IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Corte Suprema bloquea la regla de vacunación para empresas pero mantiene el mandato para los trabajadores de salud

Los magistrados conservadores impusieron su mayoría para dictaminar que el Gobierno se extralimitó al imponer un mandato que habría afectado a más de 80 millones de empleados.

La Corte Suprema bloqueó este jueves la aplicación de la regla del presidente, Joe Biden, que exige la vacunación obligatoria contra el COVID-19 a los empleados de las grandes compañías (o pruebas de detección semanales) y el uso de mascarilla en las empresas, pero sí mantuvo el mandato para la mayoría de los trabajadores de la salud.

La Corte Suprema, de mayoría conservadora, dictaminó que el Gobierno federal se extralimitó al tratar de imponer la norma de vacunación de la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo a todas las empresas en Estados Unidos con 100 o más empleados. Más de 80 millones de personas se habrían visto afectadas.

U.S. Supreme Court Hears Arguments On Covid-19 Vaccine Mandates
La Corte Suprema este viernes: "Las libertades y los mandatos no se mezclan".Bloomberg / Bloomberg via Getty Images

"La OSHA nunca ha impuesto un mandato de este tipo. Tampoco lo ha hecho el Congreso. De hecho, aunque el Congreso promulgó una importante legislación para hacer frente a la pandemia del COVID-19, se ha negado a promulgar ninguna medida similar a la que la OSHA ha promulgado aquí", escribieron los jueces en un dictamen sin firma, según indicó la agencia de noticias The Associated Press.

Los tres magistrados liberales en la Corte emitieron una opinión particular indicando que la Corte se está "extralimitando" al reemplazar con su dictamen la opinión de los expertos médicos.

[El Senado vota en contra del mandato de vacunación de Biden para empresas privadas]

"Actuando fuera de su competencia y sin base legal, la Corte desplaza los juicios de los funcionarios del Gobierno a los que se les ha dado la responsabilidad de responder a las emergencias sanitarias en el lugar de trabajo", escribieron los jueces Stephen Breyer, Elena Kagan y Sonia Sotomayor en una disidencia conjunta.

La regla de vacunación fue impulsada por la Administración de Joe Biden en noviembre y fue impugnada de inmediato por un grupo de estados republicanos y empresas que alegaron que el Gobierno federal carece de poder para emitir un mandato tan amplio.

[Texas demanda al Gobierno de Biden por el mandato de vacunación a personal de la salud]

Las cortes inferiores bloquearon inicialmente el mandato, pero una sentencia del tribunal de apelación permitió que entrara en vigor.

La Federación Nacional de Empresas Independientes calificó ese fallo como “un golpe en las tripas para las pequeñas empresas que están luchando por mantenerse en el negocio mientras salen de la pandemia", pese a que el mandato sólo aplica para las compañías que tienen más de 100 empleados.

Los estados que se oponen a este requisito afirmaron que la ley federal confiere al Gobierno la autoridad para imponer normas generales de salud y seguridad en instalaciones como los hospitales, pero no la facultad de exigir vacunas. La agencia que administra Medicare y Medicaid nunca antes había exigido las vacunas, dijeron.