IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Este centro de vacunación de Nueva York se abrió para latinos, pero está saturado de blancos de otros barrios

“Cuanto más sé de esto, más me enfado”, denuncia el alcalde de Nueva York. Pero es sólo un ejemplo de cómo el racismo y la desigualdad causa estragos a las minorías. Le contamos cómo pudo suceder.

Un centro de vacunación en un barrio latino de la ciudad de Nueva York especialmente golpeado por la pandemia registró una abrumadora marea de personas blancas de otras comunidades que pidieron inmunizarse allí contra el coronavirus, según informa la cadena CNN a partir de denuncias de líderes políticos y doctoras.

Éste es uno de más los signos de que la protección contra el COVID-19 está viéndose afectada por el racismo sistémico que daña desde hace décadas si no siglos a las minorías en Estados Unidos, y que ha provocado en esta ocasión que latinos y negros se estén vacunando a una tasa muy inferior a los blancos pese a ser los más afectados por la pandemia.

[Los CDC imponen el uso del cubrebocas en el transporte público a partir del martes]

El centro neoyorquino de Armory Track & Field, en el barrio de Washington Heights, fue inaugurado el 14 de enero por el gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, y por el hospital Presbyterian de la ciudad. Los primeros en ser vacunados allí debían ser mayores de 65 años de este estado.

Una sanitaria inyecta la vacuna contra el COVID-19 de Moderna a una señora en un espacio operado por SOMOS Community Care en Manhattan, Nueva York, el 29 de enero de 2021.REUTERS/Mike Segar

“Cuanto más sé de esto, más me enfado”, dijo el viernes el alcalde, Bill de Blasio, después de que congresistas y doctores denunciaran que muchos neoyorquinos blancos mayores de 65 años se desplazaron la semana pasada hasta ese barrio latino y coparon el registro de vacunación.

“En lugar de centrarse en la comunidad latina de Washington Heights, un lugar golpeado realmente fuerte por el COVID-19, se ha enfocado de alguna manera en gente de fuera de la comunidad, es justo al contrario de cómo debería”, añadió.

Contactado por CNN, un portavoz del citado hospital ha asegurado que se encargará “de inmediato” de que al menos el 60% de las citas para vacunarse se reserven para vecinos de esa comunidad y otras vecinas (Inwood, el centro y norte de Harlem, y el sur del Bronx), en las que escasean además las farmacias.

[Las muertes por COVID-19 de latinos en Los Ángeles se disparan un 1,000% desde noviembre]

En Washington Heights y el vecino Inwood los latinos son el 72% de la población. Muchos de ellos además apenas hablan inglés, lo que los expertos consideran un factor (junto con la falta de acceso a una computadora o internet, por ejemplo) para que no se hayan registrado para recibir la vacuna.

Un análisis de CNN a partir de datos de 14 estados muestra que el 4% de la población blanca se ha vacunado ya contra el coronavirus, frente al 1.9% de la comunidad negra y el 1.8% de los latinos.

En Nueva York, además, esta desigualdad se ve agravada por la escasez de dosis necesarias para los siete millones de personas sólo en la ciudad que pueden recibirla ya según las directrices estatales.

Con información de CNN.