IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cómo disfrutar al máximo el día de Acción de Gracias pese a la pandemia

Las restricciones por el aumento de contagios de coronavirus está creando nuevas tradiciones y puede ser una oportunidad para hacer hallazgos maravillosos.

Nicole Spector - TODAY

Por lo general, en esta época del año, Vicki Liston y su esposo se preparan para su viaje anual desde Nuevo México a St. Louis para celebrar el Día de Acción de Gracias con su familia. La casa de su suegra está tan abarrotada de invitados y son tan ruidosos que se les puede escuchar desde una cuadra de distancia.

Pero este año la casa estará tranquila. Debido a la pandemia, en lugar de hacer las maletas para salir del estado con los niños, Liston y su esposo se quedarán en casa. Su suegra no recibirá a nadie. En vez de una reunión en persona llena de comida, vino y risas, todos cenarán solo con la familia inmediata. Se verán en algún momento de la tarde durante una llamada de Zoom.

"[Mi esposo y yo] nos sentimos muy mal por estas vacaciones en casa, pero simplemente no podemos justificar los riesgos", dijo Liston, quien agregó que su suegra no estaba muy contenta con su decisión.

“Comprensiblemente, ella estaba conmocionada y herida, y se esforzó por hacernos cambiar de opinión. Mi esposo, bendito sea su corazón, cargó con la mayor parte de la culpa. Incluso cancelaron nuestra luna de miel en Italia la próxima semana y todavía no hemos podido reprogramarla", señaló.

[¿Qué medidas se están tomando para frenar el repunte de contagios por coronavirus? Las explicamos, estado por estado]

Cena de Acción de Gracias en medio de la pandemia por COVID-19Getty Images

Unas "vacaciones donde vive" no son lo ideal, pero es lo más seguro

A medida que aumentan los casos de COVID-19, personas de todo el país y también del extranjero están en el mismo barco (anclado) que Liston.

Roseann Foley Henry en Queens, Nueva York, suele recibir al menos a 15 invitados el Día de Acción de Gracias pero este año solo serán su pareja y sus dos hijos. 

Liz Humphreys, una canadiense-estadounidense que vive en Berlín, es conocida por organizar cenas compartidas épicas de Acción de Gracias para hasta 60 personas (en su mayoría para otros expatriados), pero Alemania revirtió algunas medidas de reapertura, y una reunión en el interior de ese tamaño no es una opción sobre la mesa.

Incluso Anthony Fauci, el principal epidemiólogo del Gobierno, se está preparando para la festividad de una manera distinta a años anteriores. Fauci dijo a CBS News el mes pasado que, si bien le encantaría pasar las vacaciones con sus hijos, "todos tendrían que ir a un aeropuerto, subirse a un avión y viajar en transporte público". Y los CDC desaconsejan viajar, debido a que aumenta el riesgo de propagar el COVID-19.

El Día de Acción de Gracias no se cancela, para ser claros; de hecho, según una encuesta de Toluna Corporate, una firma de investigación de mercado, el 90% de las personas estarán celebrando la festividad. En cierto sentido, más personas celebrarán porque más familias prepararán su propia cena.

[Se estima que entre el 30% y 50% de los estadounidenses viajarán por Acción de Gracias a pesar de la pandemia]

Las tiendas de comestibles anticipan que se agotarán algunos artículos

Chris Mentzer, director de operaciones de Rastelli Market Fresh en Nueva Jersey, anticipa un aumento del 40% en las compras de comestibles antes de estas vacaciones en comparación con 2019, y ya se están preparando para la escasez de alimentos básicos para la cena de Acción de Gracias, como salsa enlatada, relleno, calabaza enlatada y especias tradicionales de otoño como la nuez moscada y la canela.

"En todo caso, la gente parece querer ser más tradicional este año", dijo Mentzer, “quieren la comida que tenían cuando eran pequeños: el pavo, el puré de papas y el relleno. Creo que con toda esta incertidumbre, solo quieren algo de normalidad. La única diferencia es que se están preparando para cenas de una a dos personas o de cuatro a ocho en lugar de ocho a 16 personas. Y se están abasteciendo ahora. No recomiendo el acaparamiento, pero si va a tener una cena de Acción de Gracias, compre más temprano que tarde. Definitivamente se agotarán los [ingredientes esenciales clave] la semana de [la celebración]".

