IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El gobernador de Florida amenaza con multas de hasta $5,000 a ciudades y condados que exijan vacunas

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, continúa desafiando las recomendaciones de las autoridades sanitarias del país al defender que vacunarse contra el COVID-19 es una decisión personal. Mientras, su estado reportó más del 20% de las muertes relacionadas al virus en todo el país.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, amenazó a los condados y ciudades con multas de $5,000 por cada empleado que sea forzado a vacunarse en un claro desafío a la orden ejecutiva firmada hace una semana por el presidente, Joe Biden, que exige la vacunación de trabajadores del poder ejecutivo, contratistas vinculados al Gobierno federal y a empresas privadas con más de 100 personas. 

En una conferencia de prensa, DeSantis aseguró este lunes que las penalidades podrían ser millonarias para ciudades como Gainesville, y los condados de Orange y Leon que ya han advertido a sus trabajadores, con excepciones por salud o religión, que si no se vacunan serán despedidos. 

“Son millones y millones de dólares en multas”, dijo DeSantis al referirse al condado de Orange, reportó el diario Tampa Bay Times.

DeSantis no aclaró si dicha sanción será impuesta a ciudades como Tampa que requiere que sus empleados se sometan a pruebas semanales para detectar el COVID-19 o a negocios privados como el parque temático Walt Disney World, donde los trabajadores deben estar completamente vacunados para el 22 de octubre. O incluso a la empresa de cruceros Royal Caribbean, que lo exigirá a sus pasajeros antes de abordar a cualquiera de sus cruceros. 

Florida reportó hace unos días más del 20% de las muertes relacionadas al COVID-19 en Estados Unidos.

Ron DeSantis, gobernador de Florida, durante la inauguración en agosto de un sitio de tratamiento de anticuerpos monoclonales en Pembroke Pines, Florida.Marta Lavandier | AP / AP

De acuerdo a datos de la Universidad Johns Hopkins, el 10 de septiembre se registraron 2,448 nuevas muertes en el estado donde solo un 56.5% de la población está completamente vacunada.

“Tenemos funcionarios electos que están socavando la lucha contra la pandemia. En vez de alentar a las personas a que se vacunen y usen mascarillas están consiguiendo morgues móviles para los no vacunados que están muriendo por el virus. Esto es completamente inaceptable”, aseveró Biden en la rueda de prensa en la que anunció las nuevas medidas. “Esta es una pandemia de los no vacunados”, recalcó. 

Para DeSantis, quien en agosto prohibió que los distritos escolares exigieran a los estudiantes el uso de mascarillas en las escuelas, la vacuna es una elección individual. “No vamos a despedir a las personas por el mandato de las vacunas”, aseguró el gobernador republicano.

DeSantis acompañó en Gainesville a más de 200 empleados que demandaron a la ciudad por sus restricciones. 

Pese a la amenaza de las multas las ciudades no dan marcha atrás. Shelby Taylor, portavoz de Gainesville, dijo al medio local que “la salud, la seguridad y el bienestar” de sus trabajadores es su “prioridad”.

Con información de AP y Tampa Bay Times