Contagiarse dos veces de coronavirus es muy poco probable pero ya hay casos en Estados Unidos y otros países

Una mujer falleció tras enfermarse del nuevo coronavirus por segunda ocasión y se han reportado varios casos, uno de ellos en Nevada. Esto dicen los científicos sobre cómo es un segundo contagio y qué significa sobre la inmunidad.
/ Source: Telemundo

El mundo ha convivido con el nuevo coronavirus por más de ocho meses; ya hay vacunas en desarrollo y se han encontrado algunos medicamentos para evitar la muerte de los pacientes más graves. Pero sigue habiendo mucho que no se sabe sobre el virus SARS-CoV2 y la enfermedad que causa, COVID-19.

Algunos de los principales interrogantes son: ¿Cuánto tiempo dura la inmunidad una vez curado el virus? ¿Qué tan probable es que alguien se vuelva a contagiar y a enfermar? ¿Y qué implicaciones tiene esto para la efectividad a largo plazo de las vacunas?

"Es un virus muy engañoso y su inmunidad es muy confusa", indicó el inmunólogo Danny Altman, del London Imperial College, a la cadena  CNBC.

Las dudas son especialmente urgentes después de que este martes se hiciera público que una mujer neerlandesa falleció después de contraer COVID-19 por segunda vez, el primer caso de una muerte por aparente reinfección.

[El coronavirus puede sobrevivir 28 días en la pantalla del celular]

Esto es lo que se sabe, hasta el momento.

¿Qué tan probable es que alguien se vuelva a contagiar?

Además del caso neerlandés, se ha comprobado que cuatro personas se volvieron a infectar: una en Estados Unidos, caso confirmado esta semana; un hombre en Hong Kong; una persona en Bélgica; y un paciente en Ecuador.

En esos casos, las personas se vieron afectadas por una cepa distinta de COVID-19 a la que las aquejó inicialmente, por lo cual se especula que los anticuerpos que tenían no fueron eficaces para proteger contra otro tipo del virus SARS-CoV2 o que la carga viral fue mayor por tratarse de otro subtipo.

Hasta ahora, los médicos indican que los casos de reinfección de SARS-CoV2 son tan pocos que la mayoría de las personas que se recuperan muy posiblemente no volverán a contagiarse.

 

Getty Images

 

“Un hallazgo singular no implica que el fenómeno pueda generalizarse”, escribieron los científicos que investigaron al hombre de Nevada que volvió a enfermar, según publicaron en la revista The Lancet.

De hecho, no es sorprendente que haya estos casos.

[Machu Picchu reabre en pandemia para un solo turista]

Estudios realizados desde la década de los 1970 indican que reinfectarse de uno de los otros tipos de la familia coronavirus (como SARS, MERS o NL63) es común y en muy raras ocasiones letal, según un artículo publicado en la revista Scientific American. 

Una situación similar sucede con la influenza, cuyo virus muta de manera constante y por tanto conviene vacunarse cada año para protegerse. 

Con la excepción, claro, de que para el SARS-CoV2 todavía no hay vacuna y que, a diferencia de las gripes comunes provocadas por otros virus, de las que la mayoría de las personas se recuperan rápidamente, el SARS-CoV2 tiene una mayor tasa de letalidad. 

[Si avalan el tratamiento de anticuerpos contra el coronavirus , ¿será gratis para todos como promete Trump?]

Aunque los científicos piden no alarmarse al pensar que las excepciones hacen la regla, también advierten que puede haber más casos que aún no han sido comprobados.

“Hasta ahora solo hemos visto un puñado de casos de reinfección, pero eso no significa que no haya más, sobre todo porque muchos casos de COVID-19 son asintomáticos”, señalaron en The Lancet, “por ahora, respecto a la causa de reinfección solamente podemos especular”.

¿Cómo es volverse a enfermar de COVID-19?

De los pocos casos de reinfección que han sido científicamente comprobados, en tres de ellos los síntomas fueron peores en el segundo contagio. El más grave en segunda ocasión fue el de la paciente en Países Bajos. 

No obstante, la mujer tenía 89 años y padecía un cáncer óseo muy poco común, por lo que científicos que revisaron su fallecimiento especularon que pudiera haberla afectado el tratamiento oncológico, que suele debilitar al sistema inmunitario.

 

 

En el caso de Nevada, los síntomas en la reinfección incluyeron fiebre, mareo y dificultad para respirar, por lo cual el hombre requirió hospitalización, en contraste al primer contagio cuando solo tuvo tos así como dolor de cabeza y de garganta.

El paciente ecuatoriano que volvió a contagiarse también pasó de síntomas leves en la infección inicial a moderados en la segunda infección, que fue con otra cepa, aunque no tuvo que ser hospitalizado.

[El número de muertes por COVID-19 es mucho mayor al que se ha reportado, según estudio]

Esto pudiera deberse, según postulan los científicos de The Lancet, a un fenómeno, que también existe con el virus del dengue, de amplificación de la infección dependiente de anticuerpos (en inglés ADE o antibody-dependent enhancement).

