IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El director de la OMS reconoce que fue “prematuro” descartar la posible fuga del COVID-19 de un laboratorio

"Soy inmunólogo y he trabajado en laboratorios, y los accidentes ocurren", dijo el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus. "Es algo común", añadió.
/ Source: The Associated Press

Por The Associated Press

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció el jueves que fue prematuro descartar la teoría de que el coronavirus se originó en un laboratorio chino y se filtró al exterior y pidió a China ser más transparente en las investigaciones sobre el origen de la pandemia.

A diferencia de otras ocasiones en que ha mostrado desacuerdo con otros países poderosos miembros de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus reveló que le fue difícil al equipo investigador conseguir datos preliminares cuando fue a China a indagar sobre el origen del virus. Los primeros casos humanos de la enfermedad fueron detectados en Wuhan, una ciudad del sur de China.

[Siga nuestra cobertura de la pandemia del coronavirus]

Tedros indicó a los reporteros que la OMS le ha pedido a Beijing ser más transparente, abierta y que coopere, especialmente en lo que concierne a la información, a los datos preliminares que les pedimos en los primeros días de la pandemia”.

También señaló que hubo “un impulso prematuro” de descartar la teoría de que el virus se filtró de un laboratorio del gobierno chino en Wuhan. Ello contradice un reporte de la OMS emitido en febrero según el cual la teoría del laboratorio es “sumamente improbable”.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud, en mayo de 2021 en Ginebra, Suiza. Laurent Gillieron/Keystone vía AP

“Yo fui antes técnico de un laboratorio, soy inmunólogo, y he trabajado en laboratorios y los accidentes ocurren, es algo común”, expresó Tedros.

En meses recientes, la idea de que la pandemia surgió de un laboratorio —e incluso la posibilidad de que fue creado por seres humanos— ha cobrado impulso, especialmente luego que el presidente Joe Biden ordenó a sus agencias de inteligencia evaluar esa posibilidad.

China ha contraatacado con fuerza: denunció que los intentos de vincular al virus con un laboratorio suyo son una maniobra política, y sugirió más bien que el virus pudo haber originado en otro país. En la reunión anual de ministros de salud patrocinada por la OMS hace pocos meses, China propuso que las investigaciones sobre los orígenes del COVID-19 continúen, pero en otros países.

La mayoría de los científicos sospechan que el virus tuvo sus raíces en murciélagos, pero no han dado con la manera precisa en que el virus pasó a los seres humanos. Es común que tarden décadas los estudios sobre cómo pasa a los seres humanos un virus animal, como el del ébola o el del SARS.

[La FDA confía en aprobar las vacunas del COVID-19 para menores de 12 años este invierno]

Tedros indicó que “revisar qué ocurrió, especialmente en nuestros laboratorios, es sumamente importante” para poder verificar si realmente el virus se originó en un laboratorio.

“Necesitamos información, información directa sobre cuál era la situación de este laboratorio antes y al inicio de la pandemia”, señaló Tedros, y añadió que la cooperación de China es fundamental.

“Si obtenemos toda la información, podremos descartar la teoría sobre el laboratorio”, manifestó.