IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Casa Blanca admite que no alcanzará su objetivo de vacunar al 70% de los adultos antes del 4 de julio

“Ahora que la variante delta se está extendiendo por todo el país e infectando a los más jóvenes, es más importante que nunca que den este importante paso”, explica el Gobierno federal.
/ Source: Telemundo

Por Mike Memoli – NBC News

El Gobierno admitió este martes que probablemente no alcanzará el objetivo fijado por el presidente, Joe Biden, de vacunar al 70% de los adultos en Estados Unidos antes del Día de la Independencia, pero insistió en que ha "tenido éxito más allá de las expectativas más altas" en devolver a la nación a la normalidad anterior a la pandemia de coronavirus.

Jeffrey Zients, jefe del equipo de respuesta al COVID-19 de la Casa Blanca, anunció sin embargo que la Administración ha alcanzado su objetivo de vacunar al 70% de los mayores de 30 años, y puede lograrlo también para los mayores de 27 antes del 4 de julio. 

Pero necesitará “algunas semanas más” para conseguir incluir a todos los mayores de 18 años entre los inmunizados ante las reticencias de los más jóvenes a protegerse contra el coronavirus. 

[Siga nuestra cobertura de la pandemia del coronavirus]

"La realidad es que muchos estadounidenses más jóvenes han sentido que el COVID-19 no es algo que los afecte y se han mostrado menos ansiosos por recibir la vacuna", opina Zients, según ha adelantado NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo. 

“Siempre tuvimos la meta del 4 de julio como un momento para un hacer balance y celebrar el progreso que hemos logrado, pero de ninguna manera iba a ser un punto final”, dijo un alto funcionario de la Administración.

"Lo que realmente importa es cómo se siente el país y qué pueden hacer ahora los estadounidenses sintiéndose seguros. Los restaurantes y las escuelas han podido reabrir. Habrá celebraciones muy diferentes a las que hablabamos hace incluso unas semanas", concluyó.

Biden estableció dos objetivos el 4 de mayo: que al 70% de los adultos hubieran recibido al menos una dosis de la vacuna en dos meses, y que 160 millones de ciudadanos estuvieran completamente vacunados para entonces. Ese segundo objetivo tampoco se alcanzará hasta mediados de julio, según prevé la Casa Blanca.

"Si tenemos éxito en este esfuerzo, como lo hicimos con el anterior, entonces los estadounidenses habrán dado un paso serio de vuelta a la normalidad", dijo el presidente en mayo. 

Pero la tasa de vacunación diaria ya había comenzado a caer drásticamente por entonces, desde un máximo de más de 4.6 millones el 10 de abril hasta tocar fondo en alrededor de 500,000 a principios de junio. Hasta el domingo, 150 millones de personas en Estados Unidos están ya completamente vacunadas, y el 65% de los adultos han recibido al menos una dosis.

[Los CDC lanzan un chat de WhatsApp en español para responder preguntas sobre las vacunas contra el COVID-19]

Desde que el Gobierno lanzó el llamado "Mes de acción" en junio, el promedio de vacunaciones diarias ha aumentado un poco, aunque no lo suficiente como para cumplir el objetivo de Biden.

"Para nosotros se trata menos del número y más de,¿Estados Unidos ya luce como Estados Unidos de nuevo? ¿Hemos protegido a algunos de nuestros más vulnerables?" dijo el funcionario, "y no solo la respuesta es sí, sino que lo hemos hecho mucho más rápido de lo que esperábamos".

Viola, de 75 años, recibe una dosis de la vacuna de Moderna del COVID-19 de una trabajadora de la salud fuera de la Misión de Los Ángeles ubicada en la comunidad de Skid Row el 10 de febrero de 2021 en Los Ángeles, California.Mario Tama/Getty Images

La meta del 70% no fue la primera referencia que estableció Biden para el 4 de julio. En un discurso en horario estelar en marzo, fijó una meta más modesta: que si los ciudadanos seguían los protocolos de seguridad y se vacunaban, sería probable organizar reuniones modestas antes de ese feriado. "Eso no significa grandes eventos con muchas personas juntas, pero sí significa que los grupos pequeños podrán reunirse", dijo.

Ahora, sin embargo, la Administración planea llevar a cabo una importante celebración del Día de la Independencia en la Casa Blanca y recibir allí a 1,000 miembros de las fuerzas armadas y trabajadores de primera línea.

[¿Son seguras las vacunas para las embarazadas y los bebés lactantes? Los datos son "tranquilizadores"]

“Hemos construido un programa de vacunación a nivel nacional incomparable y único en su tipo. Y como resultado, hemos ejecutado con éxito la tarea logística más compleja de la historia: administrar 300 millones de inyecciones en 150 días”, opina Zients.

Junto a los programas de incentivos para la vacunación, la Administración ha comenzado a advertir cada vez más sobre el riesgo de contraer la variante delta, más contagiosa y potencialmente más letal.

"La nueva variante dejará a las personas no vacunadas aún más vulnerables de lo que eran hace un mes", advirtió Biden el viernes mientras promocionaba los 300 millones de dosis de vacunas administradas desde que asumió el cargo. “Pero la buena noticia es que tenemos la solución. La ciencia y los datos son claros: la mejor manera de protegerse contra estas variantes es vacunarse por completo", agregó.

La Casa Blanca continuará su agresiva campaña de vacunación mucho más allá del 4 de julio. Biden viajará a Carolina del Norte el jueves para un evento centrado en la vacunación, mientras que la primera dama, Jill Biden, viajará el martes a Jackson, Mississippi y Nashville, Tennessee. En este último hará una parada en un sitio de vacunación en una destilería con la estrella de música country Brad Paisley.

“Ahora que la variante delta se está extendiendo por todo el país e infectando a los más jóvenes en todo el mundo, es más importante que nunca que den este importante paso”, opina Zients.