Con esa enfermedad, quienes desarrollan la fiebre hemorrágica, de los peores síntomas del dengue, usualmente ya tuvieron un contagio del virus transmitido por mosquitos.

Y hay dos razones, según análisis médicos: la primera es que los anticuerpos desarrollados la primera vez con un subtipo no tienen la misma eficacia con otro de los cuatro subtipos.

La segunda es por la ADE, en la que las proteínas que normalmente protegen de la infección tienen un efecto contraproducente: los anticuerpos del primer contagio se pegan al segundo virus en un esfuerzo de combatirlo y con ello terminan facilitando que la molécula pueda disfrazarse de algo benigno e implantarse.

[Cómo celebrar Halloween y protegerse del coronavirus]

Paul Hunter, de la Universidad de East Anglia, aseguró a BBC News que el caso de Nevada es especialmente preocupante debido al poco tiempo en que se dio la reinfección, así como por la severidad de la segunda ola de la enfermedad.

El tiempo transcurrido entre los contagios del hombre en Nevada fue de seis semanas, unos 40 días, mientras que el paciente ecuatoriano estuvo sin virus casi tres meses. Para el segundo contagio de la mujer neerlandesa pasaron 59 días.

¿Cuánto dura la inmunidad al COVID-19?

Quienes sí han desarrollado una respuesta inmune, por medio de anticuerpos llamados IgM (a corto plazo) e IgG (a largo plazo), la mantienen en promedio entre tres y seis meses, según un estudio publicado en junio.

Otro análisis hecho en Arizona concluyó esta semana que personas recuperadas de SARS-CoV2 siguieron produciendo anticuerpos hasta por siete meses.

No obstante, eso es mucho menos que el coronavirus más similar al actual y que también se volvió epidemia hace unos años, el SARS-1 (síndrome respiratorio agudo grave). 

La inmunidad adquirida con presencia de anticuerpos por contagios de ese virus, cuyo brote epidémico en 2002 duró unos seis meses en Asia y con pocas infecciones en países fuera de esa región, dura alrededor de dos años

Aunque la disminución de los anticuerpos conforme pasan los meses tampoco significa que un nuevo contagio suceda fácilmente.

“La idea es que incluso si los anticuerpos que tiene uno disminuyen, no desaparecen las respuestas aprendidas”, indicó Vineet Minachery, inmunólogo de la Universidad de Texas, a STAT News.

 

Una profesional de salud realiza pruebas de coronavirus sponsored en la Clinica Campesina Martin Luther King Jr.  Health Center en Homestead, Florida, en julio. AP

 

Es decir, por medio de la memoria el cuerpo pudiera generar de nuevo suficientes de las proteínas que combaten un virus si registra que el SARS-CoV2 de nuevo quiere infectar.

Para hacerse una prueba de anticuerpos y descubrir si tiene inmunidad (aunque sea temporal) al virus, los expertos recomiendan esperar al menos tres semanas desde el inicio de los síntomas.

Se estima que el cuerpo humano tarda al menos una semana en desarrollar anticuerpos, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Esto quiere decir que si una persona se hace la prueba demasiado pronto, ésta podría arrojar como resultado un falso negativo, y aún habría riesgo de contagio.

¿Cómo deben protegerse quienes ya se recuperaron del Covid-19?

Los científicos a cargo de estudiar la reinfección del hombre en Nevada coinciden: la previa exposición al virus SARS-CoV-2 podría no proporcionar inmunidad absoluta a todas las personas. 

Ello significa que todos, incluyendo quienes ya se recuperaron de la enfermedad, deben mantener las misma medidas para prevenir la reinfección, indicaron en el estudio publicado en la revista médica The Lancet.

[Trump se declara “inmune” al COVID-19 pese a que no hay certeza de que exista esa protección]

Esto es, lavarse las manos seguido, evitar tocarse la cara, mantener distancia suficiente de otras personas (por lo menos seis pies o dos metros) y usar mascarilla.

También es importante no suponer que uno ya tuvo la enfermedad a menos que se cuente con las pruebas de diagnóstico y de anticuerpos. Un estudio realizado en la ciudad de Nueva York descubrió que 62% de los participantes aseguraron haber tenido los síntomas pero realmente nunca tuvieron el virus.

"Creo que, literalmente, todo el mundo en Nueva York cree que lo ha tenido. La gente no debería suponer que la fiebre que tuvieron en enero fue COVID y que son inmunes", dijo la doctora Ania Wajnberg al diario New York Times.

Entonces, haya o no una vacuna disponible y efectiva después de las varias fases de pruebas actuales, “creo que estaremos usando mascarillas todavía en dos o tres años”, indicó a STAT News el investigador Menachery, de la Universidad de Texas. 


Con información de Scientific American, The New York Times, BBC News, The Lancet y STAT News