[Siga todas las informaciones sobre la pandemia del coronavirus]

[Una abuela y un joven empezaron a celebrar Acción de Gracias juntos por error. La tradición sigue, pero ahora es agridulce]

Cómo aprovechar al máximo un Día de Acción de Gracias reducido 

Cocinar la clásica cena de pavo es una forma de hacer que este Día de Acción de Gracias con distanciamiento social se sienta menos extraño, pero las personas también están creando nuevas tradiciones para celebrar la festividad. 

Aquí un vistazo a algunas ideas de las familias para sentirse juntas incluso cuando tienen que estar separadas. 

  • Una búsqueda de un tesoro de mensajes de texto con niños: Cassandra LeClair, en Texas, no verá a sus sobrinas y sobrinos este Día de Acción de Gracias, pero seguirá pasando tiempo con ellos. Está planeando una búsqueda de un tesoro con ellos por mensaje de texto. "Les pediré que me envíen fotos de diferentes cosas que puedan encontrar fácilmente en su casa (una hoja bonita, algo por lo que estén agradecidos, etc.)", explicó LeClair, y recomendó que si va a hacer esto, asegúrese de que los padres estén al tanto para que no se pierdan sus tesoros".
  • Entregue las sobras a la familia que viva a poca distancia en automóvil: “Este año será el primer año en que mi esposo y yo no pasaremos el Día de Acción de Gracias con nuestros dos hijos, nueras, nuestro nuevo nieto y otros miembros de la familia”, dijo Lynell Rossin Auburn, California, “voy a cocinar la comida tradicional de Acción de Gracias, junto con algunas recetas nuevas, prepararé una hermosa mesa y estaré agradecida por lo que tenemos. Haré suficiente para 8-10 personas para que podamos compartir nuestra deliciosa comida. Al día siguiente, empaquetaré las sobras y se las llevaré a mis amigos y familiares para que puedan disfrutar del día después de la comida de Acción de Gracias. ¿Quién no espera eso?".
  • Organice un picnic de Acción de Gracias con su propia comida y bebida: Michelle Stansbury en San Diego generalmente participa en un gran Friendsgiving, pero en medio de la pandemia, no se siente cómoda con ese tipo de exposición. Así que se le ocurrió un plan alternativo: un picnic Traiga lo suyo  (BYO, en inglés) “Para continuar teniendo un sentido de comunidad, me estoy reuniendo con mi cuaranteam para un picnic al aire libre, BYO-Thanksgiving. La ventaja de vivir en San Diego es que el clima sigue siendo lo suficientemente agradable durante el Día de Acción de Gracias para disfrutar de la tarde al aire libre. Dado que tantas familias están viviendo tiempos difíciles debido a la pandemia de COVID-19, voy a donar el dinero que de otro modo habría gastado en la gran celebración del Día de Acción de Gracias para los necesitados".
  • Jueguen al fútbol juntos utilizando videojuegos: “Una de nuestras tradiciones familiares es un partido de fútbol para todos”, relató Austin Varley de Scottsdale, Arizona, "en lugar de jugar al fútbol al aire libre con todos, estamos haciendo una llamada de Zoom con la familia mientras jugamos a Madden... El ganador del torneo es coronado como Pavo del año".
  • Derroche buena champaña y los mejores quesos: Humphreys en Berlín seguirá las pautas de bloqueo parcial de Alemania y solo tendrá siete personas, a diferencia de las más de 50 que ha alojado en el pasado. Dado que está ahorrando dinero en la preparación del menú, lo está gastando a lo grande con las mejores bebidas y alimentos. “Creo que la clave de este año es hacer que el Día de Acción de Gracias se sienta como una celebración”, comentó Humphreys, “podemos derrochar el mejor champán y vino, y estamos pensando en crear un cóctel especial con temática otoñal. Para los aperitivos, podemos comprar más quesos premium de los que normalmente compraríamos: recientemente probamos queso con trufa y un queso envuelto en hojas de vid Barolo de Piamonte que estaban deliciosos y serían demasiado caros para servir a un grupo grande, pero serían perfectos para una reunión más reducida".
  • Cenar juntos en Zoom (o simplemente brindar): “Si bien definitivamente no será lo mismo, ver a [todos] en Zoom permitirá que las conversaciones bulliciosas sean parte de toda la experiencia”, según Liston, “todos cocinaremos en nuestras respectivas cocinas, discutiremos las recetas que todos inventamos, veremos a todos los niños y escucharemos sobre la escuela y los desafíos del aprendizaje no presencial y, por supuesto, el brindis virtual con bebidas. Es difícil estar lejos de la familia durante el Día de Acción de Gracias, pero estamos agradecidos de que todos estén sanos y seguros”