IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Estados Unidos reabre sus fronteras para extranjeros vacunados y familias vuelven a encontrarse

Los viajeros con una prueba de vacunación contra el COVID-19, así como una prueba diagnóstica reciente y negativa pueden volar a EE.UU. Los menores de 18 años no tienen que estar vacunados, pero sí deben tener una prueba negativa.

Por Reuters y Sean Nevin — NBC News

LONDRES — Los viajeros entusiasmados ante la perspectiva de ver a sus familiares y amigos en Estados Unidos por primera vez desde que comenzó la pandemia despegaron el lunes temprano de Londres y otras ciudades tras el levantamiento de las restricciones de viaje de Estados Unidos.

Las restricciones extraordinarias de Estados Unidos, impuestas por primera vez a principios de 2020, habían prohibido el acceso a los viajeros por vía aérea desde 33 países incluidos China, India y gran parte de Europa y también habían restringido la entrada por tierra desde México y Canadá.

Esta prohibición sin precedentes ha supuesto un duro golpe para el turismo, pero también ha impedido a los seres queridos asistir a bodas, funerales o conocer a los nuevos integrantes de las familias.

[Corte de apelaciones bloquea el mandato de vacunación impuesto por Biden a empresas con más de 100 empleados]

Gail y Paul Chamberlain estaban deseando conocer en persona al prometido de su hija mientras se preparaban para coger un vuelo a Los Ángeles desde el aeropuerto londinense de Heathrow.

“Estoy tan contenta que podría llorar”, dijo Gail Chamberlain, de 67 años, a NBC News. “Voy a ir a comprar un vestido de novia. Eso nunca pensé que podría hacerlo con ella”, agregó. 

A partir del lunes, los viajeros que puedan mostrar una prueba oficial de vacunación contra el COVID-19, así como una prueba diagnóstica reciente (menos de 72 horas) y negativa pueden volar a Estados Unidos.

Reapertura terrestre

Asimismo, a partir del lunes, la frontera de casi 3,000 kilómetros entre México y Estados Unidos también volverá a estar abierta.

Cientos de migrantes han llegado a ciudades fronterizas mexicanas como Tijuana, con la esperanza de que el reajuste facilite el cruce y la búsqueda de asilo en Estados Unidos.

Mónica Lozano, en el centro, abraza a su hermana y sobrinos después de que Estados Unidos reabriera su frontera para las personas vacunadas contra el COVID-19, en El Paso, Texas, el 7 de noviembre de 2021.JOSE LUIS GONZALEZ / REUTERS

En los cruces fronterizos terrestres, la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, en inglés) preguntará si los viajeros han sido vacunados y comprobará al azar algunos documentos.

Los menores de 18 años no tienen que estar vacunados, pero sí deben someterse a una prueba diagnóstica de COVID-19, según precisó la agencia de noticias The Associated Press. Los niños de 2 años o menos están exentos de los requisitos de pruebas. Los viajeros que no sean turistas y procedan de casi 50 países con tasas de vacunación inferiores al 10% en todo el país también podrán quedar exentos.

"Un día de celebración"

“Pasamos de una actividad nula a una similar a los niveles de octubre de 2019, es decir, antes del COVID-19”, dijo Jerome Thomann, de la agencia de viajes Jetset Voyages, con sede en París, especializada en viajes a Norteamérica.

Se espera que haya pocos o ningún asiento vacío en muchos de los vuelos internacionales de Londres, París y otros lugares el lunes, y se espera que el volumen de pasajeros siga siendo alto en las próximas semanas.

Para celebrar la ocasión, British Airways y Virgin Atlantic hicieron despegar por primera vez dos vuelos juntos desde el aeropuerto londinense de Heathrow al JFK de Nueva York. En el aeropuerto se respiraba un ambiente festivo, con personas disfrazadas de rojo, blanco y azul que entretenían a los viajeros.

Personas disfrazadas entretienen a los viajeros en el aeropuerto londinense de Heathrow cuando Estados Unidos reabre sus fronteras a los visitantes del Reino Unido y otros países.Steve Parsons / PA Images vía Getty Images

Las dos aerolíneas marcaron la reapertura también en sus cuentas de redes sociales, y Virgin publicó una foto de un nuevo “cóctel con temática estadounidense”.

Las aerolíneas, que han advertido de que probablemente habrá largas colas al principio, comprobarán la documentación de vacunación de los viajeros internacionales como hacen actualmente con los resultados de las pruebas de COVID-19.

La reapertura de Estados Unidos a los viajeros británicos ayudará a todas las aerolíneas que operan entre ambos países, pero para la compañía británica Virgin Atlantic, centrada en el transporte transatlántico, significa “el mundo”, dijo su director ejecutivo.

“Hoy es un día de celebración”, dijo el director ejecutivo Shai Weiss a NBC News.

El jefe de British Airways, Sean Doyle, se mostró de acuerdo y dijo que la aerolínea ha visto el entusiasmo de los viajeros de negocios por volver.

“Además del aspecto humano, es muy importante para los negocios y el comercio que consigamos que este corredor vuelva a funcionar”, dijo a NBC News. “Los vínculos son muy fuertes y los viajes son una parte clave para permitir esa actividad económica”, agregó.

Delta dijo que en las seis semanas transcurridas desde el anuncio de la reapertura de EE.UU. había visto un aumento del 450% en las reservas en puntos de venta internacionales en comparación con las seis semanas anteriores al anuncio, aunque la mayoría de los expertos creen que los viajes corporativos irán por detrás de la recuperación de los viajes de ocio.