IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cierto, las clases presenciales no han provocado un aumento de casos de COVID-19

Nuevos datos muestran que el aprendizaje en persona no representa el riesgo que muchos expertos esperaban. El Dr. Anthony Fauci aboga por un regreso, con las medidas necesarias, a las escuelas.
/ Source: Telemundo

Por Eric Litke – PolitiFact

La división ideológica sobre las clases presenciales durante la pandemia en la mayor parte de 2020 era de esperarse.

Quienes favorecieron el confinamiento y otras medidas de mitigación más estrictas se opusieron a la enseñanza en persona, mientras que quienes desdeñaron las cuarentenas, el uso obligatorio de mascarillas y medidas similares, usualmente la apoyaron. 

Sin embargo, como mucho de lo que respecta al COVID-19, las posturas han cambiado en este tema conforme han salido a la luz más datos y estudios.

[Siga nuestra cobertura de la pandemia del COVID-19]

Un representante republicano prominente dijo hace un par de semanas que las investigaciones científicas respaldan un regreso más amplio a las aulas. 

“Es tiempo de que los chicos regresen al colegio”, escribió el representante Mike Gallagher el 7 de diciembre en la red social Twitter.

“Nuevos datos muestran que el aprendizaje en persona no está provocando un alza en los casos, y el cierre de escuelas nos deja con lo peor de los dos mundos: estudiantes que se siguen retrasando y un impacto mínimo en la reducción del contagio”, agregó.

¿Tiene razón Gallagher en que la enseñanza en persona no está provocando un aumento en los casos? En una sola palabra, sí.

El costo de la enseñanza en línea

El rechazo a la enseñanza virtual —la opción preferida por la mayoría de los distritos escolares desde marzo— se ha fortalecido conforme más estudios muestran el precio que estar ausente de las aulas le cobra al aprendizaje.

[¿Cuándo recibirán los niños la vacuna contra el COVID-19?]

En las evaluaciones escolares de este trimestre, los estudiantes entre tercer y octavo grado se desempeñaron en lectura de manera similar a los estudiantes de su mismo nivel el año pasado. Pero su rendimiento en matemáticas fue de 5 a 10 puntos porcentuales menor, según un informe de noviembre de NWEA (Northwest Evaluation Association), un grupo de investigación educativa sin fines de lucro que evaluó a 4.4 millones de estudiantes.

Otro informe de Renaissance Learning Inc., también publicado en noviembre, encontró que los alumnos se estaban retrasando en matemáticas 12 semanas o más en algunos grados.

En muchos casos, la transición a lo virtual ha empeorado las brechas de rendimiento socioeconómicas [que son peores para los estudiantes latinos] que ya existían, ya que el aprendizaje en línea funciona solo para quienes tienen un acceso estable a internet y apoyo de su familia en casa, según una investigación del Economic Policy Institute y otros.

   

Al mismo tiempo, la ciencia está demostrando que las escuelas no representan el riesgo que muchos expertos esperaban.

No obstante, el riesgo depende de las medidas de mitigación y de las tasas de transmisión comunitaria en cada distrito escolar.

Lo que hemos aprendido de las escuelas que abrieron

Como ha ocurrido con muchas otras medidas en respuesta a la pandemia, la diversidad de las directrices locales para los colegios han creado una especie de experimento natural.

“Los niños y los colegios no son los principales conductores de la epidemia”, dijo la UNICEF en un informe publicado en noviembre. “La evidencia muestra que los beneficios netos de mantener las escuelas abiertas supera los costos de cerrarlos. Los datos de 191 países no indican ninguna asociación consistente entre la reapertura de las escuelas y las tasas de infección de COVID-19”.

Un informe de una investigación internacional realizado desde España encontró una falta de correlación similar, como también un estudio de Insights for Education, que dijo que “no hay un patrón consistente entre el estatus de un colegio y los niveles de infección”.

Incluso el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, ahora está abogando por un regreso medido de la enseñanza en las aulas. 

