximadamente un 20% entre los pacientes que tenían problemas para respirar, pero que no habían recibido un respirador.