IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

EE.UU. levanta las restricciones de vuelos internacionales pero exige la vacuna a los visitantes extranjeros

Este nuevo sistema, que se pondrá en marcha en noviembre, obliga además a mostrar prueba negativa del COVID-19 e incluirá un sistema de rastreo de visitantes.

El Gobierno que preside Joe Biden anunció este lunes que permitirá de nuevo la entrada de visitantes extranjeros en avión, restringida en algunos casos desde el inicio de la pandemia de coronavirus en primavera de 2020, pero sólo a aquellos que estén completamente vacunados contra el coronavirus.

"Es la forma más efectiva de mantener a Estados Unidos a salvo", dijo el coordinador de la respuesta al COVID-19 de la Casa Blanca, Jeff Zients, en una conferencia de prensa.

[¿Qué vacunas contra el COVID-19 exigirá USCIS como requisito para los trámites migratorios?]

Todos los viajeros extranjeros deberán presentar así una prueba de vacunación antes de embarcar, como así también una prueba negativa de COVID-19 realizada dentro de los tres días previos al viaje, pero no tendrán que hacer cuarentena al entrar al país.  

 

 

Se mantiene, en tanto, el requisito de usar mascarilla en los aviones y aeropuertos impuesto por el presidente, Joe Biden, al día siguiente de asumir el cargo

La nueva política sustituye las restricciones de viaje impuestas desde enero de 2020 por el Gobierno de Donald Trump, en primer lugar a China, para hacer frente a la propagación del COVID-19.

Biden ha añadido a numerosos países a la lista, el más reciente India, en mayo. Actualmente no se permite la entrada a viajeros que hayan estado en los últimos 14 días en Reino Unido, los 26 países del espacio Schengen (sin controles fronterizos) de la Unión Europea, Irlanda, China, India, Sudáfrica, Irán y Brasil.

"Esto se basa en los individuos en lugar de un enfoque basado en el país, por lo que es un sistema más fuerte", señaló Zients.

 

El nuevo sistema incluirá la recopilación de datos para hacer un rastreo de los pasajeros que ingresen a Estados Unidos para que las autoridades puedan contactar a aquellos expuestos al COVID-19. AP

Se implementará además un sistema de rastreo a cargo de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Los viajeros deberán proporcionar a las aerolíneas información personal para poder ser localizados, incluyendo teléfono y correo electrónico.

Aún no se ha especificado qué vacunas serían admitidas y si se podrían utilizar las que no están aprobadas en Estados Unidos. Zients dijo que corresponde a los expertos de los CDC tomar una decisión al respecto. 

La nueva política entrará en vigor "a principios de noviembre", dijo Zients, para que las aerolíneas y las agencias de viaje tengan tiempo de prepararse para aplicar los nuevos requisitos. 

Un pasajero observa el horario de salidas en el aeropuerto internacional de Split, Croacia. AP

[Este pasajero que generó caos en un vuelo de Delta obligó a desviar el viaje]

Los ciudadanos estadounidenses no están obligados a mostrar una prueba de vacunación, pero aquellos que no se han inmunizado deberán realizarse una prueba de coronavirus un día antes de regresar a Estados Unidos y otra más al llegar al país.

Estados Unidos mantiene, en tanto, la prohibición de viajes no esenciales de la mayoría de los ciudadanos no estadounidenses en las fronteras terrestres con México y Canadá.