IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

“Es improbable que el virus desaparezca”: Estados Unidos sobrepasa las 600,000 muertes por COVID-19

El país está administrando alrededor de un millón de dosis por día, pero la vacunación se ha desacelerado dramáticamente en las últimas semanas. Desde el 13 de abril, cuando se aplicaron 3.38 millones de dosis, el ritmo ha caído en un 70%.

Estados Unidos rompió este jueves la sombría marca de 600,000 muertes por coronavirus, según el conteo de nuestra cadena hermana NBC News.

La cifra se registra en un momento en el que los contagios, las hospitalizaciones y las muertes diarias por coronavirus se encuentran en su punto más bajo desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020 y cuando el 50% de la población ya ha recibido al menos una dosis de alguna de las tres vacunas disponibles en el país.

El presidente, Joe Biden, había advertido en enero, poco después de asumir el cargo, que el país podría registrar entre 600,000 y 660,000 muertes totales antes de que las autoridades sanitarias realmente empezaran a controlar la pandemia en el verano.

Aunque no hay estudios actualizados sobre cuántas vidas se han salvado gracias a las vacunas, en febrero el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington proyectó que se evitarían alrededor de 114,000 muertes para el 1 de junio si se inmunizaba a 145 millones de adultos y la mayoría de las personas usaba mascarillas en público.

Hasta esta semana, la mitad de la población ya había recibido al menos una dosis de alguna vacuna, lo cual equivale a casi 170 millones de personas. Y 136 millones ya han sido inoculadas por completo, es decir el 41% de la población. La cifra de adultos vacunados con al menos una dosis era del 63%.

Tras superar sus objetivos iniciales de vacunación, Biden se ha propuesto como meta que el 70% de los adultos del país hayan recibido al menos una dosis de la vacuna para el festivo del 4 de julio, la fecha que el mandatario ha asociado con el inicio de una nueva normalidad.

Si bien se están administrando alrededor de un millón de dosis por día, la vacunación se ha desacelerado dramáticamente en las últimas semanas. Desde el 13 de abril, cuando se aplicaron 3.38 millones de dosis, el ritmo ha caído en un 70%.

Por ello, tanto el Gobierno federal como muchas empresas han anunciado estímulos para quienes reciban la vacuna, que van desde vasos de cerveza gratis, cuidado gratuito de niños para madres y padres, y boletos de avión.

"Consideramos junio como un mes crítico en nuestro camino hacia la normalidad y como un mes crítico para continuar con el progreso que estamos logrando en nuestra campaña de vacunación", indicó este miércoles Courtney Rowe, directora de comunicaciones estratégicas del equipo del Gobierno que se ocupa de la respuesta contra el COVID-19.

La rápida propagación del virus en África y el sudeste de Asia, así como las variantes más agresivas que han aparecido alrededor del mundo todavía representan un grave riesgo para el país, advierten los expertos en salud.

“Es improbable que el virus desaparezca”, dijo a The New York Times la doctora Rustom Antia, experta en biología evolutiva de la Universidad de Emory en Atlanta. “Pero tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para asegurarnos de que se convertirá en una infección moderada”.

Con información de NBC News, The Associated Press y The New York Times.