La postura debería ser tratar de mantener a los niños en las escuelas lo más que se pueda, dentro de lo razonable, o hacer que regresen a las aulas”, dijo Fauci en el programa noticioso This Week de ABC News el 29 de noviembre de 2020.

“Si revisan los datos, la propagación de los niños a otros y entre ellos no es realmente muy significativa, no como uno hubiese sospechado. Así que tratemos de que los niños vuelvan, pero tratemos de mitigar las cosas que impulsan el contagio comunitario”, como los servicios de restaurantes y bares en recintos cerrados, explicó.

Un proyecto manejado por Emily Oster, una economista de la Universidad de Brown, ha recopilado datos de 13 millones de estudiantes que han asistido a clases presenciales desde septiembre, en alianza con escuelas alrededor de Estados Unidos. Los datos mostraron una tasa de infección de 2.2 estudiantes por 1,000 en un periodo de dos semanas. La tasa de infección del personal escolar durante ese tiempo fue solo 4.2 por 1,000. (De manera notable, Wisconsin registró los peores números en ambas categorías, con un promedio de 7 infecciones por cada 1,000 estudiantes y 19 por cada 1,000 miembros del personal).

“Los números son pequeños, más pequeños de lo que muchos habían pronosticado”, escribió Oster en octubre en un artículo para la revista The Atlantic detallando sus primeros hallazgos. 

Datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) muestran que los menores de 18 años representan alrededor de 10% de los casos en Estados Unidos, aunque son el 22% del total de la población. (Los niños representan solo 0.1% de las muertes). Cabe añadir que entre los menores que fallecen a causa del coronavirus, 45% han sido hispanos, más que ningún otro grupo. 

El asterisco clave es que la enseñanza en persona es más segura cuando se mantienen medidas de mitigación tanto en las escuelas como en la comunidad. 

Los CDC recomiendan el uso de mascarillas y seguir otras directrices como el distanciamiento social, lavarse las manos y limpiar y desinfectar con frecuencia superficies que se tocan en escuelas y autobuses. PolitiFact de Missouri profundizó en esto y determinó que el argumento de que los colegios que usan estas estrategias “siguen estando entre los lugares más seguros para nuestros estudiantes” necesita contexto.

Jordan Dunn, secretario de prensa de Mike Gallagher, citó esta investigación y los comentarios de Fauci para defender el comentario del congresista. 

Estudiantes de la escuela primaria Henrietta Szold en la ciudad de Nueva York, en su regreso a clases el 7 de diciembre de 2020. Las escuelas habían cerrado en noviembre, por el aumento de casos de COVID-19. Mark Lennihan/AP

“Eso no quiere decir que no haya contagios en los colegios y que las escuelas deben reabrir sin ninguna medida de seguridad lógica”, dijo Dunn en un email. “Pero los datos que han sido recogidos indican, como sostiene el representante Gallagher, que el aprendizaje en persona no está provocando el disparo de casos y que las escuelas no son grandes transmisores” del coronavirus. 

[Este dato engañoso está siendo usado para minimizar el daño del COVID-19 en los niños]

Nuestro veredicto

Gallagher dijo: “Nuevos datos muestran que el aprendizaje en persona no está provocando un alza en los casos”.

De hecho, las investigaciones de varias fuentes en octubre y noviembre muestran que la enseñanza en persona no se ha ligado a un aumento de casos en las zonas donde se realizaron los estudios. 

Líderes clave, incluyendo el Dr. Anthony Fauci, han reconocido que la enseñanza en aulas causó menos casos que los esperados, lo que ha hecho que él mismo apoye una transición del aprendizaje virtual al presencial.  

Por lo tanto, calificamos este argumento como Verdadero. 

Este artículo fue traducido por Andrea López-Cruzado gracias al convenio FactChat, coordinado por la International Fact-Checking Network (IFCN) con el apoyo de WhatsApp. El objetivo del proyecto es llevar mejor información en español. Este y otros chequeos los puedes recibir directo por WhatsApp al hacer click aquí o al registrar el número +1 727-477-2212 y escribir "Hola" en el primer mensaje. Te esperamos.

#Chatbot