IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

DeSantis permitirá que proveedores de salud de Florida compren vacunas contra el COVID-19 para menores de 5 años

El gobernador republicano, sin embargo, continúa renuente a destinar recursos del estado para comprar y distribuir las vacunas para los niños más pequeños, ya aprobadas por la FDA.

Los proveedores de servicios médicos en Florida podrán adquirir vacunas contra el COVID-19 para niños menores de 5 años a través de un programa federal, informó la Casa Blanca este viernes, luego de que el gobernador republicano de ese estado, Ron DeSantis, dijera que no planeaba adquirirlas, y cambiara de opinión tras enfrentar duras críticas.

Florida había sido el único estado del país que se había negado a solicitar por anticipado las vacunas pediátricas, que recibieron este viernes la autorización de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés).

Se espera la autorización final de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) en los próximos días, despejando el camino para que este último grupo poblacional sin vacunar obtenga las injecciones.

La Casa Blanca ha sido crítica de la posición de DeSantis, pero manifestó su aprobación de que se le permita a los médicos ordenar vacunas para sus pacientes de otros proveedores, ya que el estado no las proporcionará.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, en Miami, el 16 de junio de 2022.
El gobernador de Florida, Ron DeSantis, en Miami, el 16 de junio de 2022.Lynne Sladky / AP

“Hemos comenzado a enviar vacunas a hospitales infantiles y pediatras en todos los estados del país excepto a Florida”, dijo a la agencia de noticias The Associated Press el Dr. Ashish Jha, coordinador de COVID-19 de la Casa Blanca. “El fracaso del gobernador tiene un precio para los padres y las familias de Florida”.

[¿Puedo volver a contagiarme de COVID-19 si ya enfermé? Sí, cada vez es más normal]

Las inyecciones estarán disponibles a la brevedad en farmacias y centros de salud comunitarios, que pueden pedirlas por adelantado directamente al Gobierno federal, dijo Jha. Pero los hospitales infantiles, las clínicas y los consultorios médicos privados estarán en desventaja frente a otros estados que sí permitieron que sus médicos hicieran sus pedidos por adelantado.

Jha criticó a DeSantis, quien ha insistido que defiende los derechos de los padres en las decisiones educativas y de atención médica de sus hijos, y agregó: “Esta administración confía en los padres”.

“Sabemos que hay padres en todo Estados Unidos de niños menores de 5 años que han estado esperando durante mucho tiempo, y para muchos de ellos, este retraso debido a las acciones del gobernador y el Departamento de Salud, es inconcebible”, afirmó. “No creo que ayude y creo que para los padres que han estado esperando, que ya han tomado la decisión, nos corresponde a nosotros asegurarnos de que puedan ejercer esa decisión”.

DeSantis en la conferencia de prensa del jueves minimizó las demoras y defendió la negativa del estado a ordenar las vacunas.

“Los médicos pueden conseguirlas. Los hospitales pueden conseguirlas. Pero no habrá ningún programa estatal que intente aplicar vacunas contra el COVID a bebés, niños pequeños y recién nacidos. Ahí no es donde vamos a gastar nuestros recursos”.