IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Estados Unidos comprará 500 millones de dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus para donarlas a otros países

Biden anunciará esta decisión durante su viaje a Europa, y desvelará además el reparto de las dosis que prometió repartir a otras naciones que las necesitan.

El Gobierno que preside Joe Biden comprará a la farmacéutica Pfizer 500 millones de dosis de su vacuna contra el COVID-19 para donarlas a otros países, informó este miércoles el diario The Washington Post citando a tres personas familiarizadas con el plan.

Se prevé que el mandatario anuncie esta decisión en la reunión que celebrará el G-7 esta semana Reino Unido, en medio de los crecientes llamados para que Estados Unidos y otros países ricos jueguen un papel más importante en el suministro mundial de vacunas.

Biden dijo este miércoles a periodistas al subirse al avión presidencial Air Force One, justo antes de partir a Europa, que tiene previsto anunciar su estrategia mundial de vacunación.

La Casa Blanca rechazó pronunciarse sobre esta información y Pfizer no respondió inmediatamente a preguntas sobre el tema.

El Gobierno del presidente Biden ya había anunciado su intención de destinar a finales de junio al menos 80 millones de dosis de vacunas a terceros países.

La Casa Blanca expuso la semana pasada de su plan de donar 25 millones de dosis contra el coronavirus, de las cuales 19 millones irán al programa Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para países con menos recursos.

Unos 6 millones de dosis irán directamente a países afectados por graves brotes, incluida la India.

Se espera que centren las conversaciones del G-7 cómo atajar la brecha de acceso a las vacunas que sufren algunos países y de qué poner fin a la pandemia.

La estrategia de Biden sobre el reparto de vacunas ha sido muy escrutinado en los días previos al inicio de la cumbre, tanto en Estados Unidos como en el extranjero.

Los demócratas del Congreso y algunas voces favorables a un mayor apoyo han pedido al Gobierno más medidas en esta dirección.

Al mismo tiempo, la inesperada decisión del presidente Biden de apoyar una propuesta para liberar las patentes de las vacunas contra el COVID-19 no ha sido bien recibida en la Unión Europea.

[El Gobierno apoya la suspensión de las patentes de las vacunas contra el COVID-19 para aumentar su producción mundial]

Las dudas sobre cómo actuar se han multiplicado en las últimas semanas ya que los casos en Estados Unidos han disminuido, mientras que los contagios han aumentado en algunos países en desarrollo sin un acceso equitativo a las vacunas, lo que ha llevado a denunciar un "apartheid de las vacunas".

La brecha entre algunos países es abismal. Más del 50% de la población de Estados Unidos o Reino Unido ha recibido al menos una dosis, una cifra que se reduce a menos del 2% para los habitantes de África.

Los esfuerzos que ha hecho hasta ahora la comunidad internacional han sido poco consistentes. Algunos países ricos han anunciado que donarán su excedente de dosis y que apoyarán incrementar el apoyo a terceros países, pero no han proporcionado los detalles de sus planes.

Getty Images

El programa Covax aspira a facilitar 2.000 millones de dosis para finales de año, para que el 20% de la población de los países receptores pueda ser vacunado. Sin embargo, contempla la posibilidad de no alcanzar este objetivo.

Esta iniciativa mundial se ha visto afectada por una falta de financiación y una grave escasez de suministros, que la crisis en la India agravó. Covax ha repartido hasta ahora 81 millones de dosis entre 129 países.