IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Estados Unidos exigirá vacunas a viajeros esenciales que crucen la frontera a partir del 22 de enero

Esta medida incluye a conductores de camiones, oficiales gubernamentales y personal de emergencia, quienes habían quedado exentos del requisito de estar inoculados contra el COVID-19 cuando se emitió la orden para el público en general a principios de noviembre.

A partir del 22 de enero, Estados Unidos requerirá que todos los viajeros extranjeros que entren a través de las fronteras terrestres estén completamente vacunados, informó este martes un funcionario de la Casa Blanca a The Associated Press (AP).

Esto incluye a los trabajadores considerados esenciales, como conductores de camiones, funcionarios públicos y personal de emergencia.

Esta medida complementará la que empezó a aplicarse a inicios de noviembre para la llegada de turistas de 33 países.

Quienes crucen por ferry también deberán estar inmunizados, indicó el funcionario que pidió el anonimato.

A pesar de que a principios de noviembre se reabrió la frontera para todos los viajeros con la condición de que estuviesen completamente vacunados, se permitió que las personas consideradas como esenciales pudieran ingresar al país sin presentar su estatus de vacunación de manera temporal. Sin embargo, la Casa Blanca ha recibido críticas por exigir la vacunación de todas las personas que crucen la frontera.

“Estos requisitos son otro ejemplo de cómo las regulaciones poco prácticas evitarán que los conductores transiten por las carreteras”, aseguró Norita Taylor, portavoz de la organización Owner-Operator Independent Drivers Association.

[Cerveza, pollo, juguetes y hasta sillas de ruedas: por qué no puede comprar lo que necesita... o por qué es terriblemente caro]

Este mandato, según ella, podría “obligar” a propietarios, operadores y conductores experimentados a “abandonar el negocio”. Esto mientras el país se enfrenta a un déficit de camioneros para trasladar las cargas y productos.

Esta norma no aplica a ciudadanos y residentes estadounidenses, aunque sí se les solicitarán pruebas negativas de COVID-19.

Vehículos en el puerto de entrada de San Ysidro, tras la apertura de las fronteras de Estados Unidos el lunes 8 de noviembre de 2021.Gregory Bull / AP

La más reciente restricción se suma a otros mandatos como el de vacunación a empleados federales.

Fuentes oficiales informaron este lunes que más del 90% de los trabajadores del Gobierno ya han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han advertido que al menos 47 millones de adultos en Estados Unidos siguen sin inmunizarse.

Con información de The Associated Press.